arriba

Los colegios electorales cierran sus puertas, las urnas se abren y los sondeos de los medios griegos lanzan un diagnóstico común: el fin del bipartidismo, el castigo a los partidos tradicionales y la mayor dispersión del voto en casi 40 años.

El partido conservador Nueva Democracia de Samaras habría sido el más votado, según los sondeos. Conseguiría entre el 17 y el 24 por ciento de los votos.

Una de las sorpresas de la jornada es que la Coalición de la Izquierda Radical, Syriza, sería el segundo partido más votado. Y relega al tercer puesto al partido socialista, el PASOK, que conseguiría un pésimo resultado, con entre el 14 y el 17% de los votos.

Entraría también en el parlamento, según las encuestas, y este es otro de los titulares de la jornada, el partido neo-nazi.

Grecia celebra también mañana unas elecciones legislativas cruciales para el futuro del país y su relación con la Unión Europea. Las encuestas predicen un voto de castigo a los grandes partidos por parte de una población empobrecida que rechaza más planes de ajuste.

Los sindicatos griegos aseguran que con las condiciones impuestas, la troika -el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el FMI- está chantajeando al país. Con la presión de la huelga general y de que el tiempo corre en su contra, el gobierno de Lukas Papadimos tiene que decidir hoy mismo si las acepta, o no.

El viernes nos íbamos de fin de semana con la esperanza de que los cambios en los gobiernos de Grecia e Italia calmaran la tensión en los mercados y ya ven....No hay tregua . Nos vamos a Italia, donde el llamado a ser nuevo primer ministro Mario Monti ha pedido tiempo a los mercados.... mientras intenta formar gobierno bajo la vigilancia y las reticencias de Berlusconi y sus socios.

Y en Grecia, el nuevo primer ministro Lukás Papadimos ha comparecido por primera vez en el Parlamento para defender el plan de recortes que Bruselas le exige para cobrar el segundo rescate e incluso para liberar el último paquete de ayudas del primero. Papadimos ha dicho que la tarea principal de su gobierno es hacer los ajustes presupuestarios y las privatizaciones que le han pedido porque la pertenencia de Grecia al euro está en juego. Si cumplimos -ha dicho el primer ministro griego- podemos mirar al futuro con confianza. De todas maneras ha pedido tiempo, más tiempo para hacer las reformas.

El nuevo primer ministro griego, Lukás Papadimos, ha anunciado en su primera intervención en el cargo que el objetivo será reducir el déficit público al 9% en 2011. "La permanencia de Grecia en el euro es la única opción", ha asegurado Papadimos. El líder del principal partido en la oposición Nueva Democracia, Antonis Samarás, ha anunciado que apoyará al nuevo Gobierno en el plan para acceder al rescate financiero, pero en "nada más" en referencia al compromiso escrito exigido por la Unión Europea para asegurarse de que el nuevo Ejecutivo aplicará los nuevos ajustes que sean necesarios.

Es muy delicada la situación de Grecia que se enfrenta a una semana decisiva. Esta tarde el nuevo primer ministro, Lukás Papadimos, presenta su plan de Gobierno. Y a lo largo de la semana los inspectores de la troika (Unión Europea, FMI y Banco Central Europeo) llegan a Atenas para evaluar si desbloquean el sexto tramo de ayudas. Mientras, los sindicatos anuncian más huelgas.

Lukás Papadimos, exvicepresidente del Banco Central Europeo, ha jurado el cargo como primer ministro de Grecia en el Gobierno de coalición nacional formado mayoritariamente por miembros del Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), con dos ministerios para el conservador Nueva Democracia y uno para el partido LAOS, de extrema derecha, que vuelve al Gobierno por primera vez desde 1974. El nuevo gabinete, integrado por 17 ministros, tendrá que aprobar las reformas comprometidas con la Unión Europea, para su rescate económico y llevar a Grecia hasta las elecciones anticipadas que se han anunciado para el próximo 19 de febrero.

El primer ministro griego designado, LuKás Papadimos, y los nuevos ministros, entre ellos posiblemente Evangelos Venizelos al frente de Finanzas, jurarán sus cargos a las 12.00 GMT (13 horas en España) para iniciar cuanto antes su misión de aplicar el acuerdo de rescate financiero a Grecia.

Aunque aún no se ha anunciado oficialmente la composición de este Ejecutivo de coalición, varios medios griegos aseguran que los dos grandes partidos, el Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok) y el conservador Nueva Democracia estarán representados y que Evangelos Venizelos seguirá siendo ministro de Finanzas.