Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Joshua Wong, uno de los líderes de las protestas prodemocráticas de 2014 en Hong Kong, la conocida como 'Revolución de los paraguas', ha salido este lunes de prisión tras cumplir con una condena de dos meses. La liberación de Wong se produce en medio de una nueva ola de protestas masivas en la excolonia británica en contra de la ley de extradición a China.

El proyecto de ley de extradición ha provocado la oposición de diversos sectores de la sociedad al considerar que Hong Kong perdería su independencia judicial y que activistas, trabajadores de ONG o periodistas serían entregados a un sistema judicial, el chino, que no ofrece garantías. Las protestas han sido masivas y han reunido a dos millones de personas este domingo, según los convocantes.

Carrie Lam ha suspendido el proyecto pero no lo ha retirado.

Este lunes, los hongkoneses están llamados a una huelga general que, en principio, no parece tener mucho seguimiento, según Efe.

Más de un millón de hongkoneses han salido a las calles para pedir la retirada definitiva del proyecto de ley de extradición, cuya tramitación ha dejado en suspenso el Gobierno local. Los manifestantes, la gran mayoría vestidos de negro y con paraguas por lo que consideran la "pérdida de la democracia" en Hong Kong, reclaman también que la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, condene el excesivo uso de la fuerza policial durante las protestas del pasado miércoles, al tiempo que han pedido su dimisión.

Más de un millón de hongkoneses han salido este domingo a las calles para pedir la retirada definitiva del proyecto de ley de extradición, cuya tramitación ha dejado en suspenso el Gobierno local. Los manifestantes, la gran mayoría vestidos de negro y con paraguas por lo que consideran la "pérdida de la democracia" en Hong Kong, reclaman también que la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, condene el excesivo uso de la fuerza policial durante las protestas del pasado miércoles.

Cientos de miles de hongkoneses han salido este domingo a las calles para pedir la retirada completa del proyecto de ley de extradición y la dimisión de la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, según pudo constatar Efe. Los manifestantes, la gran mayoría vestidos de negro y con paraguas por lo que consideran la "pérdida de la democracia" en Hong Kong, reclaman también que Lam, que sólo ha "suspendido" el proyecto temporalmente, condene el excesivo uso de la fuerza policial durante las protestas del pasado miércoles.

La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, ha anunciado la suspensión de la propuesta de ley de extradición de delincuentes a China después de las históricas protestas de la ciudadanía contra lo que entendían como una vulneración de los derechos fundamentales por la falta de protección jurídica a la que se exponían los acusados en el país asiático. Lam ha querido destacar los esfuerzos realizados por las instituciones de Hong Kong para acomodar la propuesta a las demandas de los ciudadanos y las organizaciones por los derechos humanos a pesar del rechazo generalizado. 15/06/19
 

Miles de manifestantes se vuelven a concentrar ante el Parlamento autónomo de Hong Kong para presionar a los los legisladores sobre la tramitación del proyecto de ley de extradición a China continental. Una medida contra la que ya se manifestaron un millón de personas el pasado domingo. En juego está el principio de "un país, dos sistemas", que otorga al territorio autónomo derechos y libertades inexistentes en el continente y que Pekín prometió respetar durante 50 años en 1997, cuando el Reino Unido devolvió la excolonia a la soberanía china

El miércoles se debate la primera ley con la que Hong Kong podrá entregar a China continental, sospechosos de delitos. Un cordón policial evita que cientos de manifestantes lleguen al edificio del Consejo legislativo al finalizar la manifestación más multidinaria de los últimos veinte años en la excolonia británica. Más de un millón de personas, según los organizadores, dijeron "no a la extradición" planeada por el Gobierno de Pekín..
Los primeros incidentes se produjeron ya de noche. Para la dirigente de Hong Kong, Carrie Lam, considerada por muchos el brazo de Pekín, la ley seguirá adelante porque "la isla no puede ser un refugio para fugitivos", ha declarado.

Los manifestantes, que se convocaron por redes sociales, mantinen que esta ley es una ingerencia judicial en la fórmula "un país, dos sistemas", y que vulnerará los derechos de los acusados porque China Continental no tiene garantías democráticas.

El mayor puente sobre el mar del mundo con 55 kilómetros de largo que unirá las ciudades de Hong Kong, Zhuhai y Macao ha sido inaugurado este martes por el presidente chino, Xi Jinping, tras años de retrasos, sobrecostes y tensiones políticas que estuvieron presentes durante su construcción.

Diseñado para fomentar la integración económica entre Hong Kong y las ciudades sureñas de China, conocida como la gran bahía del delta del río Perla, el proyecto consiste en una serie de puentes y túneles que conectarán las tres ciudades en un tiempo estimado de 40 minutos frente a las cuatro horas y media que hasta hoy costaba llegar por carretera entre los puntos más largos.

Este megaproyecto, en el que se han empleado 400.000 toneladas de acero, facilitará el flujo de transporte entre Hong Kong, el oeste del delta del río Perla y las provincias chinas de Guangdong y Guangxi, uniendo las orillas de su desembocadura a través de una isla artificial que servirá de puerto de entrada para China y Macao.

Sufragado a tres bandas entre los gobierno de China, Hong Kong y Macao se trata, políticamente, del primer gran proyecto de infraestructura construido bajo la cooperación de los tres gobiernos. Sin embargo, el peaje político y económico de la obra sigue siendo objeto de discusión el día de su inauguración

Hato, el tifón más dañino de esta temporada, ha dejado al menos doce personas muertas, centenares de heridos y graves destrozos en el sureste de China, especialmente en la turística ciudad de Macao, una de las zonas más afectadas, informa Efe.

Durante la jornada del miércoles, el tifón ha golpeado las regiones costeras del sur de China con fuertes vientos. En Macao han muerto ocho personas y otras 150 han resultado heridas. La ciudad ha estado sin energía eléctrica durante casi 24 horas.

Otras cuatro personas han muerto en la provincia de Cantón, en China continental. Los fuertes vientos, de hasta 162 kilómetros por hora, han arrasado más de 200 viviendas en Cantón y el número de personas desplazadas asciende a 27.000.

En Hong Kong, el observatorio meteorológico emitió su alerta máxima en el sistema de tormentas, lo que no ocurría desde hace cinco años, y un total de 121 personas han resultado heridas, según el Gobierno local.