arriba Ir arriba

El gabinete de seguridad de Israel ha aceptado la propuesta de alto el fuego lanzada este lunes por Egipto aunque, de momento, Hamás lo ha rechazado por considerarlo una iniciativa "de arrollidamiento y sumisión". La propuesta, presentada por el Gobierno de El Cairo, implicaría que se pusiera en marcha a las 08.00 de este martes (hora peninsular española).

El exsecretario general de la ONU, Kofi Annan, será el nuevo enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe para Siria. Este viernes representantes de 70 países están reunidos en Túnez para intentar acabar con el baño de sangre y facilitar una transición democrática. En la reunión, liderada por Estados Unidos, no están ni Rusia ni China, los dos países que vetaron una resolución de Consejo de Seguridad sobre Siria.

Los países de la UE han adoptado este lunes nuevas sanciones contra Siria, concretamente contra 22 miembros de su aparato de seguridad y ocho organizaciones, por la continuación de la represión violenta de las protestas.

Se trata de la décimo primera lista de sanciones contra personalidades o entidades del régimen del presidente Bachar al Asad, y que incluye congelación de activos financieros y la prohibición de viajar a Europa.

A su llegada a la cumbre de Asuntos Exteriores en Bruselas, el ministro español, José Manuel García-Margallo, ha dicho que el presidente sirio debe dejar el poder y permitir una transición política, en apoyo de la petición formulada a Siria por la Liga Árabe.

García-Margallo ha pedido a Asad que empiece "las negociaciones de la forma más rápida posible para una salida, un cambio de régimen, en dos meses".

Los países árabes instaron ayer a Al Asad a traspasar el poder el vicepresidente del país y a formar un gobierno de unidad nacional en el plazo de dos meses, para convocar elecciones presidenciales, una idea que este lunes ha sido rechazada por el régimen.

Según la fuente citada por Efe, Siria considera la resolución adoptada el domingo como "una violación de su soberanía nacional, una interferencia flagrante en sus asuntos internos y una infracción descarada de los estatutos de la Liga Árabe

El gobierno sirio ha acusado hoy a Catar de presionar a la Liga Árabe para perjudicar al régimen de Bachar el Assad. Los países de la Liga habían pedido extender y ampliar la misión de sus observadores sobre el terreno. El equipo de TVE desplazado a Siria ha comprobado cómo se ha recibido la noticia en la capital, Damasco.