Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

En Grecia comienza a aflorar el descontento por cómo se ha afrontado la difícil situación vivida estos últimos días. El gobierno ha anunciado su boicot a una de las televisiones privadas del país con más audiencia por las críticas recibidas. Y esta mañana, el ministro griego de Defensa, que visitaba las zonas afectadas, ha sido abucheado por algunos ciudadanos.

Bomberos y protección civil griegos continúan en Grecia la búsqueda de un número todavía indeterminado de desaparecidos tras los devastadores incendios que han asolado la costa al noreste de Atenas y han dejado hasta ahora 76 víctimas mortales.

Los últimos cuerpos hallados ayer por la noche fueron los de una pareja de personas mayores que habían fallecido en su casa víctimas de las llamas. Sin embargo, por ahora sigue sin conocerse con exactitud el número de personas desaparecidas.

El alcalde de la ciudad portuaria de Rafina, situada a unos 30 kilómetros de Atenas, Evánguelos Burnús, calculó, en unas declaraciones a la cadena de televisión privada Skai, que el número de víctimas podría alcanzar o incluso superar el centenar. Según Burnús, el número de personas dadas por desaparecidas por familiares o amigos ronda las 25.

María Vakas, de padre griego y madre española, comenta la delicada situación que está viviendo el país heleno desde el comienzo de los incendios este lunes. María destaca que ésta es una situación más trágica que la de 2007 y que las personas están más unidas para superar este panorama.

Los graves incendios que han dejado en Grecia 74 muertos y 187 heridos tuvieron uno de sus focos en la localidad costera de Mati, donde se ha producido el hallazgo de un grupo de 26 personas, entre ellas varios niños, abrazados unos a otros en un descampado entre dos complejos de viviendas. Ana, cuya vivienda está a 100 metros del lugar donde murieron estas personas, ni siquiera pensó en escapar, ante el rápido avance de las llamas. La población todavía recuerda los 3.000 incendios en la península de Peloponeso que en 2007 dejaron 64 personas fallecidas.
 

Al menos 74 personas han muerto y 187 han resultado heridas en los graves incendios que arrasan desde este lunes la costa al nordeste de Atenas, según el último balance de los bomberos, aunque las autoridades no excluyen que la cifra vaya en aumento, ya que todavía hay decenas de viviendas incendiadas a las que no han podido acceder por las elevadas temperaturas que reinan en su interior y numerosas llamadas de personas que avisan de familiares desaparecidos.

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que obliga al Estado español a cumplir el compromiso que alcanzó con la UE en 2015 para tramitar las solicitudes de casi 19.500 refugiados que estaban en Grecia e Italia. Es la primera vez que un tribunal nacional condena a su propio país por no cumplir las decisiones de la Unión Europea.