Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Nuestro director de cine más prolífico es tanmbién un idólo en EE.UU. Ha estado nominado en 7 ocasiones a la estatuilla de oro y en Hollywood son muchos los actores y actrices que estarían dispuestos incluso a besarle los pies por estar en sus películas. Berta Tapia nos hace un recorrido por su relación con la meca del cine.

El mundo seguía mirando a la Luna. Neil Amstrong acababa de dar su famoso paso. Eran tiempos de contracultura. Tiempo de paz y amor; de sexo y drogas, de rechazo a la guerra del Vietnam. Tiempos de Woodstock. Un maremagnum en el que surgieron gurus de todo pelaje. Lo más cool era apadrinarlos, financiarlos, regalarles la oreja. Uno de ellos era Charles Manson. Exconvicto iluminado, anunciaba una guerra racial inminente. 10/08/19
 

Quentin Tarantino está obsesionado con la historia del asesino Charles Manson y con la "incomprensible" fascinación que provocaba, y eso lo vuelca en "Érase una vez en...Hollywood", una historia de sus recuerdos, de la pérdida de la inocencia y de un Hollywood ya desaparecido. El directo ha presentado la película en el festival de Cannes junto a sus protagonistas protagonistas Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y Margot Robbie.

El director Quentin Tarantino sorprendió la pasada semana al utilizar una canción de Los Bravos, Bring a Little Loving, para el tráiler de su próxima película, Erase una vez en Hollywood. El cantante del grupo español, Mike Kennedy, ha asegurado a TVE que es un "honor tremendo" y que es un gran admirador del cineasta desde su primera película.

La película, que suma cinco nominaciones a los Oscar 2019, narra la amistad de dos personas completamente opuestas: un rudo portero italoamericano del Bronx, intepretado por Viggo Mortensen, que ejercerá de chófer y guardaespaldas en su gira por el sur del EEUU de un refinado pianista afroamericano, interpretado Mahershala Ali. Ambos se reconocerán en sus diferencias con el telón de fondo de la dura segregación racial.