Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Audiencia de Barcelona ha absuelto al expresidente de CatalunyaCaixa, Narcís Serra, y al ex director general de la entidad, Adolf Todó, en el caso de los sobresueldos abonados en 2010 a la antigua cúpula de esa entidad bancaria. El tribunal ha absuelto también a los otros 39 miembros del Consejo de Administración que estaban acusados, entre los cuales estaba el presidente de Enagás, Antoni Llardén, que entonces era vicepresidente segundo de aquella caja.

El titular de instrucción número 30 de Barcelona ha acordado enviar a juicio a los exdirectivos de Catalunya Caixa Narcís Serra y Adolf Todó, así como a otros 39 miembros del consejo de administración que aprobaron los sobresueldos de la cúpula de la entidad cuando esta padecía pérdidas y había sido intervenida por el Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB). En un auto, el juez ha impuesto además una fianza de 9,5 millones de euros a los exdirectivos: el magistrado instructor obliga a los encausados a pagar solidariamente una fianza de 2,5 millones al FROB y otros 7 millones a favor de Catalunya Caixa, en previsión de las indemnizaciones que pudieran ser condenados a abonar.

La Audiencia Nacional ha dictado la apertura de juicio oral contra ocho exdirectivos de la CAM por irregularidades en la gestión de la caja que condujeron a su quiebra. Les reclama, además, el pago de una fianza de responsabilidad civil por importe de 1.592 millones de euros. La magistrada sienta en el banquillo, entre otros, al expresidente Modesto Crespo y la exdirectora general de la Caja de Ahorros del Mediterráneo Dolores Amorós por la comisión de un delito de falsedad en las cuentas anuales, delito relativo al mercado y los consumidores, manipulaciones informativas, estafa agravada, apropiación indebida y falsedad en documento mercantil.