arriba Ir arriba

El módulo 'Schiaparelli' falló en los últimos segundos del aterrizaje y no emite señales. Los máximos responsables de la ESA han confiado en poder encontrar pronto una respuesta. Las primeras hipótesis barajan problemas en el sistema de frenado o en la eyección del paracaídas. La función del módulo era probar nuevas tecnologías europeas para descenso y aterrizaje, sobre todo el control de la orientación y velocidad en el contacto con la superficie, imprescindibles para el envío en un futuro de una misión tripulada. A pesar del fracaso, en la ESA se mantienen optimistas.