arriba Ir arriba

El Gobierno de Turquía ha suspendido las vacaciones de los funcionarios hasta nueva orden y les ha restringido los viajes al extranjero, según publica el boletín oficial turco, mientras prosiguen las purgas contra los supuestos participantes en el golpe militar fallido del pasado viernes: el primer ministro, Binali Yildirim, ha informado en un discurso televisado de que hasta el momento han sido detenidas más de 7.500 personas, entre ellas unos 6.000 militares, 100 policías, 755 jueces y fiscales, así como 650 civiles.

  • Hay ya 7.500 personas detenidas, la mayoría militares, pero también jueces
  • Más de 8.500 policías y gendarmes han sido apartados de sus puestos 
  • Solo los funcionarios con un permiso expreso pueden viajar al extranjero
  • El comisario europeo de Ampliación cree que las listas de jueces estaban hechas
  • Es el impulsor de una red política y social conocida como "Hizmet"
  • En 2013 los "Gülenistas" abrieron una investigación por corrupción que salpicó a Erdogan
  • Éste le acusó en 2013 de intentar hundir las Fuerzas Armadas e inició una purga en las administraciones
  • También le acusa de intentar crear un "Estado Paralelo" estableciendo sus propias estructuras
  • Gülen vive desde 1999 en Pennsylvania, EE.UU.

Turquía intenta recuperar la normalidad casi dos después de la intentona del golpe de Estado. Rodeado por los ex primeros ministros, Tayyip Erdogan, ha asistido al multitudinario funeral por las víctimas del fallido golpe de Estado. Muchos acusan al mandatario turco de intentar acelerar el rumbo político y le piden que no aproveche la ocasión para hacer una purga en los ámbitos militares, políticos y judiciales.

Las autoridades de Turquía han iniciado este sábado una purga de los estamentos militar y judicial, deteniendo a miles de supuestos implicados en el golpe de Estado que este viernes puso contra las cuerdas al Gobierno democrático del país y al presidente Recep Tayyip Erdogan, que ha vuelto a pedir a sus seguidores que salgan de sus casas para "defender su democracia", lo que ha llevado a miles de personas de nuevo a las calles para celebrar el fracaso de la intentona golpista.

  • La Policía ha detenido a 2.839 supuestos golpistas y a decenas de jueces
  • Miles de magistrados han sido suspendidos por el poder judicial
  • Erdogan vuelve a pedir a la gente que salga a la calle a "defender su democracia"
  • Miles de personas celebran el fracaso del levantamiento en Estambul y Ankara
  • Condena unánime al golpe militar de todos los partidos en el Parlamento turco

Las autoridades de Turquía han detenido este sábado a miles de soldados supuestamente implicados en el golpe militar que este viernes puso contra las cuerdas al Gobierno democrático del país y al presidente Recep Tayyip Erdogan, que ha vuelto a pedir a sus seguidores que salgan a las calles para "defender su democracia", mientras las fuerzas de seguridad acaban con los últimos focos de resistencia rebelde.

El presidente Recep Tayyip Erdogan es el hombre más poderoso de Turquía. Ejerció como primer ministro turco entre marzo de 2003 y agosto de 2014, y anteriormente como alcalde de Estambul entre 1994 y 1998. En 1998 se le prohibió tomar cualquier puesto en la administración pública y fue sentenciado a diez meses en la cárcel por haber leído un poema de tipo intolerancia religiosa. Con el abandono a la política abiertamente islamista, fundó el Partido de la Justicia y el Desarrollo en 2001, ganador de las elecciones de 2002.

  • Miles de personas frenaron el levantamiento enfrentándose a los militares
  • El presidente Erdogan pidió al pueblo turco que tomase las calles para resistir
  • Los soldados rebeldes lograron tomar durante varias horas instalaciones clave
  • Al menos 181 personas han muerto, 20 de las cuales eran golpistas
  • Así hemos contado minuto a minuto el golpe de Estado en Turquía

Turquía ha sufrido este viernes un intento de golpe militar que ha puesto contra las cuerdas durante varias horas al Gobierno democrático y al presidente Recep Tayyip Erdogan, que ha llamado al pueblo turco a salir "a las plazas" para resistir ante los soldados rebeldes, al igual que todos los partidos de la oposición, lo que ha sacado a miles de personas a las calles hasta hacer fracasar el levantamiento"Ningún poder está por encima de la voluntad popular", ha prclamado Erdogan tras el golpe, cuando ha regresado a Estambul aclamado por sus partidarios.

A la diez de la noche,hora española saltaban todas las alarmas. En Turquia se había dado un golpe de Estado. Las primeras noticias han sido confusas pero pronto se hablaba de que las Fuerzas Armadas turcas habían dado un golpe de Estado "para garantizar la democracia y el respeto a los Derechos Humanos" y habían tomado como rehén al jefe del Estado Mayor. Erdogan, el presidente del país, por su parte, hacía un llamamiento a sus seguidores a salir a la calle.