Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La localidad más afectada por la tromba de agua en Mallorca es Sant Llorenç des Cardassar. El torrente desbordado atravesó la localidad arrastrando todo a su paso. El pueblo quedó completamente incomunicado durante la noche, sin electricidad ni teléfono. Por la mañana, las imágenes han mostrado calles y viviendas inundadas de barro, coches arrastrados y amontonados por la riada, y carreteras cortadas. Los daños materiales serán cuantiosos.

El geógrafo de la Universidad de Zaragoza, Alfredo Ollero, ha analizado en RNE las inundaciones de Mallorca y ha explicado que “la cuenca es un torrente que baja hasta Sant Llorenç, muy parecida a la del camping de Biescas, donde tuvimos también aquella desgracia hace 22 años".
Después, ha explicado cómo se produjo el desastre, al mismo tiempo que ha afirmado que el margen para tomar medidas es muy escaso: "Se produce una crecida relámpago en una cuenca muy pequeña. Solo pasa un cuarto de hora desde que el pico de precipitación se convierte en una gran crecida. Y en un cuarto de hora es muy difícil poder tomar medidas de emergencia o de previsión, porque el tiempo es muy corto".
"Sant Llorenç está localizada íntegramente en zona inundable, en la que además el cauce tiene muy poca capacidad. De manera natural tiene una capacidad muy escasa, pero además tiene una canalización que circula por el centro de la localidad de unos 12 metros de anchura y un metro de profundidad. Se trata de una canalización que realmente es incapaz de evacuar el agua que cayó", ha continuado explicando.

Las inundaciones en Mallorca dejan un balance de al menos seis muertos. Miguel Angel Mascaró, vecino de la localidad mallorquina de Sant Llorenç des Cardassar, una de las más afectadas, relata vía telefónica a TVE cómo rescató a miembros de una familia en cuyo hogar "al agua alcanzó un metro de altura".

Cinco personas han fallecido, al menos tres han resultado heridas y hay varios desaparecidos en el este de Mallorca por las inundaciones provocadas a última hora de la tarde del martes por una tromba de agua que ha dejado hasta 233 litros por metro cuadrado.

La localidad más perjudicada es Sant Llorenç des Cardassar pero las inundaciones también han afectado a Artà (donde el agua ha derribado un puente), Llucmajor, Felanitx y Alcúdia.

El Govern balear ha decretado el Índice de Gravedad 2 del Plan Inunbal y recomienda "mucha precaución". Bomberos, agentes de la Guardia Civil, Policía y efectivos de Protección Civil han trabajado toda la noche para localizar a posibles vecinos atrapados. No se descarta que haya más víctimas mortales.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se desplazará a la isla este miércoles para conocer la situación.

Mallorca se ha llevado lo peor de las lluvias torrenciales caídas durante la madrugada del miércoles, pero en Málaga se ha declarado el aviso rojo (máximo peligro) por previsión de precipitaciones que en las últimas 12 horas ya han acumulado 200 litros por metro cuadrado.

El aviso afecta hasta las 9 de la mañana a las comarcas del Guadalhorce, Costa del Sol y la Axarquía hasta las nueve de la mañana. La comarca de Ronda se encuentra en aviso amarillo.

Cinco personas han fallecido, al menos tres han resultado heridas y hay varios desaparecidos en el Levante mallorquín tras las graves inundaciones provocadas a última hora de la tarde del martes por las intensas tormentas registradas, con hasta 232 litros por metro cuadrado.

La localidad más perjudicada es Sant Llorenç der Cardassar pero las inundaciones también han afectado a Artà, Llucmajor, Felanitx y Alcúdia.

El Govern balear ha decretado el Índice de Gravedad 2 del Plan Inunbal y recomienda "mucha precaución". Bomberos, agentes de la Guardia Civil, Policía y efectivos de Protección Civil han trabajado toda la noche para localizar a posibles vecinos atrapados y no se descarta que haya más víctimas mortales.

Al menos tres personas han fallecido en la localidad mallorquina de San Llorenç por las fuertes lluvias. El pueblo permanece incomunicado y más de 100 vecinos han sido evacuados a municipios cercanos. Los equipos de emergencia continúan trabajando sin descanso durante la madrugada para atender a los afectados en un pueblo con muchos daños materiales por el barro y las inundaciones.