arriba Ir arriba

El escritor asegurta que no tiene mucha fe en la Lotería, basado en su propia experiencia, porque siempre ha perdido más de lo que ha ganado. "Solo me tocó algo en alguna pedrea y me compré un walkman". Lorenzo Silva también ha asegurado que si alguna vez le tocara un premio significativo lo que haría sería atender a los suyos. "Tengo cuatro hijos y tienen que salir adelante en un mundo muy difícil para los jóvenes". 

Carmen Posadas dice ser un caso muy atípico por no comprar nunca Lotería de Navidad. "Por suerte de vez en cuando me regalan, y si estáis pensando regalarme un número que acabe en 13, por favor. Yo nací un viernes 13 y me trae mucha suerte", afirma la escritora, que dice que si le tocase el Gordo lo primero que haría sería un "viaje fantástico" con sus hijas y sus nietos "a un sitio muy muy lejano, Costa Rica o Australia, quién sabe".

La mayoría de las personas que juegan a la Lotería de Navidad comparte al menos un décimo con algún familiar o amigo. Muchos lo hacen mandando simplemente la foto del número por whatsapp pero hay que tomar precauciones. Entre ellas, que quede constancia por escrito de que el décimo se jugaba entre varias personas, hacer siempre una fotocopia del anverso y del reverso y que firmen el depositario y el depositante para evitar problemas. Por whatsapp o e-mail, los abogados insisten en que también hay que enviar el nombre y DNI de las personas que lo comparten y la cantidad que juega cada uno, no vale sólo con mandar la foto del décimo. Además hay que avisar a Hacienda de que se juega entre varias personas, si lo cobrara sólo una y luego lo repartiera tributaría como una donación.

Las asociaciones de consumidores piden tomar precauciones a la hora de compartir un décimo de la Lotería de Navidad aunque se tenga mucha confianza con la persona con quien se comparte. Lo legal es hacer una fotocopia del anverso y el reverso y que esté firmada por el depositante y el depositario. También se puede hacer por whatsapp o correo electrónico pero en ese caso debe aparecer el nombre y el DNI del depositante y de las personas que lo comparten con las cantidades. No vale con mandar solo una foto del décimo. También hay que dejar muy claro a Hacienda que son varias las personas premiadas. Si solo cobra el dinero uno y luego lo reparte tributaría como donación.

El Mercado de Vallehermoso en Madrid ha sido el escenario elegido para rodar el anuncio de la Lotería de Navidad. Un vídeo muy visto y muy comentado que perdura en la memoria del público. La gente todavía se acuerda de la extraterrestre del año pasado, de la historia de Carmina, del bar de Antonio o de la historia de animación del vigilante Justino, pero el personaje más recordado es el Calvo de la Lotería, un icono que ha conseguido que borremos de la memoria los anuncios que le precedieron.