Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Gobierno definirá primero qué se considera un piso vacío y cuantificará los que hay en España para estimular, dicen, la salida al mercado de las viviendas que se mantienen cerradas para especular. La finalidad, apuntan, es que la vivienda cumpla su función social y deje de ser un bien para invertir. La secretaria general de Vivienda, Helena Beunza, señala que "en ningún caso" es voluntad del Gobierno que haya multas o sanciones para aquellas viviendas que puedan ser una vivienda vacacional o de un pequeño propietario. Para ello, señala, diferenciará entre propietarios de viviendas y grandes inversores. El sector rechaza estas penalizaciones. 

Polémica en Barcelona por la propuesta de una empresa que pretende crear los primeros ‘pisos cápsula’ en España. Quieren construir miniespacios de menos de tres metros cuadrados. El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que no les dará los permisos, porque dice, no cumple ni con la ley de Vivienda de Cataluña ni con los requisitos de una vivienda digna.

Esta suite de 100 metros cuadrados con dormitorio, baño completo, cocina y terraza está en un hotel del sur de Tenerife. Se vende por 400.000 euros bajo el régimen de condominio. Una fórmula, que gana fuerza en España, y por la que el propietario y la compañía hotelera comparten los beneficios de su explotación. El dueño puede disfrutarla como máximo dos meses al año. El  resto del tiempo, gana el 50% del beneficio como alojamiento hotelero. Los llaman condohoteles. Los propietarios de las habitaciones pagan  los gastos de comunidad, agua y luz, mientras el hotel se encarga de gestiona las reservas y se encarga de la limpieza y el  mantenimiento.