Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Juana Rivas ha sido condenada a cinco años de cárcel por dos delitos de sustracción de menores y a seis años de inhabilitación para ejercer la patria potestad de sus dos hijos, así como a indemnizar al padre, Francesco Arcuri, con 30.000 euros y al pago de las costas, incluidas las de la acusación. El juez considera que cuando Rivas decidió separarse del padre de sus dos hijos en el verano de 2016, optó por "explotar el argumento del maltrato" para obtener su guardia y custodia.

Juana Rivas se enfrenta a a cinco años de cárcel por dos delitos de sustracción de menores. La mujer ha declarado este miércoles ante el Juzgado de lo Penal l de Granada que se fue en mayo de 2016 con sus dos hijos de la isla de Carloforte (Italia) y no volvió porque "no quería vivir más bajo las torturas" de su expareja. Rivas ha permanecido un mes en paradero desconocido junto a sus dos hijos para no entregarlos al padre.

La renuncia del abogado Juan de Dios Ramírez a ejercer la defensa de Juana Rivas en el juicio por dos delitos de sustracción de menores que estaba previsto en el Juzgado de lo Penal 1 de Granada ha obligado a suspender la vista, en contra del criterio del juez, y a aplazarla hasta el próximo 18 de julio. "No soy ninguna delincuente y estoy defendiendo a mis niños, y lo voy a seguir haciendo aquí, en Italia y dónde haga falta", ha dicho a la salida del juzgado la mujer, que se enfrenta a una petición fiscal de cinco años de prisión y que esperaba la suspensión de la vista hasta que su también abogado José Estanislao López, actualmente de baja médica, pueda acudir a representarla.

La muerte por disparos de una mujer de 21 años en un campo de tiro de Las Gabias, en Granada, hace una semana fue un asesinato machista. La Guardia Civil ha concluido en un informe que la muerte de la joven fue intencionada y que él se suicidió después, según han confirmado a Efe fuentes próximas a la investigación. A raíz de esta conclusión, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género lo ha confirmado como un caso de violencia de género.