arriba Ir arriba

El Consejo de Seguridad de la ONU ha condenado este miércoles la muerte de un casco azul español en el sur del Líbano, que ocurrió "en el contexto de un intercambio de fuego" en la región fronteriza con Israel.

La declaración fue dada a conocer al final de una reunión del máximo órgano de decisiones de la ONU para analizar los últimos enfrentamientos entre Israel y el grupo chií libanés Hizbulá, que causaron la muerte del militar español al servicio de la ONU.

El Gobierno español ha informado en Madrid de que la muerte del militar, Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años, ocurrió en un ataque israelí en respuesta a otro de Hizubulá, y dijo que las autoridades de Israel han expresado su disculpa por lo sucedido.

Máxima tensión en la frontera sur del Líbano. Israel y la milicia chií libanesa Hizbulá han protagonizado este miércoles un choque armado en la frontera entre ambos países, que de momento se ha cobrado la vida de un soldado español de la misión de la ONU para el Líbano (FINUL) y dos soldados israelíes. Otros siete militares de Israel han resultado heridos. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha advertido de que responderá en todos los frentes

Varias personas han muerto por un doble atentando en un barrio de mayoría chií en Beirut. La zona es un bastión del movimiento Hizbulá, que en los últimos meses se ha convertido en objetivo de atentados de radicales islamistas suníes por su apoyo al presidente sirio, Bachar al Asad, en la guerra civil que desangra el país vecino.

Israel habría bombardeado una base aérea siria el pasado miércoles, para destruir un cargamento de misiles supuestamente destinados al movimiento chií libanés Hizbulá.

Según informaciones aparecidas en diversos medios de comunicación, el ataque habría tenido lugar en el noroeste del país, y los aviones israelíes habrían invadido también espacio aéreo libanés.

Tanto la agencia francesa AFP como la cadena de televisión estadounidense CNN citan fuentes anónimas de la administración de EE.UU. que confirman dicho ataque. La cadena Al Arabiya se remite por su parte a "fuentes exclusivas".

Mientras que la ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH, con sede en Londres) ha asegurado que varias explosiones tuvieron lugar el miércoles cerca de una base aérea en la localidad costera de Jableh, cerca de Lataquia.

Las noticias del supuesto ataque han aparecido cuando el mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, terminaba su visita a Damasco.

Brahimi ha asegurado que la conferencia de paz de Ginebra 2 está condicionada a la participación de la oposición siria, con la que espera encontrarse en las próximas semanas.

Tras una gira por ocho países para recabar apoyos a la conferencia, en la que ya ha confirmado su participación el régimen sirio pero no los opositores, Brahimi ha insistido en que todas las partes acudan a esta cita, que busca dar una salida al conflicto.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea han decidido incluir al brazo armado de Hizbollah en la lista europea de organizaciones terroristas, una demanda histórica tanto de Estados Unidos como de Israel.

Informe Ander Cortázar.

Entrevista Ignacio Gutiérrez de Terán, profesor del Departamento de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad Autónoma de Madrid (22/07/13).