arriba

Fue a finales de agosto de 1979. Una bomba de 25 kilos de dinamita, accionada por control remoto,  hacía saltar por los aires en el puerto irlandés de Mullaghmore el yate Shadow V en el que se encontraba lord Mountbatten. En el atentado del IRA moría el tío abuelo del príncipe Carlos y otras tres personas: el nieto de Lord Mountbatten, Lady Brabourne y un chico de 15 años encargado del mantenimiento del barco. El Príncipe Carlos visita hoy el lugar donde el IRA mató a su tío-abuelo, hace 36 años. Lo hace en el segundo día de su visita a la isla de Irlanda y tras este histórico apretón de manos con Gerry Adams, el líder del Sinn Fein. Una charla informal que trata de reconciliar y normalizar las relaciones entre Londres y Belfast.

 En 1971, un soldado británico que acaba de llegar a Belfast se queda atrapado en territorio del IRA, solo y desarmado, y es perseguido por los terroristas e incluso por su propio ejército. Este argumento, aparentemente sencillo, sirve al debutante Yann Demange para rodar una de las películas más sorprendentes del año. Un thriller trepidante que, a la vez, es un descarnado retrato de un conflicto en el que, como en casi todos, es imposible distinguir a los buenos de los malos; y que contiene una dura crítica contra todos los terrorismos, incluído el de Estado, y rompe una lanza en favor de las víctimas civiles.

El presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, está detenido detenido por la policía de Irlanda de Norte para ser interrogado en relación con un asesinato cometido por el IRA en 1972.

El pasado mes, Adams, de 65 años, se declaró dispuesto a reunirse con la Policía norirlandesa (PSNI) para tratar del asesinato de Jean McConville, perpetrado hace 40 años por el Ejército Republicano Irlandés (IRA), si bien ha negado su implicación en ese caso.

PACO FORJAS (Corresponsal de RNE en Londres).- La suspensión del juicio a un miembro del IRA acusado de asesinar a cuatro soldados ha llevado al ministro principal norirlandés, el protestante Peter Robinson, a amenazar con dimitir, pues podría traducirse en una amnistía para casi 200 terroristas.

Un tribunal de Londres determinó que el irlandés John Downey, de 62 años, no será procesado por un atentado perpetrado por el ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) hace 32 años, lo que ha generado una fuerte polémica en el Reino Unido.

La razón es que, en 2007, Downey recibió una carta de la Oficina del Gobierno británico en la capital norirlandesa que ofrecía la garantía legal de que nunca sería juzgado por ese ataque.

La visita de la Reina a Belfast es la primera en una década y deja esa imagen, hasta hace poco impensable. Los dirigentes del Sin Fein, partidarios de la reunificación con Irlanda, aseguran que es un paso más para la reconciliación, pero de desmarcan de las celebraciones por el Jubileo de Isabel II.

La reina Isabel II de Inglaterra, en un acto histórico, ha estrechado la mano al viceprimer ministro norirlandés y excomandante del IRA, McGuinnes. Un hecho que coincide con la celebración de sus 60 años en el trono. McGuinnes ha advertido que nada tiene que ver con el jubileo, sino con el proceso de paz.

En un acto histórico, la reina Isabel II de Inglaterra y el viceprimer ministro norirlandés y excomandante del inactivo IRA, el republicano Martin McGuinness, se han dado la mano en un acto celebrado en Belfast, informa la BBC.

Este encuentro, que ha sido a puerta cerrada en un teatro, certifica el éxito del proceso de paz y sella la reconciliación entre dos antiguos enemigos, representados por la soberana y el exdirigente paramilitar, símbolos del vínculo de la provincia con el Reino Unido y de la oposición a la presencia británica en Irlanda del Norte, respectivamente

El anuncio de que el gesto se produciría había provocado malestar tanto entre militantes republicanos como entre víctimas de la violencia del IRA. Pero la mayoría de políticos de la provincia lo respaldan. Se trata del primer encuentro entre Isabel II y un alto dirigente del IRA o de su brazo político, el Sinn Fein.

Pocas veces el adjetivo "histórico" estará más justificado que en esta ocasión, cuando se utiliza para calificar la visita oficial que la reina Isabel II de Inglaterra está realizando a Irlanda del Norte, con motivo de sus 60 años en el trono. Dentro de los actos programados en su agenda, hay uno que sin duda pasará a la posteridad: el apretón de manos con el ex-dirigente del IRA, Martin McGuinness, que simbolizará la reconciliación entre católicos y protestantes.

Analizamos este viaje con nuestro corresponsal en Reino Unido y enviado especial a Irlanda, Íñigo Picabea (27/06/12).

El presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, ha celebrado el "decisivo" comunicado hecho público este jueves por la banda terrorista ETA. "Celebro los decisivos y positivos términos en la respuesta de ETA a la declaración del pasado lunes en San Sebastián", ha dicho el dirigente republicano en un comunicado en referencia a la conferencia sobre el fin del terrorismo celebrada en esa localidad vasca. "Después de nuestras deliberaciones, el Grupo Internacional expresó la opinión de que 'es posible poner fin a la última confrontación armada de Europa", ha señalado el presidente del Sinn Fein, antiguo brazo político del inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA). "Le pedimos a ETA -recordó Adams- que hiciese una 'declaración pública sobre el fin definitivo de todas las acciones armadas y que pidiese hablar con los Gobiernos de España y Francia para abordar exclusivamente las consecuencias del conflicto". En su opinión, el comunicado de ETA cumple con aquellos "requisitos", por lo que instó a los citados gobiernos a "celebrar" el paso dado por la banda armada.