Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha asegurado este jueves que el Gobierno de Mariano Rajoy no aceptará que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, intente un "golpe de Estado" en España con la llamada Ley de Desconexión.

En una entrevista en Los Desayunos de TVE, Casado ha invitado a Puigdemont a leerse la Constitución y a conocer la legislación en vigor y le ha recordado que "estamos obligados a que se cumpla la unidad teritorial y la soberanía nacional".

Por otro lado también se ha referido al recién reelegido líder socialista, y ha explicado al respecto que su partido buscará una "buena interlocución" con el PSOE de Pedro Sánchez, y ha asegurado que en el PP esperan poder contar con este partido para los "asuntos de estado importantes" y que construya el espacio del "centro izquierda" y moderado que "se necesita cubrir".

La presidenta andaluza se ha reunido con los diputados de su grupo que la han recibido con un largo aplauso. Díaz les ha dicho que hay que dejar el debate interno y fortalecer el gobierno. García Page ha hablado por primera vez tres días después de las primarias. Reconoce que para él el resultado fue adverso y deja en el aire su futuro.

Pedro Sánchez ha designado al diputado valenciano José Luis Ábalos portavoz interino del grupo parlamentario socialista para sustituir a Antonio Hernando, que dimitió tras conocerse el resultado de las primarias. Sánchez no va a incluir a ningún barón en su Ejecutiva. Quiere que la nueva dirección socialista sea además paritaria, intergeneracional e integradora.

"Ahora lo que hay que hacer es apoyar a Pedro, estar a su lado, arrimar el hombro, y es lo que vamos a hacer los socialistas andaluces, ayudarlo para que cuanto antes seamos la alternativa de Gobierno que este país necesita", ha dicho la presidenta de Andalucía, Susana Diaz, tras ser arrollada por Pedro Sánchez en las elecciones primarias del PSOE.

Su victoria en las primarias, por más del cincuenta por ciento de los votos de los militantes, supone el regreso a la secretaría general, ocho meses después de su dimisión. Su mensaje es de unidad. Se abre ahora una nueva etapa en la que, sin duda, habrá cambios. Pedro Sánchez se dispone, en primer lugar, a recomponer las relaciones con los barones que no le apoyaron. Y a cambiar el rumbo de la oposición socialista.

  • La militancia le ha dado una clara victoria derrotando a Susana Díaz
  • El equipo de Sánchez dice que no habrá "guerras" en los congresos regionales
  • El nuevo líder empezará a llamar a los 'barones' este mismo lunes
  • López se mostró más conciliador que Díaz, que no nombró al ganador
  • Sánchez anunció en campaña su primera medida: pedir la dimisión de Rajoy

Pedro Sánchez será proclamado secretario general del PSOE en el Congreso Federal del próximo 16 de junio. Hasta ese día y entre el 24 y el 28 de mayo el PSOE eligirá a los delegados que tienen que participar en ese Congreso Federal.

Pero antes de ser ratificado, el reelegido líder del PSOE afronta varias citas clave. El miércoles 24 de mayo, la Comisión Federal de Ética y Garantías hará oficiales los resultados definitivos de las primarias.

Ese mismo día y hasta el 28 de mayo, se celebrarán los conocidos 'congresillos' provinciales y autonómicos, en los que la militancia elige a través de voto secreto e individual a los cerca de 1.000 delegados que representarán a las federaciones territoriales en el Congreso Federal.

Durante esos cinco días también se presentarán las enmiendas que se van a debatir en el cónclave. Necesitan un 20% del apoyo para que lleguen al congreso socialista.

Entre los días 16 y 18 de junio, se celebrará el 39º Congreso Federal. Allí se elegirá a la nueva Ejecutiva del partido y se marcará la línea ideológica. En ese momento la gestora que dirige en funciones Javier Fernández dejará de tener poder, para darle paso a Pedro Sánchez...

Después, habrá hasta 60 días para que las distintas federaciones eligan a sus respectivos secretarios generales.