arriba Ir arriba

Elon Musk, propietario de Tesla y Space X, parece tener prisa. Ha conseguido poner a punto con éxito el Falcon 9, un cohete que aterriza en vertical y puede reutilizarse para abaratar costes y con él ha mandado suministros a la Estación Espacial Internacional. Anoche anunciaba por Twitter que enviará a dos turistas alrededor de la Luna a finales de 2018. No dará a conocer los nombres hasta que hayan superado las pruebas físicas y médicas, pero dice que ya han pagado una suma significativa que ayudará a financiar la misión.

La Luna es la protagonista indiscutible del firmamento esta noche. Coincide que está en fase de Luna Llena y además en su perigeo, es decir en su punto más cercano a la Tierra. Como consecuencia podremos ver lo que se ha denominado popularmente como una superluna, más grande y más brillante de lo normal. Hacía 68 años que no la podíamos contemplar tan de cerca.

Este lunes a las 14.50 horas, aunque todavía será de día aquí en España, se podrá ver la luna llena más cercana a la Tierra y, por tanto, más grande de los últimos 70 años. Se podrá observar en todo su esplendor a partir de las seis de la tarde en cuanto caiga el sol. Desde 1948 no se veía a nuestro satélite tan grande y tan brillante. Una de las razones hay que buscarla en la mínima distancia que ha separado esta noche a nuestro planeta de la Luna, el llamado "perigeo". Para ver una instantánea similar habrá que esperar hasta 2034. Y hasta 2052 para contemplar la "mayor superluna del siglo XXI".

Por primera vez se ha autorizado a una empresa privada a viajar a la Luna. Estados Unidos ha otorgado este permiso a una compañía de Florida. La empresa quiere desarrollar una nave espacial de bajo coste para explorar desde 2017 los recursos de la Luna, a la que hasta ahora sólo han volado misiones gubernamentales. La compañía también prevé abrir un nuevo sector industrial, la minería lunar, al extraer platino o helio-3.