Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Twitter, Facebook, o Whatsapp son algunas de la redes sociales más empleadas por jóvenes y adultos. Magníficas herramientas si se saben utilizar adecuadamente y con mesura; posibles vicios que tienen a muchos adolescentes enganchados y desconectados de su realidad. ¿En qué momento estas redes se convierten en adicción, cómo afectan y cómo salir? Porque quienes ven a sus hijos completamente sumergidos en estas tecnologías saben que el camino que les toca es arduo y muy conflictivo.

Facebook, aquella pequeña red universitaria que nació en Harvard un 4 de febrero de 2004, se ha convertido en un gigante que utilizan, hoy en día, casi 2.500 millones de personas en todo el mundo. Y que no está exenta de polémicas. Ha recibido fuertes críticas por no proteger los datos de sus usuarios o por no evitar la manipulación política.

Google ha lanzado la segunda edición de 'Somos Más', una iniciativa contra el radicalismo y el discurso del odio en Internet con la que busca formar a 30.000 estudiantes de 15 a 17 años a través de talleres en 250 centros de toda España y con la ayuda de ocho youtubers.
En esta nueva edición contará con ocho nuevos embajadores de YouTube, con un alcance de más de cinco millones de seguidores, que utilizarán sus canales para promover mensajes positivos de integración, tolerancia y respeto, haciéndole frente a temas como el radicalismo violento, el racismo, la xenofobia, el sexismo y la homofobia.
Entre estos 'influencers' se encuentran: Aaron Escudero, que muestra en su canal las tradiciones propias de la cultura gitana; la mexicana Ande Asiul, que cuenta su experiencia como migrante en España; Antón Lofer, que sube vídeos en formato 'sketch', retos y cortometrajes; Devermut, unas jóvenes que dan visibilidad al colectivo LGBTQ; Koko DC, que habla de fútbol e Internet en tono de comedia; Ro en la red, que el año pasado realizó una labor de voluntariado en Uganda; Tekendo, que transmite valores de esfuerzo y superación; y Zahia EB, española oriunda de Marruecos que habla de su vida diaria y sus raíces musulmanas.

Aprender a respetar a las mujeres, aceptar un "no" por respuesta, relacionarse en pareja, son sólo algunos de los conceptos trabajados en el proyecto Xicos que hablan, un taller impartido por Nieves Lara, psicóloga y sexóloga, y Javier Maravall, educador. Ambos han dado forma a un recurso pionero que pone el foco en adolescentes de entre 14 y 20 años, jóvenes que han conocido la sexualidad a través de las nuevas tecnologías, envuelta en frialdad e inmediatez.

Nueve de cada diez adolescentes entre 14 y 16 años tiene un perfil propio en una red social y lo usa para poder sentirse integrado en el grupo, aunque la gran mayoría, el 83,5%, reconoce que sabe que en las redes sociales se miente más que en el cara a cara.
En ese sentido, un 57,7% de los encuestados afirma que "las normas de relación" en las redes sociales "son distintas a las que existen en el cara a cara", y el 48,7% opina que la imagen que se ofrece en Internet "tiene poco que ver con la realidad de las personas".
Son algunas de las principales conclusiones del estudio Las TIC y su influencia en la socialización adolescenterealizado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Google y BBVA dentro del proyecto Conectados, presentado este martes y que busca promover el uso adecuado, productivo y responsable de las redes sociales e internet entre los jóvenes.
 

Han sido 772 millones de cuentas de email y 21 millones de contraseñas únicas. Un mega archivo con toda esa información ha estado circulando en uno de los foros de hackeo más populares de la internet profunda. Según los expertos esta filtración, que se conoce como "Colección 1", es una recopilación de muchas brechas de seguridad. "Por el número de contraseñas de email es llamativo pero desde luego no es los peores incidentes que nos encontramos a diario, ni lo más importante, pero si nos sirve para recordar como tenemos que hacer una gestión de contraseñas, de credenciales seguras a día de hoy", dice Andrés Núñez, director del Grupo S2 en Madrid. Las contraseñas son la clave. El experto en ciberseguridad que ha destapado este caso, recuerda que estos datos tienen interés porque muchas personas utilizan la misma contraseña para todouna puerta abierta para que entren los malos. "Conviene no utilizar la misma contraseña para acceder al correo electrónico que para acceder a la cuenta bancaria. Conviene cambiar esas contraseñas en uno y otro sitio habitualmente, con frecuencia", recomienda Juan Manuel Zafra, presidente de la asociación digital Xtrategas. Yahoo protagonizó la mayor brecha de seguridad conocida hasta la fecha; se vieron expuestas 3.000 millones de cuentas.


El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea considera que son los buscadores, como Google, y no las webs, los que deben garantizar el derecho al olvido. A ellos corresponde borrar toda la información relacionada con hechos negativos del pasado, aunque solo en búsquedas hechas desde los 28 estados miembros. Nos lo cuenta la corresponsal de RNE en Bruselas, María Carou.