Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

En su último turno de palabra, al que tiene derecho el acusado, Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño Gabriel, ha aprovechado para pedir una vez más perdón a los padres y demás familiares de Gabriel, así como a su propia familia por lo que hizo al pequeño. "Quiero pedir perdón a los familiares de Gabriel, a sus padres, y a todas las personas a las que haya podido hacer daño con mi acción. Quiero pedir perdón a mi hija y a mi familia, y a todo el que se haya podido sentir mal por lo que hice", ha dicho entre sollozos.

Julio Fernández García, profesor de Derecho de la Universidad de Salamanca ha explicado en 14 horas  "que se trata de una medida no demasiado común, aunque se ajusta a la legalidad". Este tipo de medidas, según Fernández, "se aplican para penados que necesiten un programa especializado de tratamiento que no se imparte en el centro penitenciario. Extraña un poco y quizá atente contra el principio de igualdad que debe presidir toda actuación"

La fiscal Elena Fernández ha mantenido este martes su petición de pena de prisión permanente revisable para Ana Julia Quezada, la única acusada del crimen del pequeño Gabriel de ocho años, por un delito de asesinato con alevosía, aunque ha descartado que "hubiera circunstancia de ensañamiento".

Ana Julia Quezada ha admitido que acabó con la vida del pequeño Gabriel, pero que no recuerda haberle empujado y que todo sucedió muy rápido. En esta segunda jornada del juicio, la acusada no contestará a las preguntas de la acusación particular. Esta tarde,a puerta cerrada, declararan los padres del niño.
 

La sentencia del procés que decidirá el futuro de los doce líderes independentistas que se sentaron en el banquillo marcará la pauta para otro juicio por rebelión, el que espera en enero, al mayor de los mossos Josep Lluis Trapero y sus jefes políticos. Pero son otros los casos de envergadura a los quedeberá hacer frente el poder judicial, entre los que se encuentra el caso de los ERE en Andalucía.