Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El candidato a la Presidencia del PP, Pablo Casado, cuenta ya con el apoyo público de la hasta ahora secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ha subrayado que puede ser "una magnífica opción" para conseguir un partido "fuerte y unido" y que esté preparado para luchar por España y los españoles.

Así lo ha dicho ante la prensa antes de asistir a un desayuno informativo de Nueva Economía Forum con el propio Casado, en Madrid. Ha manifestado, además, que su presencia en el foro se debe a que el PP tiene que ofrecer a sus militantes y votantes un proyecto "ilusionante y de futuro".

Casado ha agradecido el importante apoyo a Cospedal, de quien ha dicho "es mi jefa, mi amiga y una referencia indiscutible", y se ha congratulado también de tener el respaldo de "todos" los aspirantes que cayeron en la primera vuelta- José Manuel García Margallo, José Ramón García Hernández y Elio Cabanes-. En su opinión, es el "exponente máximo de que la integración es posible".

El director de campaña de la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría, José Luis Ayllón, se ha mostrado convencido de que la exvicepresidenta del Gobierno será la próxima líder del PP porque los militantes preferirán la "experiencia" frente a quien "aún no ha demostrado absolutamente nada", en referencia a su rival en las primarias, Pablo Casado.

Así lo ha dicho en 'Los Desayunos de TVE', donde ha afirmado que su candidatura lleva una "importante distancia" a la del exvicesecretario de Comunicación del PP, al que Ayllón le hubiera gustado ver "haciendo una oposición tan dura a la izquierda como la que le está haciendo a su propio partido".

Los dos candidatos a la Presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, coincidieron la noche del martes en una cena del Grupo Parlamentario 'popular' en plena batalla para liderar el partido. Se saludaron, se besaron, pero no mantuvieron un encuentro formal ni hablaron de la posibilidad de candidatura de unidad- propuesta de Santamaría que rechaza tajantemente Casado.

El candidato cifra en más de 2.000 los compromisarios que ya tiene para ganar el XIX Congreso Extraordinario y la candidata recuerda que ella ha sido la más votada en la primera vuelta.

El presidente madrileño, Ángel Garrido, ha negado que su postura neutral ante los dos candidatos a presidir el PP -Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado- se deba a que alguno de ellos le haya prometido ser cabeza de lista a las autonómicas de 2019. "Ni me lo han prometido, ni dejaría que lo hicieran".

Así lo ha dicho en una entrevista en La Noche en 24 horas, donde ha recalcado que una vez que la candidata por la que él había apostado, María Dolores de Cospedal, quedó fuera de la carrera de las primarias, ahora él quiere escuchar a ambos candidatos para conocer sus propuestas antes de decantarse por uno u otro. Y ha negado que Sáenz de Santamaría o Casado le hayan pedido que sea neutral a cambio de colocarle como candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid el próximo año, algo que ha asegurado que no permitiría.
 

Los candidatos a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, siguen discrepando en sus intenciones respecto a la segunda vuelta del proceso electoral que ambos afronta. Mientras la exvicepresidenta reivindica, a la luz de los resultados de la primera vuelta, que los afiliados han dicho que quieren "unidad". "Vamos a salir unidos, pero primero los representantes de los afiliados tienen que elegir quién va a ser presidente", ha dicho Casado.