arriba Ir arriba

Guinea, Liberia y Sierra Leona han superado su primera semana sin ébola. Los tres países de África Occidental más afectados por la epidemia, que se ha llevado por delante la vida de más de 11.000 personas desde marzo de 2014, han superado por fin el peor brote que ha sufrido el mundo. Luis Encinas, responsable en Ébola de Médicos Sin Fronteras, nos confirma si se ha vencido el virus.

La epidemia de virus del Ébola declarada en África Occidental cumple un año, en el que 10.194 personas han muerto y más del doble han resultado infectadas.

Según el último informe de situación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fechado el 19 de marzo, 4.264 personas han perdido la vida en Liberia, mientras Sierra Leona es el segundo país más afectado con 3.691 muertes y en Guinea se han registrado 2.224 fallecimientos. Las cifras, sin embargo, no están actualizadas y pueden ser sensiblemente más altas.

En este tiempo, la enfermedad ha salido también de África y ha llegado a Europa y Estados Unidos, bien por infectados que han sido repatriados o por casos aislados de contagio, como el de la enfermera española Teresa Romero.

Coincidiendo con el aniversario, varias ONG han recordado que sus avisos al comienzo del brote no fueron escuchados.

En el continente africano, el brote de ébola ha matado ya a más de 4.000 personas. En Liberia, el país más afectado, se enfrentan a una posible huelga de enfermeros, y la Organización Mundial de la Salud advierte de que allí y en Sierra Leona está muriendo más gente por enfermedades comunes, tratables, que por ébola, porque las clínicas normales han cerrado o están saturadas por la epidemia y no hay nadie que los cure.

Allí montarán un hospital para atender a profesionales sanitarios con ébola. Serán los primeros médicos que envíe un gobierno europeo desde que empezó la crisis.  Según el Banco Mundial, el impacto de la epidemia en África podría superar los 25.000 millones de euros. En Londres, con su primer ministro a la cabeza, evalúan los riesgos que presenta el virus para el Reino Unido.

El jefe de la misión creada por la ONU para combatir la epidemia de ébola, el norteamericano Anthony Banbury, presenta en Accra (Ghana) su primer plan contra la enfermedad. Mientras, en Liberia, las autoridades temen que la epidemia en este país africano resulte ser mucho más grave de lo que se creía hasta ahora. Ana Lemos, portavoz de Médicos Sin Fronteras en Liberia, nos atiende desde Monrovia.

En el área de pacientes confirmados de Ébola del centro de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Foya, Liberia, aproximadamente dos de cada tres pacientes no sobreviven al virus. Sin embargo, en una crisis tan dura hay lugar también para historias extraordinarias como la de Mamadee, un niño de 11 años que ha mostrado una actitud excepcional ante la enfermedad y un historial médico sobresaliente.