Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los ministros de Exteriores de España, Josep Borrell, y de Francia, Jean-Yves Le Drian, condenaron este lunes la decisión del Gobierno de Nicolás Maduro de expulsar de Venezuela a un grupo de eurodiputados que pretendía reunirse con el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien es reconocido por medio centenar de países como presidente interino de la nación caribeña.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, ha dicho este sábado que España no puede reconocer como único presidente legítimo de Venezuela a Juan Guaidó, como ha exigido Estados Unidos a sus socios europeos, porque la Constitución del país latinoamericano no lo permite. En una rueda de prensa durante la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), un foro clave para la política exterior y la defensa, Borrell ha explicado que los países europeos han reconocido a Guaidó como "presidente interino" hasta que se convoquen elecciones, como prevé la carta magna.

En Montevideo, este jueves se reúne el llamado Grupo de Contacto sobre Venezuela que se formó después de la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente.

Participan países latioamericanos y europeos, entre ellos España, representada por el ministro de Extreriores, Josep Borrell. Se espera que de este encuentro salga un impulso a la celebración de elecciones.

Allí se encuentra la enviada especial de RNE a Montevideo, María Gámez.

Con el 'Bréxit' empantanado, este viernes han saltado chispas entre los Veintisiete y el Reino Unido. Todo empezaba con un documento de embajadores sobre visados, en el que se habla de Gibraltar como colonia de la Corona británica.

El gobierno de Theresa May ha rechazado de inmediato ese cuestionamiento de la soberanía del Peñón. Nos lo cuenta la corresponsal comunitaria de RNE, María Carou.

El Gobierno español insiste en que deben convocarse unas elecciones libres en Venezuela. El embajador venezolano en Madrid ha defendido, en Los Desayunos de Televisión Española, la legalidad de las elecciones en las que eligieron a Nicolás Maduro.

Por su parte, el Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell ha declarado que "España no está planteando un cambio de régimen en Venezuela, estamos ante una presión para que los venezolanos puedan expresarse libremente sobre quién debe gobernarles..."

"España no va a permanecer inactiva" respecto a Venezuela y, si Nicolás Maduro no convoca comicios "justos, libres y contrastados" por actores externos, "considera el reconocimiento del presidente interino -Juan Guaidó- para que la Asamblea Nacional convoque elecciones". Así lo ha afirmado este viernes el ministro de Exteriores español, Josep Borrell en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. De este modo España enfoca su posición tras la autoproclamación como presidente interino del opositor Juan Guaidó, jefe del Parlamento venezolano, producida el miércoles. Una posición alineada con la UE que, hasta ahora, se había limitado a la prudencia y a reclamar "elecciones", algo que también se ha concretado más este viernes.

De forma conjunta "con los socios de la Unión Europea", España ha emplazado al líder chavista, Nicolás Maduro a convocar unas elecciones verificables, "y se ha planteado la exigencia de que esta necesidad vaya acompañada del plazo temporal", ha subrayado Borrell. Si "la situación continúa como está", ha advertido Borrell, "España considera el reconocimiento" del jefe del Parlamento venezolano, el opositor Juan Guaidó, como "presidente interino" y que esta institución "legítima", insiste el ministro, convoque unas elecciones. La situación en Venezuela "es un tema fluido que evoluciona rápidamente", ha matizado Borrell, quien ha descalificado el procedimiento que llevó al inicio del segundo mandato de Nicolás Maduro, algo que "en Venezuela deberían producir elecciones libres y justas", y que, según el titular de Exteriores, España y la UE no consideran que haya ocurrido, ni ahora, ni "en elecciones anteriores".

"Se reconocen Estados", ha dicho Borrell, "no se reconocen Gobiernos", y ha insistido en que España no ve "legitimidad" en la presidencia de Maduro, sino en el Parlamento venezolano. "La Asamblea Nacional es la institución legítima elegida democráticamente por el pueblo venezolano", ha aseverado.

"España no va a permanecer inactiva" respecto a Venezuela y, si Nicolás Maduro no convoca comicios "justos, libres y contrastados" por actores externos, "considera el reconocimiento del presidente interino -Juan Guaidó- para que la Asamblea Nacional convoque elecciones". Así lo ha afirmado este viernes el ministro de Exteriores español, Josep Borrell en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

De forma conjunta "con los socios de la Unión Europea", España ha emplazado al líder chavista, Nicolás Maduro a convocar unas elecciones verificables, "y se ha planteado la exigencia de que esta necesidad vaya acompañada del plazo temporal", ha subrayado Borrell. Si "la situación cntinúa como está", ha advertido Borrell, "España considera el reconocimiento" del jefe del Parlamento venezolano, el opositor Juan Guaidó, como "presidente interino" y que esta institución "legítima", insiste el ministro, convoque unas elecciones.

"Se reconocen Estados", ha dicho Borrell, "no se reconocen Gobiernos", y ha insistido en que España no ve "legitimidad" en la presidencia de Maduro, sino en el Parlamento venezolana.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha afirmado que el objetivo de España y de la Unión Europea es "garantizar unas elecciones que resuelvan la actual crisis en Venezuela" y ha recalcado que "hay que preservar la unidad europea para que el pueblo se exprese con toda clase de garantías". Ha evitado, sin embargo, pronunciarse sobre la postura del Gobierno respecto al autoproclamado presidente Juan Guaidó.