arriba Ir arriba

Israel ha rechazado la investigación independiente que le habían pedido la ONU y la Unión Europea sobre los incidentes ocurridos en la frontera con Gaza que se saldaron con la muerte de más de una decena de palestinos. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha dicho que fueron "medidas firmes de Israel para defender su soberanía".

ÓSCAR MIJALLO.- Nadie vio venir la Primera Intifada, ni siquiera los propios movimientos islamistas palestinos. Pero con los años, y vista su trascendencia e impacto, muchos han reclamado su paternidad. Fue uno de los acontecimientos que más ha transformado las dinámicas del conflicto en Palestina. Una de esas mayores transformaciones es que, con ella, también nació un nuevo actor: El Movimiento de Resistencia Islámica, "Hamás", en su acrónimo en árabe.

El movimiento islamista Hamás, que gobierna en Gaza desde que expulsó a las fuerzas leales a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en 2007, ha anunciado este domingo que disolverá el Comité Administrativo para gestionar el enclave y que, por tanto, acepta celebrar elecciones generales. En un comunicado enviado a la prensa, el movimiento cede el poder administrativo al Ejecutivo encabezado por Rami Hamdala, que en la última década gobernaba solo Cisjordania, aunque se espera que mantenga parte del poder en el campo de la seguridad y policial.

  • Breaking the Silence presenta su investigación sobre la última ofensiva en Gaza
  • La ONG ha entrevista a más de 60 soldados y oficiales que participaron en ella
  • Confiesan que las matanzas en Gaza contra fueron indiscriminadas
  • TVE es la primera televisión extranjera en contar con el testimonio de uno de ellos