Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Miles de personas han sido evacuadas por las graves inundaciones que sufren en centro y este de Europa. En Eslovaquia cuatro personas han muerto y en Polonia, donde las lluvias dejaron al menos 20 muertos en mayo, han sido desalojadas unas 3.000 personas. Hungría también se ha visto afectada y 7.000 voluntarios y bomberos trabajan para volver a la normalidad. Este país ha decretado en seis condados del centro y del norte el estado de emergencia.

El norte de Polonia y también de Alemania se preparan, ahora, para recibir la avenida de agua provocada por el desbordamiento de varios ríos y por la rotura de los diques de contención. Las inundaciones han causado ya 15 muertos y pérdidas económicas que pueden superar los 2.500 millones de euros.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, ha reconoció que las pérdidas causadas por las inundaciones en Polonia, las más graves en los últimos 160 años, pueden superar los 2.500 millones de euros. Tusk adelantó que su Gobierno solicitará ayuda económica a la Unión Europea, ya que "miles de kilómetros de diques tendrán que ser reparados o reconstruidos" después de las crecidas del Vístula. Mientras, Varsovia se prepara para la gran crecida del río, prevista para esta tarde, como consecuencia de las intensas lluvias registradas en el sur del país a lo largo de las últimas semanas.Las autoridades estiman que el Vístula alcanzará hoy en Varsovia los 7,5 metros.

En Brasil continúan las luvias torrenciales, sobre todo en Río de Janerio donde los muertos superan el centenar y se habla de unos 60 desaparecidos después de los desprendimientos de lodo que se han llevado favelas enteras junto a laderas. Hablamos con Elisa Meneses, una brasileña que nos cuenta la situación desde el terrerno (7/04/2010)