Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los jóvenes de Hong Kong participan en las protestas que desde hace tres meses vive la región. Herederos de un pasado colonial británico, crecieron o nacieron bajo la soberanía de la República Popular China bajo un sistema de derechos y libertades. Saben que se acabará un día de 2047, como está acordado, si no antes, como temen. Piden más democracia para la isla. La revolución de los Paraguas de 2014, que se creía apagada, vuelve con ellos con más fuerza que nunca con un mensaje de lucha con esperanza.

Los activistas habían planeado ocupar de nuevo el aeropuerto, pero la policía se lo ha impedido. Han suspendido muchas paradas del tren que enlaza el centro de Hong Kong con al aeropuerto y solo se podía entrar al mismo con el justificante de los vuelos. Pekín insiste en que detrás de estás acciones está la mano de Estados Unidos.

El Gobierno de Pekín ha respetado la decisión de Carrie Lam de retirar su proyecto de Ley de Extradición con China Continental y la ha apoyado totalmente. Al menos es lo que ha contado Lam ante los medios de comunicación en una rueda de prensa en la que ha destacado que su objetivo es poner fin a la violencia y ha hablado de cuatro medidas para retomar el diálogo y sacar a la isla del punto muerto en el que está. Pero no ha respondido a ninguna de las demandas del Movimiento Prodemocracia, como son el sufragio universal o que se investigue la supuesta violencia policial en estos tres meses. En las redes sociales los activistas animan a seguir este fin de semana con las protestas bajo el lema "Cinco demandas, ni una menos".
 

La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, ha anunciado la retirada definitiva del polémico proyecto de extradición por el que surgieron las multitudinarias protestas que se viven en la ciudad desde hace más de tres meses. De esta forma, las autoridades locales -que habían declarado "muerta" la propuesta de leyhan cedido a la presión de la calle.

"El gobierno retirará oficialmente el proyecto de ley para calmar por completo las preocupaciones de la población", ha asegurado Lam en una declaración televisada grabada previamente en la que ha afirmado que esto ocurrirá cuando el Parlamento retome sus trabajos. Además, la líder hongkonesa ha anunciado "cuatro acciones para iniciar el diálogo" con los diferentes sectores de la sociedad hongkonesa.

La protestas -en las que han movilizado centenares de miles de personas- surgieron en marzo (aunque cobraron cuerpo en junio) para luchar contra la propuesta de ley de extradición que, según abogados y activistas, podría haber permitido que los fugitivos de Hong Kong hubieran sido extraditados a China continental para afrontar juicios en tribunales controlados por el Partido Comunista Chino.

Miles de estudiantes de Hong Kong han ido a la huelga este lunes en una nueva protesta contra el gobierno del enclave y prodemocracia. Tras las protestas del fin de semana, las más violentas desde el inicio de las manifestaciones hace más de tres meses, los universitarios y estudiantes de secundaria han faltado al primer día de clase del curso y se han reunido en el campus de la Universidad China, una de las mayores de Hong Kong. Desde allí han llamado a "boicotear" la ciudad. "Vengo a decir que incluso tras las vacaciones no vamos a volver a nuestra vida normal, debemos continuar luchando por Hong Kong", ha declarado a Reuters un estudiante de 19 años que ha dicho llamarse Chan. "Creo que esta situación está bloqueada - advierte Summer, de 20 años - Ni el gobierno ni los manifestantes van a dar marcha atrás". El secretario jefe del gobierno hongkonés, Matthew Cheung, ha advertido que las aulas no son lugares para protestar pero la Alianza de Huelga de Estudiantes, una de las organizaciones que ha convocado el paro estudiantil, ha advertido que pueden intensificar su acción si el Gobierno no responde antes del 13 de septiembre.

Miles de estudiantes de Hong Kong han ido a la huelga este lunes en una nueva protesta contra el gobierno del enclave y prodemocracia.

Tras las protestas del fin de semana, las más violentas desde el inicio de las manifestaciones hace más de tres meses, los universitarios y estudiantes de secundaria se han reunido en el campus de la Universidad China, una de las mayores de Hong Kong y han llamado a "boicotear" la ciudad.

Mientras, la Policía patrulla el aeropuerto y el metro, donde tuvieron lugar los peores enfrentamientos durante el fin de semana, con lanzamiento de objetos y artefactos incendiarios por parte de los manifestantes y de material antidisturbios por los agentes.

Las protestas en Hong Kong comenzaron el pasado mes de marzo como oposición a una polémica propuesta de ley de extradición que, según abogados y activistas, podría haber permitido a Pekín acceder a "fugitivos" refugiados en la excolonia británica.

