Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El destino ha querido que haya sido Milán, la capital económica de Italia, uno de los dos países más señalados en los últimos tiempos junto a Francia, donde la zona euro ha cerrado filas con la ortodoxia. "Creemos que la política monetaria debe ser complementada por una política fiscal fuerte y creíble, por reformas estructurales y por inversión", enfatizaba Jeroen Dijsselbloem. Nadie se ha desmarcado de este planteamiento, ni siquiera el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, quien aceptaba aplicar las reglas actuales marcadas por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. A la zona euro le preocupa el actual estancamiento económico. Para España, que sigue creciendo, no es una buena noticia el parón en países como Alemania, Francia o Italia. Luis de Guindos ve riesgos de una tercera recesión. En el particular pulso entre Guindos y Dijsselbloem por la presidencia del Eurogrupo, un último dato. El holandés ha desmentido con rotundidad que aspire a presidir el Mecanismo de Liquidación Bancaria. Es decir, que quiere seguir al frente de la zona euro hasta junio de 2015.

Mientras que Italia y Francia no piden cambiar las reglas sino adaptarlas al ritmo de cada país para cumplirlas. La prioridad es el crecimiento y el empleo antes que fijar un tope para el déficit público del 3%. Alemania cree que las reglas que existen son ya suficientemente flexibles y España defiende mantenerlas y continuar con las reformas económicas.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha considerado acertada la decisión que ha tomado Portugal de salir el próximo día 17 de mayo del rescate sin ninguna medida de acompañamiento, pero ha recordado a Lisboa que queda trabajo por hacer para mantener la confianza y modernizar la economía. En opinión del también ministro de Finanzas holandés, Portugal ha trabajado "mucho y duro" y ha sufrido mucho en el camino para salir del programa de rescate que solicitó hace tres años por 78.000 millones de euros, ya que todo ello les ha servido "para reforzar su economía".

El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha señalado, que el gobierno español debe seguir con la segunda fase de la reforma del mercado laboral, tras la reunión del Eurogrupo. En concreto, Rehn ha señalado que España debe "tratar de eliminar la dualidad del mercado laboral y abrir más el sector servicios". Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha pedido a España que mantenga "la presión en el carácter urgente de las reformas" para reducir los niveles de desempleo.

Los ministros de Economía de la eurozona han pedido a España que garantice el cumplimiento del objetivo de déficit del 5,8% en 2014, al tiempo que han tomado nota de medidas "adicionales" basadas en el Programa Nacional de Reformas, incluida "una segunda ronda de la reforma del mercado laboral", ha anunciado el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. Fuentes de Economía han asegurado que este "segunda ronda" de la reforma laboral ya está prevista en el Programa Nacional de Reformas del Gobierno español enviado a Bruselas. "En él se contempla la realización de un informe sobre sus efectos que ya ha realizado el Ministerio de Empleo, además de otro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que está pendiente", han señalado las fuentes. El Gobierno, por su parte, ha añadido que "ya ha avanzado modificaciones como la simplificación de contratos y la ampliación del contrato indefinido de apoyo a emprendedores a trabajadores a tiempo parcial".

Los ministros de Economía de la eurozona han pedido a España que garantice el cumplimiento del objetivo de déficit del 5,8% en 2014, al tiempo que han tomado nota de medidas "adicionales" basadas en el Programa Nacional de Reformas, incluida "una segunda ronda de la reforma del mercado laboral", ha anunciado el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha sostenido que las conclusiones del Eurogrupo no suponen ningún ajuste adicional en el presupuesto de 2014 ni "ninguna modificación del planteamiento de la política económica española", puesto que las reformas ya están previstas en los planes del Gobierno. "Yo lo que he hecho es ratificar el compromiso de España con el objetivo del 5,8% para el año que viene", ha dicho Guindos.

El presidente del Eurogrupo, Jeron Dijsselbloem, ha destacado el esfuerzo hecho por España para dejar atrás la crisis durante su visita a Madrid. "Las medidas que se han adoptado no han sido fáciles y el trabajo no está todavía terminado, pero todo indica que España ha pasado página y está en el camino de la recuperación", ha indicado durante un desayuno informativo.