arriba Ir arriba

El Movimiento Cinco Estrellas antisistema de izquierdas y La Liga Norte de ultraderecha han alcanzado un acuerdo de gobierno en Italia, tras más de dos meses de bloqueo político. Las dos fuerzas seguirán dentro del euro pero piden replantear la contribución italiana al presupuesto comunitario. También quieren que la política de inmigración se fije desde Roma y no desde Bruselas. Las autoridades europeas ven con preocupación el escenario político italiano, el nuevo gobierno ya ha avanzado que quiere que Rusia sea un socio prioritario y ha pedido el fin de las sanciones para Moscú.

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, ha propuesto este lunes la formación de "un Gobierno neutral y de servicio" que tome las riendas del país hasta diciembre para esquivar la repetición de las elecciones generales, después del fracaso de las conversaciones para forjar una mayoría parlamentaria entre las principales formaciones políticas.

Mattarella, que no ha precisado quien estaría al frente del Consejo de Ministros en ese Gobierno de carácter técnico, ha apelado a la "responsabilidad" de los partidos políticos para que respalden esa solución: "Hay que formar un Gobierno, no se puede esperar más", ha señalado el jefe del Estado, quien, de lo contrario, se vería obligado a convocar nuevas elecciones "en julio o en otoño".

De fructificar la propuesta de Mattarella, Italia encadenaría un quinto primer ministro que no habría sido votado como candidato a liderar el Gobierno, tras Mario Monti (2011-2013), Enrico Letta (2013-2014), Matteo Renzi (2014-2016) y el actual primer ministro en funciones, Paolo Gentiloni, que lleva en el cargo desde finales de 2016. De hecho, el último primer ministro elegido directamente fue Silvio Berlusconi en su segundo mandato, de 2008 a 2011.

  • El líder movimentista, Luigi di Maio, ha descartado la vía de pactar con la derecha
  • Ante este giro, el secretario interino socialdemócrata plantea explorar un acuerdo
  • Sin embargo, parte de su formación se sigue oponiendo una alianza "antisistema"
  • Di Maio, por su parte, se dice dispuesto a "verificar si se dan las condiciones"

Los padres de Alfie Evans, un bebé británico con una enfermedad terminal, se encuentran inmersos en una batalla judicial para permitir que el pequeño, que ya tiene nacionalidad italiana, sea trasladado a un hospital de Roma. Por el momento, el bebé se encuentra en un Hospital de Liverpool, donde ya le han desconectado las máquinas que le mantienen con vida. Sin embargo, "milagrosamente", el bebé respira por sí solo desde el domingo. El caso ha generado multitudinarias protestas frente al hospital, y también el apoyo del papa Francisco. 

En el estreno de nuestra serie #EstadoCrítico en colaboración con Médicos sin Fronteras, hablamos con su presidente en España, David Noguera, sobre la realidad que viven millones de personas en el mundo que tienen que huir de sus casas por la violencia. Recuerda que en países como Siria, Yemen, República Democrática del Congo o incluso México, el nivel de sufrimiento de las personas alcanza niveles "absolutamente inaceptables".

Este sábado se han producido concentraciones en diferentes ciudades de España e Italia para reclamar la liberación del barco de la ONG Open Arms, retenido por las autoridades italianas mientras la Justicia investiga si han favorecido la inmigración ilegal. Se estima que esta ONG ha salvado la vida de unas 30.000 personas en el Mediterráneo.

  • Más de 10.000 inmigrantes malviven en Italia fuera del sistema de acogida oficial, en guetos a la intemperie, edificios abandonados o campamentos improvisados
  • Médicos sin Fronteras señala las malas condiciones en los 50 asentamientos de este tipo que hay repartidos por Italia

El Movimiento 5 Estrellas (M5S) ha obtenido la victoria que ansiaba, con más de 10,5 millones de votos en el Congreso y un millón menos en el Senado, un 32,67% del voto. No está tan claro, sin embargo, quién podrá formar gobierno, ya que con el nuevo sistema electoral es necesario obtener un 40% de votos para asegurarse una mayoría parlamentaria. Si ninguna fuerza llega a ese umbral, Italia podría verse abocada a la ingobernabilidad y la repetición electoral. La coalición de centroderecha en la que participan Forza Italia (el partido de Silvio Berlusconi) y la Liga obtiene el 37%. 

El ex primer ministro italiano y secretario general del gubernamental Partido Demócrata (PD), Matteo Renzi, ha presentado su dimisión tras los malos resultados de esa formación en las elecciones generales del domingo, en las que obtuvo cerca del 18,8% de los sufragios. Mientras, la alianza.

El presidente italiano, Sergio Mattarella, abrirá el periodo de consultas para conocer si se puede formar un Gobierno a finales de mes y después de la elección de los presidentes de la Cámara de los Diputados y del Senado, que comenzará el 23 de marzo.

  • El partido más votado es el Movimiento Cinco Estrellas, con un 32 % de los votos
  • La coalición ganadora es el centroderecha, aunque la Liga supera a Berlusconi
  • Renzi dimite por el descalabro del Partido Democrático, que cae al 18,7 %
  • Los resultados no arrojan ninguna mayoría clara para la formación de un Gobierno