Sin embargo, las manifestaciones han movilizado desde principios de junio a cientos de miles de personas que protestan contra la actuación policial y temen que China acabe con la democracia representativa y las libertades públicas en el enclave una vez que ponga fin a la autonomía del enclave, lo que está previsto que ocurra en 2047.

Las manifestaciones prodemocráticas de Hong Kong se han centrado este domingo en el aeropuerto, que ya consiguieron bloquear a mediados de agosto, solo que en esta ocasión se han limitado a interrumpir el transporte rumbo a las terminales. Lo han conseguido en el caso de la línea de metro que conecta la ciudad con el aeropuerto, cuyo servicio suspendió la empresa gestora, MTR, tras ver una imágenes en las que un grupo de personas pintaba con aerosol en la estación y trataba de romper las máquinas expendedoras de billetes.

La Policía de Hong Kong ha detenido hoy a varios líderes de los movimientos prodemocracia, entre ellos Joshua Wong, una de las caras de la 'Revolución de los paragüas". Justo ayer, hablábamos con él en una conversación en la que el secretario general del partido Demosisto insiste en la necesidad de luchar por la autonomía de Hong Kong frente a las intenciones del Gobierno de Pekín.

De manera organizada y pacífica, decenas de miles de manifestantes marcharon hoy por la isla de Hong Kong, en una protesta que la policía había autorizado solo como concentración en Victoria Park, el parque más grande de la ciudad, pero que transcurrió sin incidentes. La manifestación de hoy, que culmina una semana turbulenta en Hong Kong (cancelaciones masivas de vuelos por las protestas en el propio aeropuerto y maniobras militares chinas al otro lado de la frontera), estaba especialmente bajo el foco, después de que circularan rumores de que habría chinos de la parte continental del país infiltrados con el objetivo de crear problemas. Uno de los líderes del convocante Frente Civil de Derechos Humanos, Wong Yik-mo, criticó durante la manifestación las actuaciones policiales y su aparente posicionamiento en contra de quienes protestan para reclamar un mejor funcionamiento democrático en Hong Kong. 18/08/19
 

Decenas de miles de manifestantes han marchado de manera organizada y pacífica por la isla de Hong Kong, en una protesta que la policía había autorizado solo como concentración en Victoria Park, el parque más grande de la ciudad. A pesar de las advertencias de China y la presencia de su ejército en la frontera, la manifestación ha tenido lugar de manera organizada y pacífica.

De manera organizada y pacífica, decenas de miles de manifestantes marcharon hoy por la isla de Hong Kong, en una protesta que la policía había autorizado solo como concentración en Victoria Park, el parque más grande de la ciudad, pero que transcurrió sin incidentes. El cuerpo antidistrubios de la policía se fue desplegando en varios puntos de la ciudad, incluida la Oficina de Enlace del Gobierno de China, aunque sin noticias alguna de enfrentamientos. La manifestación de hoy, que culmina una semana turbulenta en Hong Kong (cancelaciones masivas de vuelos por las protestas en el propio aeropuerto y maniobras militares chinas al otro lado de la frontera), estaba especialmente bajo el foco, después de que circularan rumores de que habría chinos de la parte continental del país infiltrados con el objetivo de crear problemas. 18/08/19
 

Varios miles de profesores marcharon hoy en Hong Kong bajo el lema "Protejamos a la próxima generación, dejad que hablen nuestras conciencias", en apoyo a las manifestaciones prodemocráticas que desde hace once fines de semana lidera la juventud en la región administrativa especial. La marcha, que reunió a unas 22.000 personas según los organizadores, comenzó a las 11.30 hora local (3.30 GMT), 15 minutos después de que las autoridades activaran la alerta naranja por las fuertes lluvias. 17/08/19

Fuerzas militares chinas realizan ejercicios y maniobras cerca de la ciudad de Shenzhen, fronteriza con la ex colonia. Mientras tanto, siguen las protestas y manifestaciones en el territorio bajo un régimen especial desde 1997, cuando volvió a la administración china. Pekín ha advertido en varias ocasiones que el comprotamiento de los manifestantes y sus acciones bordean la tipificación del delito de terrorismo, una situación que se ha tensado al máximo tras el bloqueo por los manifestantes esta semana del aeropuerto iinternacional de Hong Kong.

