Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La NASA está inmersa en un nuevo proyecto para que una misión tripulada vuelva a pisar la Luna. Es parte de un plan con un objetivo mucho más ambicioso: conquistar Marte. En ese equipo está un español. Se llama Toni Carro. Es el representante de la Agencia Espacial Estadounidense en nuestro país.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, se comprometió hoy a iniciar una "nueva era de exploración" y a restablecer el dominio y liderazgo de su país en el espacio, en una declaración con motivo del 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna. Trump manifestó que su gobierno ha "dado instrucciones a la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) para que envíe al próximo hombre y la primera mujer a la Luna y dé el siguiente salto gigante: enviar estadounidenses a Marte". 20/07/19

   

Pedro Duque, primer astronauta español y actual ministro de Ciencia e Innovación en funciones, ha asegurado en Radio 5 que aún es necesario seguir probando los sistemas espaciales en la Luna antes de explorar otros planetas como Marte. Duque ha insistido en que el conocimiento del espacio es y ha sido fundamental para el desarrollo tecnológico, que es el motor de muchas de las necesidades del mundo actual y ha subrayado que le gustaría que Europa apostara más por la 'carrera' espacial. "Me gustaría ver a los países europeos colocándose al nivel que está Estados Unidos porque podemos hacerlo. Tenemos que creérnoslo", aunque ha reconocido que para eso hace falta más inversión.

Duque ha reflexionado, además, sobre el porcentaje de mujeres astronautas, un 25% en la actualidad, que irá incrementándose "conforme vaya subiendo el número de niñas que vayan cursando las carreras de ingeniería y vayan ocupando puestos más destacados en las áreas técnicas y científicas".

Ya se puede experimentar cómo es la vida en Marte y no hay que ir muy lejos. A Cantabria. La Agencia Española Astroland recrea las condiciones de vida en una cueva de Arredondo. Se trata de un proyecto en el que colaboran varias universidades de nuestro país y que se plantean ofrecer a la NASA y la Agencia Espacial Europea. Íñigo Muñoz es colaborador de Astroland y formador de astronautas de la Agencia Espacial Europea.

El grupo de investigación en Micro y Nanotecnologías de la Universidad Politécnica de Cataluña BarcelonaTech (UPC) ha participado en el diseño, fabricación y calibración del sensor de viento del instrumento MEDA, que viajará a Marte en la misión de la NASA ‘Mars2020’. Este instrumento servirá para medir la dirección y la velocidad del viento, la humedad relativa, la presión o las propiedades del polvo en suspensión del planeta rojo.

Es la tercera vez que tecnología fabricada en la UPC viajará a Marte. En esta ocasión se han creado 60 chips de silicio que son el núcleo del sensor y que ya se han entregado al Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

Desde 2004, un robot explorador llamado Opportunity recorría la superficie de Marte. En 15 años de vida, "OPPY" como cariñosamente le llamaban sus creadores ha cartografiado y ha tomado imágenes Del planeta rojo. También ha encontrado en su superficie evidencias de que hubo agua o materiales como yeso, calcio o arcilla. Este verano se le perdió la pista tras una enorme tormenta de polvo y, este miércoles, la NASA ha dado por finalizada su misión al intentar contactar con él en 800 ocasiones.

La sonda espacial InSight se prepara para afrontar "siete minutos de terror" justo antes de aterrizar en Marte, "una de las partes más intensas de mi misión", asegura el módulo en Twitter, donde lleva meses contando en primera persona las vicisitudes de su largo viaje.
Los "siete minutos de terror" son los más delicados de la misión, cuando atraviese la atmósfera a casi 20.000 kilómetros por hora y en ese tiempo tenga que reducir su velocidad a solo cinco kilómetros para poder posarse con seguridad en la superficie marciana.

Enviar el hombre a la Luna fue una de las primeras metas de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de EE.UU. al iniciar sus operaciones un lejano 1 de octubre de 1958, hace 60 años, un periodo en el que la agencia ha ampliado los horizontes de sus misiones tripuladas hasta Marte.
En este tiempo, la NASA ha logrado completar con éxito numerosas misiones espaciales, aunque en la retina de la humanidad siempre estará presente la misión Apolo 11, que puso al primer ser humano en la Luna en 1969.

El anuncio de que Marte esconde bajo su superficie un gran lago de agua líquida y salada ha avivado el debate sobre la posibilidad de que exista alguna forma de vida en el planeta rojo. Falta mucho trabajo para confirmarlo, pero el descubrimiento de la Agencia Espacial Europea da muchas esperanzas a los científicos y da juego, una vez más, a la imaginación.

Datos del radar recopilados por el Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA) apuntan a un estanque de agua líquida enterrado bajo capas de hielo y polvo en la región polar sur de Marte, de acuerdo con la investigación realizada por científicos italianos. La investigación del radar muestra que la región del polo sur de Marte está compuesto de muchas capas de hielo y polvo a una profundidad de aproximadamente 1,5 kilómetros en el área de 200 kilómetros de ancho analizada en este estudio. En el agua podría existir alguna forma de vida microbiana, al igual que ocurre en el lago Vostok de la Antártida.

Un instrumento desarrollado por científicos de la Universidad de Valladolid y el INTA viajará hasta Marte para estudiar su subsuelo. Lo hará en el marco de la misión espacial ExoMars de la ESA.

El catedrático e investigador de la Universidad de Valladolid y del Centro de Astrobiología Fernando Rull, concibió una tecnología para analizar el Beato de Valcavado. Su desarrollo ha abierto las puertas a la participación de España en el estudio de la superficie marciana con el uso, por primera vez en el espacio, de un espectrómetro láser Raman.

Rull lidera también el equipo que calibra el instrumento SuperCam para la misión Mars 2020 de la NASA. Es un reportaje de Ángeles Prada.