arriba Ir arriba

El primer ministro libanés, Saad Hariri, aseguró el domingo en su primera entrevista tras haber dimitido el pasado fin de semana, desde Arabia Saudí, que su decisión responde al interés del Líbano, donde prometió que regresará "muy pronto". En una entrevista con la televisión libanesa Al Mustaqbal (Futuro), Hariri admitió que presentar su dimisión desde otro país "no es la manera usual" de hacerlo, pero se justificó asegurando que está "tomando medidas de seguridad" para protegerse, al mismo tiempo que busca alertar a los libaneses de que "están en peligro".

La líder del Frente Nacional, de visita en el país asiático, ha rechazado el pañuelo que le han ofrecido antes de entrar en la mezquita para entrevistarse con la máxima autoridad musulmana de Líbano. Le Pen ha argumentado que en El Cairo no tuvo que llevar velo ante la más alta autoridad suní del mundo, por lo que no veía por qué tenía que ponérselo.

La situación del millón de refugiados en el Líbano ha empeorado en los últimos meses, y la mayoría viven en la indigencia. Por eso muchos se arriesgan a cruzar hacia Europa. Ese es uno de los motivos por los que ha aumentado la presencia de emigrantes en Europa este año. La ONU calcula que en los próximos meses unas 3.000 personas atravesarán diariamente Macedonia.