Permitir a los pasajeros que puedan circular con normalidad por el aeropuerto de Hong Kong tras dos días de paralización. Es lo que ha movido a sus autoridades a pedir y conseguir la orden judicial que veta cualquier protesta en sus instalaciones fuera de la zona permitida. No se oponen a las protestas, pero demandan que lo hagan en otro sitio, ante el gobierno o la comisaria pero no en el aeropuerto, piden los pasajeros. A pesar de la prohibición, decenas de manifestantes siguen en el vestíbulo. La mayoría durmiendo. Hoy han emitido un comunicado en el que piden perdón por la violencia de anoche. Llegaron a retener atado a un supuesto policía infiltrado que resultó ser un reportero de un medio gubernamental chino. Otro ciudadano chino fue golpeado e increpado. Se lamentan ahora hablando de pérdida de nervios y reacción desporporcionada por el cansancio. Los manifestantes temen perder apoyos frente a los partidarios de una intervención de Pekín. Para el gobierno, el aeropuerto es pieza clave , con más de 74 millones de pasajeros el año pasado. Cathay Pacific habla de 272 cancelaciones y 55mil pasajeros afectados. Fuera del aeropuerto, partidarios del Gobierno de Hong Kong y de Pekín, se manifiestan contra las protestas.

El aeropuerto de Hong Kong ha sido este martes escenario de violentos choques entre policía y manifestantes. Es el segundo día que el aeródromo se ha visto obligado a paralizar todas sus operaciones por las protestas contra la jefa del Gobierno hongkonés, Carrie Lam, la polémica ley de extradición y la actuación policial en las manifestaciones. La intervención de los agentes se precipitó cuando una asamblea convocada por cientos de manifestantes bloqueó una zona de acceso restringido en el área aeroportuaria, impidiendo el paso de pasajeros y empleados. Al menos una persona ha sido evacuada por los servicios de emergencia. El Gobierno Chino ha emitido un mensaje de "apoyo a la jefa del Gobierno local, Carrie Lam y a los Servicios de Seguridad de Hong Kong", y ha advertido que las acciones de protesta contra instalaciones públicas, paralizando el aeropuerto y bloqueando los servicios públicos, "muestran tendencia hacia el fomento del terrorismo". Por su parte, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, inmerso en un enfrentamiento comercial con China, ha expresado su preocupación y ha deseado que "nadie resulte herido y que todo esto sirva en aras de la 'libertad'". En un tuit, el mandatario estadounidense ha señalado que la inteligencia de EE.UU. "ha informado que el Gobierno chino está trasladando tropas hacia la frontera con Hong Kong".

Desde el inicio de las protestas, la bolsa de Hong Kong ha sufrido la mayor caída de los últimos siete meses.  Los activistas acudieron al aeropuerto pocas horas después de que Carrie Lam, advirtiera de que sus protestas empujaban a la ciudad a "un camino sin retorno", que la recuperación de la ciudad podría llevar "mucho tiempo", y después de que el lunes el portavoz del Ejecutivo chino para los Asuntos de Hong Kong y Macao, Yang Guang, viera señales de "terrorismo" en las protestas y acusara a "los manifestantes radicales" de usar "armas peligrosas contra el cuerpo policial". Con la de este martes ya son cinco las jornadas consecutivas de protestas en el aeropuerto. La autoridad aeroportuaria de Hong Kong confirmaba este martes por la mañana que se cancelaban todos los vuelos que no hubiesen completado el proceso de facturación antes de las 16:30 (hora local), que solo podrían aterrizar los aviones que ya estaban en ruta, según la agencia de noticias DPA.

Hablamos con Mario Esteban, Investigador del Real Instituto Elcano y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, sobre la tensión que se vive en Hong Kong desde los últimos dos meses por el intento de aprobar una ley para extraditar hacia China y de las consecuencias que toda esta crisis puede traer.

El aeropuerto de Hong Kong ha sido este martes escenario de violentos choques entre policía y manifestantes. Es el segundo día que el aeródromo se ha visto obligado a paralizar todas sus operaciones por las protestas contra la jefa del Gobierno hongkonés, Carrie Lam, la polémica ley de extradición y la actuación policial en las manifestaciones. 

La intervención de los agentes se precipitó cuando una asamblea convocada por cientos de manifestantes bloqueó una zona de acceso restringido en el área aeroportuaria, impidiendo el paso de pasajeros y empleados. Al menos una persona ha sido evacuada por los servicios de emergencia.

El Gobierno Chino ha emitido un mensaje de "apoyo a la jefa del Gobierno local, Carrie Lam y a los Servicios de Seguridad de Hong Kong", y ha advertido que las acciones de protesta contra instalaciones públicas, paralizando el aeropuerto y bloqueando los servicios públicos, "muestran tendencia hacia el fomento del terrorismo".