Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La activista iraquí Nadia Murad, secuestrada y víctima de abusos sexuales por la barbarie del Estado Islámico explicaba en 2016 su experiencia a En Portada. Este viernes ha sido galardonada con el premio Nobel de la Paz 2018. Su misión humanitaria arrancó en 2015 con su intervención en el Consejo de Seguridad de la ONU, en la que pidió al mundo que pusiera fin al terrorismo yihadista. Desde entonces, se reúne con políticos de todo el mundo y ayuda a víctimas como ella.

El doctor congoleño Denis Mukwege y la activista yazidí Nadia Murad han obtenido el Nobel de la Paz 2018 "por sus esfuerzos para terminar con el uso de la violencia sexual como arma de guerra y en conflictos armados", según ha informado el Comité Nobel Noruego.
Mukwege (1955) "ha dedicado su vida a defender a las víctimas de violencia sexual en tiempos de guerra" y Murad "es el testigo que cuenta los abusos perpetrados contra ella y contra otros", argumenta el comité Nobel para conceder el galardón.
En cuanto a Murad (1995), el Comité Nobel recuerda que es "una de las cerca de 3.000 niñas y mujeres que han sufrido abusos sexuales como parte de la estrategia militar de Estado Islámico que usaban ese tipo de violencia como un arma contra los yazidíes y otras minorías religiosas".