arriba Ir arriba

Esta suite de 100 metros cuadrados con dormitorio, baño completo, cocina y terraza está en un hotel del sur de Tenerife. Se vende por 400.000 euros bajo el régimen de condominio. Una fórmula, que gana fuerza en España, y por la que el propietario y la compañía hotelera comparten los beneficios de su explotación. El dueño puede disfrutarla como máximo dos meses al año. El  resto del tiempo, gana el 50% del beneficio como alojamiento hotelero. Los llaman condohoteles. Los propietarios de las habitaciones pagan  los gastos de comunidad, agua y luz, mientras el hotel se encarga de gestiona las reservas y se encarga de la limpieza y el  mantenimiento.