Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Renzi llegaba con 10 minutos de adelanto y conduciendo su propio coche. Después, tras esa puerta, hora y media de encuentro con Napolitano, del que no hay imágenes. Dos estilos, dos generaciones distintas, y distantes, 50 años. Uno, será el primer Ministro más joven de Italia, el otro, fue el más anciano presidente de la República elegido. La impaciencia, casi frenética, frente a una solemnidad que roza la parsimonia.

El líder del Partido Demócratico (PD), Matteo Renzi, ha aceptado "con reservas" el encargo del jefe de Estado, Giorgio Napolitano, de formar un Gobierno en Italia, según ha informado la presidencia de la República.

Esto significa que Renzi se tomará un tiempo para hacer sus consultas con las otras fuerzas políticas que entrarán en la coalición y posteriormente acudirá de nuevo ante el presidente de la República para dar su respuesta definitiva.

Renzi ha acudido en la mañana del lunes al palacio del Quirinal, sede de la presidencia italiana, donde fue convocado por Napolitano tras la dimisión de Enrico Letta, compañero de partido pero al que el PD retiró su confianza la pasada semana.

Renzi, de 39 años, ha llegado solo al volante de un coche a las 10:20 de la mañana, hora local, diez minutos antes de lo previsto, y ha aparecido en una comparecencia sin preguntas pasadas las 12:00 horas. Según ha informado en Twitter el corresponsal de RNE en Roma, Iñaki Díez, el encuentro ha sido inusualmente largo.

En su comparecencia, Renzi ha asegurado que el nuevo Ejecutivo "acabará en el horizonte previsto por la Constitución" (2018). Su intención es que cuanto antes se lleven a cabo las reformas constitucional y electoral, y en meses posteriores la de la administración publica y la hacienda.

"Tenemos intención de trabajar en forma muy seria en todos los términos", ha advertido el líder del PD. "Todos los italianos que están viendo esta crisis de gobierno les diré que vamos a poner todo el valor, empeño y entusiasmo de que somos capaces", ha asegurado.

El primer ministro de Italia, Enrico Letta, ha presentado este mediodía, como había anunciado, su dimisión al Jefe del Estado, Giorgio Napolitano, después de que su formación, el Partido Demócrata (PD), le diese la espalda y exigiera un nuevo Ejecutivo para sacar al país del inmovilismo.

Poco conocido hace acaso un año en la alta escena política de Italia, Matteo Renzi ha forzado la dimisión del primer ministro, Enrico Letta, su compañero de partido. Considerado por muchos como ambicioso, mediático y carismático, el alcalde de Florencia se presenta como el próximo jefe del Ejecutivo.

Analizamos la crisis política de Italia con el corresponsal de RNE en Roma, Iñaqui Díez, y con el periodista de Il Sole 24 Ore, Luca Veronese. Este último reconoce que Mario Renzi ha llegado al poder renegando de gran parte de sus declaraciones anteriores, pero puede contar con mucho consenso en el país, el partido está con él y con la fuerza para poder hacer cosas (14/02/14).

IÑAKI DÍEZ (Corresponsal de RNE en Roma).- El presidente del Gobierno italiano, Enrico Letta, presentará hoy 14 de febrero su dimisión al Jefe del Estado, Giorgio Napolitano, después que su propia formación, el Partido Demócrata (PD), pidiese un cambio en el Ejecutivo.

Mientras Letta concluye sus últimas actividades como primer ministro antes de acudir al Quirinale, sede de la presidencia de la República, el líder del PD, Matteo Renzi, prepara ya el programa y la lista de ministros que presentará a Napolitano para tomar el relevo de su compañero de partido.

El primer ministro de Italia, Enrico Letta, se enfrenta a la presión del secretario general de su propio partido, Matteo Renzi, que podría desembocar en un cambio de Gobierno. Letta se plantea una remodelación del Ejecutivo, sordo a la hipótesis de ser relevado por Renzi. Por otra parte, Renzi ha pactado con Berlusconi la nueva ley electoral, ahora en trámite. La alianza con el líder de Forza Italia, expulsado del Senado y condenado en firme, ha sorprendido a más de uno.

En Italia, Pier Luigi Bersani seá el candidato del centro izquierda en las elecciones de primavera. Ha sido el triunfador en la segunda vuelta de las elecciiones primarias.

Casi 25 años le separa de su rival, Matteo Renzi, alcalde de Florencia. Bersani, de 61 años, tiene serias posibilidades de triunfo en las próximas generales, según los sondeos. Es secretario general del Partido Demócrata, exministro en varios gobiernos y antiguo miembro del Partido Comunista.