Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El candidato socialista a las presidenciales francesas, François Hollande, asegura que aumentará los impuestos para los más ricos y para la banca si gana las elecciones. Entre las 60 propuestas electorales que presenta hoy figura, además, su rechazo al nuevo tratado europeo que han pactado Sarkozy y Merkel.

LUIS MIGUEL ÚBEDA (Corresponsal de RNE en París).- La primera encuesta política del año en Francia, publicada por el Journal du Dimanche a 104 días de las presidenciales, sitúa al presidente, Nicolás Sarkozy, a tan solo 2 puntos del candidato opositor, François Hollande, del Partido Socialista Francés (PSF).

La distancia entre ambos había llegado a ser de 10 puntos

sarkozy alcanzaría en la primera vuelta un 26% de los votos, tan solo dos puntos menos que Hollande, con 28%. La distancia estimada había llegado a ser de 10 puntos.

Esta mejoría presidencial ha llevado a los periódicos políticos a decir que no todo está escrito, mientras los partidarios del presidente alegan que sus recetas para salir de la crisis son las indicadas.

Hollande, por su parte, se dice satisfecho de saber que los sondeos le dan como vencedor en ambas vueltas.

En Francia las primarias socialistas han despejado el camino a dos candidatos. François Hollande, que obtuvo un respaldo del 39% y Martine Aubry, que consiguió el 31%. Uno de los dos disputará la presidencia del país a Nicolás Sarkozy en las elecciones del año que viene.

Eguzky Urteaga, profesor de Sociología de la Universidad del País Vasco, y experto en política francesa, destaca la alta participación, 2,5 millones de personas, que ha logrado movilizar estas primarias, no solo del partido Socialista, sino de distintos partidos de izquierda.

Destaca tanto la figura de Hollande como de Aubry, esta última con un perfil más a la izquierda que Hollande que se sitúa con más comodidad en el centro.

En su opinión " en la segunda vuelta el panorama está bastante abierto". Aubry, dice, tiene una gran reserva de votos a su izquierda, por lo tanto los próximos días son muy importantes para saber qué negociaciones y movimientos se producen.

Destaca también la figura de Arnaud Montebourg, que ha quedado en tercer lugar, pero que ha hecho un muy buen discurso y ha irrumpido y conectado con el debate público, con lo que le preocupa a la ciudadanía y hoy es la figura principal cara a los próximos años.

Reconoce el desgaste de Nicolás Sarkozy así como las divisiones en su propio partido pero afirma que quedan siete meses por delante y en campaña, dice, Sarkozy es muy bueno movilizando a su electorado.

François Hollande y Martine Aubry han encabezado la primera ronda de las primarias socialistas, y se enfrentarán el próximo domingo en la segunda vuelta prevista para designar al candidato de ese partido para las presidenciales del próximo año.

Ambos figuraban en los últimos sondeos como favoritos, por lo que la sorpresa de la jornada recayó en el lugar ocupado por el resto de candidatos, de los que Arnaud Montebourg se alzó por sorpresa en tercera posición, por delante, respectivamente, de la excandidata presidencial Segolène Royal, y de Manuel Valls y Jean-Michel Baylet.