arriba Ir arriba

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 han elegido al primer ministro polaco, el conservador Donald Tusk como nuevo presidente del Consejo Europeo. Reemplazará en el cargo al belga Herman Van Rompuy. La socialista Federica Mogherini, ministra italiana de Asuntos Exteriores, será la nueva jefa de la diplomacia europea, en sustitución de la británica Catherine Ashton. 

Los líderes han logrado "un consenso para avanzar hacia su adopción antes de final del año, estamos haciendo progresos en este área", ha anunciado el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, al término de la reunión de cinco horas. Van Rompuy destaca que las noticias sobre fraudes y evasiones fiscales alimentan la "indignación pública" y que en el actual contexto en el que los países están haciendo esfuerzos de austeridad fiscal, luchar contra estas prácticas es "una cuestión de justicia y credibilidad".

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha propuesto a los Veintisiete aplicar un nuevo recorte de 13.000 millones de euros al marco presupuestario plurianual para la Unión Europea (UE) de 2014 a 2020, que se suma a los 80.000 millones de euros ya planteados en noviembre. Este "tijeretazo" situaría los compromisos comunitarios en 960.000 millones de euros, lo que supondría una reducción del techo de gasto durante los próximos siete años de 33.000 millones de euros respecto al anterior periodo presupuestario (2007-2013), dijeron fuentes comunitarias.

  • El próximo semestre se detallarán "los activos heredados"
  • Se reitera que es "imperativo" romper el círculo vicioso de bancos y riesgo país
  • Alemania sigue insistiendo en que España no llegará a tiempo
  • El calendario para fijar el marco legal se retrasa tres meses más
  • La cita venía precedida del acuerdo sobre el supervisor único
  • Consulta aquí las conclusiones de la cumbre de Bruselas (en inglés)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asiste este lunes en Oslo a la entrega del Premio Nobel de la Paz a la Unión Europea. El jefe del Ejecutivo considera la distinción muy justa por lo que ha supuesto la Unión para la democracia y prosperidad de sus integrantes. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, habla de un mensaje de ánimo para susperar las dificultades actuales. El premio ha sido concedido a la Unión Europea en reconocimiento a su papel a favor de la reconciliación en un continente que ha vivido amargas experiencias bélicas y por su defensa de los valores de la libertad, la democracia y los derechos humanos. Pero tras años de crecimiento y prosperidad, la UE se ha visto sumida en su más grave crisis. Austeridad, recortes o prima de riesgo son conceptos que ahora están en boca de todos.

El Tratado de Lisboa crearía el cargo de Presidente del Consejo Europeo, un cargo constituido como la más alta representación de la Unión Europea en política exterior. El 1 de enero de 2010 pasaba a ocupar por vez primera este cargo Herman Van Rompuy, por entonces Primer Ministro de Bélgica. El 1 de junio de 2012 sería reelegido para otro periodo de 2 años y medio.

Los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se han mostrado convencidos de que será posible llegar a un acuerdo sobre los presupuestos de la Unión Europea para 2014-2020, después de que la cumbre extraordinaria haya concluido sin un acuerdo, debido a las diferencias entre los países contribuyentes netos, como Reino Unido y Alemania, que exigen fuertes recortes y los que como España y Francia son partidarios de que se mantengan las partidas destinadas a la cohesión y a la agricultura.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha propuesto a los líderes de la Unión Europea (UE) mantener el recorte propuesto de 80.000 millones de euros en el presupuesto plurianual europeo (2014-2020), pero -para facilitar un consenso- ha redistribuido el recorte para reducir el impacto en las partidas más sensibles de agricultura y cohesión, esenciales para España, uno de sus principales receptores.

  • Ofrece a España 2.800 millones de fondos estructurales para las autonomías
  • Londres advierte que las posiciones no se han acercado "lo suficiente"
  • Hollande exigirá que se reduzcan aún más los recortes en agricultura
  • Merkel duda de que los líderes europeos logren llegar a un acuerdo
  • La Eurocámara advierte de que, si aumentan los recortes, vetará las cuentas

Los líderes de la Unión Europea han apurado las horas previas a la cumbre extraordinaria para mantener encuentros bilaterales con otros mandatarios, además de con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y con el presidente de la Comisión Europea, josé manuel Durao Barroso. La cumbre servirá para debiatir sobre los presupuestos de la Unión Europea para los años 2014-2020. Bruselas plantea un recorte de 80.000 millones, que se traduciría en 20.000 millones menos para España, el presidente del Gobierno ha dicho que defenderá la postura española con espíritu constructivo. A su llegada decía que iba a ser muy activo, y ya tenía cerradas varias bilaterales. Con los presidentes del Consejo y de la Comisión, con la cancillera alemana, con el presidente francés, con el primer ministro italiano, con el de Portugal y el de Polonia.