arriba Ir arriba

En los informes de la policía sobre el caso Gürtel que el juez Ruz entregó a las partes, además de las menciones a Francisco Álvarez Cascos, se describe que la trama movió en tres años 25 millones de euros en dinero negro. Según los mismos, los recursos procederían de la adjudicación de contratos públicos y de la realización de actos para el Partido Popular.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional señala al ex secretario general del PP Francisco Álvarez-Cascos como receptor de comisiones del caso Gürtel a cambio de contratos públicos tras concluir "a nivel indiciario" que la persona que está detrás de las siglas P. A. C. que aparecen en varios documentos incautados a la trama es el exministro 'popular'.

Así se desprende de uno de los dos informes que la UDEF ha remitido este lunes al juez que instruye el caso Gürtel en la Audiencia Nacional, Pablo Ruz,sobre una supuesta trama de comisiones a cargos del PP, presuntamente ideada por el empresario Francisco Correa.

Los ex secretarios generales del PP Francisco Álvarez-Cascos y Javier Arenas han negado haber cobrado sobresueldos, aunque han admitido falta de control en las donaciones en sus declaraciones ante el juez Pablo Ruz que instruye el caso Bárcenas sobre la supuesta contabilidad B del PP. Ambos han negado la existencia de una contabilidad en negro basada en el pago de comisiones por parte de empresarios a cambio de adjudicaciones, según han informado fuentes jurídicas.

El juez Pablo Ruz, que instruye la investigación judicial sobre la supuesta contabilidad B del Partido Popular en el caso de 'los papeles de Bárcenas', va a interrogar este martes como testigos a dos exsecretarios generales del Partido Popular, Javier Arenas y a Francisco Alvarez Cascos. El miércoles irá María Dolores de Cospedal.El juez espera que aporten datos sobre la financiación del PP.

El juez Ruz ha citado en la Audiencia Nacional para que declaren como testigos el 13 y el 14 de agosto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y a dos de sus predecesores en el cargo, Javier Arenas y Francisco Álvarez Cascos. El magistrado cree que sus declaraciones pueden aportar datos relevantes en la investigación de los llamados papeles de Bárcenas sobre la supuesta contabilidad B del Partido Popular, a pesar de que ocuparon la secretaría general del PP antes del período que se investiga. El juez Ruz ha ordenado hoy, además, el embargo de las cuentas bancarias de Bárcenas en España con más de 700.000 euros, de tres viviendas del extesorero del PP, entre ellas su domicilio en Madrid y de tres plazas de garaje.

El que era ministro de Fomento cuando se hundió el Prestige, Francisco Álvarez Cascos, ha declarado como testigo en el juicio que se desarrolla en A Coruña. Cascos ha defendido todas las decisiones que se tomaron en su momento, la más importante, la de alejar el barco de la costa. Y ha asegurado que si se hubieran tomado otras medidas, las consecuencias habrían sido mas graves.