Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Israel ha atacado un convoy en la frontera entre Siria y Líbano, según han informado fuentes diplomáticas occidentales, en un momento de máxima preocupación por presuntos movimientos de arsenales de armas químicas y convencionales. Tanto el Gobierno israelí como el Ejército mantienen silencio al respecto. Según esas fuentes, 12 cazas israelíes habrían invadido el espacio aéreo libanés, algo que confirma el Ejército libanés que ha denunciado violaciones sistemáticas de su espacio aéreo en las últimas 24 horas. El objetivo parece ser un convoy cargado con misiles anti-aéreos. Durante toda la semana, oficiales israelíes habían advertido de la amenaza de que armas de Siria pasarán a manos de Hizbuláh, uno de los principales enemigos de Israel y aliado del régimen de Bachar al Asad. Y, aseguraron, no dudarían en lanzar un ataque preventivo.

Las protestas contra Estados Unidos en los países musulmanes por un vídeo que denigra al profeta Mahoma tienen visos de continuar durante la semana.

Este lunes, Líbano estará en el punto de mira. El líder del grupo chií Hizbulá, Sayyed Hassan Nasrallah, ha llamado a sus seguidores a manifestarse en Beirut.

El pasado viernes, Trípoli fue escenario de manifestaciones que dejaron al menos un muerto y 14 heridos. Un restaurante de comida rápida fue incendiado.

Nasrallah, que encabeza el mayor grupo armado de Líbano, ha advertido que "musulmanes y cristianos deben permanecer vigilantes para no caer en el conflicto. Los responsables de la película, empezando por los EE.UU., deben rendir cuentas".

"Todos estos sucesos están orquestados por la inteligencia de EE.UU.", ha añadido. Nasrallah acusa a Washington, que ha negado toda relación con el film, de usar el pretexto de la libertad de expresión para justificar que el vídeo siga disponible online.

Nasrallah urge a que el propio gobierno libanés tome cartas en el asunto. El ministro de Exteriores, Adnan Mansur, ha pedido al secretario de la Liga Árabe, Nabil al Araby, que convoque una reunión urgente.