arriba Ir arriba
  • La Audiencia de Sevilla juzga a 22 ex altos cargos socialistas de la Junta
  • Están acusados de crear un sistema de "reparto discrecional" de ayudas
  • La cantidad presuntamente malversada asciende a 855 millones entre 2000-11
  • El Fiscal pide 10 años de inhabilitación para Manuel Chaves por prevaricación
  • Para Griñán, 6 de cárcel y 30 de inhabilitación por prevaricación y malversación

El expresidente andaluz José Antonio Griñán (PSOE) ha negado conocer "exactamente" el programa de las ayudas sociolaborales investigadas en el caso de los ERE porque como consejero de Hacienda "no se puede llegar a ese detalle" y el programa era "insignificante" en el presupuesto de Empleo. Además, ha asegurado que no recibió ninguno de los informes en los que el interventor alertaba de lo "inadecuado" del sistema.

El expresidente socialista de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán ha negado que conociera el programa de las ayudas investigadas en el caso de los ERE. Griñán asegura que se enteró cuando estalló el caso, en el año 2011. Ha dicho que sí conocía el presupuesto de la Junta, durante su etapa como consejero de Hacienda, pero no el detalle de cómo se gastaba el dinero. Se enfrenta a una petición de seis años de cárcel y 30 de inhabilitación por los delitos de prevaricación y malversación.

Las sesiones del primer juicio del caso de los ERE se han reanudado este martes en la Audiencia de Sevilla con las cuestiones previas, entre ellas, la petición del PP andaluz -que ejerce de acusación popular- de que comparezca como testigo la actual presidenta de la Junta, Susana Díaz, y la solicitud por parte del abogado de José Antonio Griñán de la anulación de toda la instrucción. La Fiscalía, por su parte, ha pedido al tribunal que aclare si la pieza política que se está juzgando ahora incluirá o no el análisis de ayudas concretas.

En la segunda jornada del juicio por el 'caso de los ERE', los abogados de los expresidentes socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán han expuesto sus defensas. Los dos han argumentado que ninguno conocía las presuntas irregularidades de las ayudas y han apuntado al interventor. Los abogados han calificado las acusaciones de "conclusiones ridículas" o "acusaciones enmarañadas".  

Hay entre los 22 ex altos cargos acusados, tres tipos de peticiones de penas del fiscal en función de los delitos atribuidos. Por presunta prevaricación solicita 10 años de inhabilitación para 7 encausados. Es el caso de Manuel Chaves, presidente 19 años de Andalucia y 12 del PSOE. A otros 15, el fiscal les atribuye además un delito de malversación. Por ello, pide penas de 6 años de carcel y 30 de inhabilitación para tres de ellos. José Antonio Griñán, porque antes de presidir la Junta fue Consejero de Hacienda, y como tal, ya el juez instructor consideró que tuvo que conocer las advertencias de la Intervención acerca del mecanismo para otorgar ayudas, arbitrario y sin control. La petición de penas se eleva a 8 años de prisión y 30 de inhabilitación para otros 12 encausados.. entre los que se encuentran los ex consejeros Antonio fernández y José Antonio Viera, o el ex director de Trabajo Francisco Javier Guerrero, que distribuyó la mayoría de las ayudas que se investigan.

El primer juicio del caso de los ERE ha arrancado este miércoles 13 de diciembre en la Audiencia de Sevilla con 22 ex altos cargos de la Junta de Andalucía en el banquillo, entre ellos, los expresidentes socialistas de esta comunidad, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Están acusados de crear y mantener un sistema de concesión ilegal de ayudas sociolaborales y a empresas en crisis que presuntamente permitió un "reparto discrecional" y "arbitrario" de cerca de 855 millones de euros de dinero público a través de la Consejería de Empleo entre 2000 y 2011, según la instrucción. La Fiscalía pide 10 años de inhabilitación para Chaves por prevaricación y 6 años de prisión y 30 de inhabilitación para Griñán por prevaricación y malversación.

El primer juicio del caso de los ERE arranca este miércoles 13 de diciembre en la Audiencia de Sevilla con 22 ex altos cargos de la Junta de Andalucía en el banquillo, entre ellos, los expresidentes socialistas de esta comunidad, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y siete exconsejeros. Están acusados de crear y mantener un sistema de concesión ilegal de ayudas sociolaborales y a empresas en crisis que presuntamente permitió un "reparto discrecional" y "arbitrario" de cerca de 855 millones de euros de dinero público a través de la Consejería de Empleo entre 2000 y 2011, según la instrucción.

La que sentará en el banquillo a los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán, entre otros. La Audiencia de Sevilla ha aceptado la recusación presentada por el PP y Manos Limpias. Admite que existe una apariencia de parcialidad, dado que Izquierdo fue Secretario de Justicia de la Junta entre 2008 y 2014, siendo Chaves y Griñán presidentes.

La juez María Núñez Bolaños ha archivado las fianzas civiles impuestas a los ex altos cargos de la Junta de Andalucía procesados en la pieza política de los ERE, entre ellos el expresidente socialista de Andalucía José Antonio Griñán, para el que se pedían 4,2 millones de euros. Entre las fianzas de los ERE, la juez que abrió el caso, Mercedes Alaya, impuso 807 millones de euros al exconsejero de Empleo Antonio Fernández; 686 millones al exdirector de Trabajo Francisco Javier Guerrero; 490 millones al exviceconsejero de Empleo Agustín Barberá; y 29 millones a la exministra y exconsejera Magdalena Álvarez. La juez toma la decisión de anular las fianzas después de que la Junta de Andalucía, la perjudicada en este caso y que no acusa a nadie, decidiera no reclamar ninguna cantidad hasta después del juicio penal.