Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El programa Documentos RNE recuerda este sábado a Ramón Serrano Suñer (1901-2003), considerado por los historiadores el arquitecto del régimen franquista. Además de levantarlo con sus conocimientos de jurista, El Cuñadísimo, como se le conocía entonces (estaba casado con la hermana menor de Carmen Polo), formó parte de ese nuevo estado como ministro de la Gobernación, del Interior y de Exteriores.

La sección argentina de Interpol ha solicitado la detención preventiva, con fines de extradición, de 20 imputados por crímenes del franquismo. Entre ellos figura el exministro Rodolfo Martín Villa, a quien la juez María Servini considera responsable de la represión del 3 de marzo de 1976 en Vitoria, en la que fueron asesinados cinco trabajadores durante el desalojo por la policía de una iglesia. Martín Villa ha dicho en Las mañanas de RNE que no se va a "esconder tras la no extradición”. También ha señalado que no aceptará que se le aplique la Ley de Amnistía ni la prescripción de los delitos. Explica que hasta ahora no ha recibido ningún documento por cauces oficiales y que está dispuesto a prestar declaración no solo ante la juez, sino también, si fuera posible dado que no es parlamentario, ante el Congreso de los Diputados (13/11714). 

La Interpol de Argentina ha solicitado a Madrid la detención preventiva de los últimos 20 imputados por la justicia argentina en la causa de los crímenes del franquismo. La jueza argentina María Servini pidió a finales de octubre en un auto la extradición, entre otros, de los exministros Rodolfo Martín Villa y José Utrera Molina, además de otros cinco exministros, jueces y siete policías del régimen franquista. La jueza se basa en el principio de justicia universal. 

 

Una juez argentina ha ordenado la detención de 20 imputados por crímenes durante el Franquismo, entre ellos, los exministros Rodolfo Martín Villa y José Utrera Molina. La petición nace a raíz de una querella presentada en 2010 por familiares de dos fusilados durante la dictadura. Desde las asociaciones de víctimas del franquismo han mostrado su satisfacción y piden al Gobierno que colabore con la justicia argentina.

Dos mujeres nonagenarias han relatado este jueves al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y a la jueza argentina María Servini las represiones a las que fueron sometidos miembros de sus familias durante el franquismo, en el que han calificado como un día feliz tras ser escuchadas al fin por un juez. Faustina Romeral Cervantes, de 90 años, y Teresa Álvarez Alonso, de 93, han sido las primeras víctimas del franquismo que han declarado en la Audiencia Nacional de Madrid, aunque por exhorto dentro del proceso que la jueza argentina lleva en su país en virtud al principio de justicia universal.