arriba Ir arriba

El papa Francisco ha lamentado el fallecimiento de Fidel Castro y ha trasladado el péseme a toda su familia en un telegrama dirigido a su hermano Raúl. Con su mediación, el pontífice contribuyó al deshielo entre Cuba y Estados Unidos.

La relación entre Cuba y el Vaticano fue unas veces más frágil y otras más activa, pero siempre discreta hasta que en 1996, durante una cumbre en la FAO en Roma, Fidel Castro visita por primera vez a un papa, Juan Pablo II, en el Vaticano y le invita a viajar a Cuba.

Con palabras en latín, según el rito de la Iglesia Católica, el papa Francisco ha proclamado santos a Juan Pablo II y a Juan XXIII. La ceremonia de canonización se ha celebrado en la Plaza de San Pedro ante cerca de 800.000 personas, según el Vaticano. 24 jefes de Estado, entre ellos el rey Juan Carlos, y unas cien delegaciones oficiales han asistido a este homenaje inédito a dos de los papas más carismáticos de los siglos XX y XXI.

El papa Francisco ha proclamado este domingo la santidad de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II y ha pedido, en una multitudinaria ceremonia en la Plaza de San Pedro, que ambos pontífices sean inscritos en los libros de los santos de la Iglesia. Lo ha hecho en latín, al comienzo del acto en el que la Iglesia Católica eleva a los altares a los dos papas, en una ceremonia que concelebra con el papa emérito Benedicto XVI.

  • El papa Francisco los canonizará ante cientos de miles de personas
  • La misa comenzará a las 10:00 horas y el acceso a la plaza será libre
  • Juan Pablo II fue beatificado el 1 de mayo de 2011, 6 años tras su muerte
  • Juan XXIII fue beatificado por Juan Pablo II en el año 2000, durante el Jubileo
  • Sigue en directo la ceremonia desde las 10.00 h. en RTVE.es y La 2 de TVE

Este domingo millones de personas en el mundo contemplarán una ceremonia universal. La canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II congrega en Roma a centenares de miles de fieles, cardenales, obispos, Jefes de Estado y autoridades que asistirán a un acontecimiento global que llega a dos mil millones de hogares, gracias a la que, aseguran, será la mayor cobertura mediática de la historia del Vaticano. Un acto que, en la mañana del domingo 27 de abril, será conducido por el Papa Francisco y contará probablemente también con la presencia del Papa emérito Benedicto XVI. Juan XXIII y Juan Pablo II, dos Papas muy distintos, pero los dos decisivos en la historia del mundo del último medio siglo, van a ser elevados a los altares.