arriba Ir arriba

Durante un foro de negocios chino-filipino celebrado en Pekín, Duterte ha comunicado este jueves su intención de separarse de Estados Unidos y acercarse a China. En un discurso, el mandatario filipino aseguró que Estados Unidos ya no puede verse como "el más poderoso del mundo (...), porque le debe a China muchos préstamos", y reiteró su intención de mejorar sus intercambios con la potencia asiática, su segundo socio comercial en 2015. Duterte ha anunciado así la "separación" económica de Washington, su principal aliado, durante un foro celebrado en Pekín.

El secretario de Finanzas filipino, Carlos Domínguez, rebajó el tono de Duterte en un comunicado divulgado posteriormente en el que, si bien afirmó que Manila "dará un firme giro hacia la integración económica regional" con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), también "mantendrá relaciones con Occidente".

Estados Unidos por su parte dice no haber recibido petición oficial alguna para "cambiar" su asistencia o cooperación con Filipinas. En una declaración enviada a Efe, una fuente de la Casa Blanca explicó, bajo la condición de anonimato, que el Gobierno estadounidense todavía no ha recibido ninguna solicitud "a través de los canales oficiales" para cambiar la asistencia o cooperación con Filipinas.

Unas 80 personas, entre manifestantes y policías, han resultado heridas este miércoles durante una protesta de indígenas del sur de Filipinas frente a la embajada de EE.UU. en Manila por la presencia militar estadounidense en el país, han informado medios locales. Las fuerzas de orden desplegadas alrededor de la legación diplomática cargaron contra unos 700 manifestantes que pedían el fin de la presencia de las tropas de EE.UU. y expresaban su apoyo a la política exterior del presidente filipino, Rodrigo Duterte, apunta el diario "Inquirer".

La Policía alega que los manifestantes no tenían los permisos requeridos para celebrar la protesta y que decidieron lanzar gases lacrimógenos al ver que un grupo atacaba un vehículo policial. Uno de los momentos más dramáticos fue cuando el conductor de un furgón policial arrolló a varios manifestantes tras recorrer unos diez metros marcha atrás y hacia adelante en repetidas ocasiones.

Un exsicario ha acusado este jueves al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, en el Senado de haber ordenado varios asesinatos y atentados en mezquitas cuando era el alcalde de la ciudad sureña de Davao, cargo que ha ostentado durante más de dos décadas. "Nuestro trabajo era matar a criminales como traficantes de droga, violadores y ladrones", ha dicho en la sesión televisada el filipino Edgar Matobato, un asesino confeso y supuesto exmiembro de un grupo que operaba bajo las órdenes de Duterte cuando dirigía la alcaldía de Davao.

Matobato ha afirmado haber participado en unos 50 asesinatos como miembro de los llamados "Escuadrones de la Muerte de Davao" y ha añadido que Duterte también les ordenó que secuestraran y mataran a algunos de sus rivales y enemigos. Entre otros, colaboró en el asesinato de cuatro miembros del bando de Prospero Nograles cuando le disputaba a Duterte la alcaldía de Davao. "Les estrangulamos. Les abrimos las tripas y luego cargamos sus cadáveres en un barco y les echamos al mar", ha relatdo Matobato sobre estas cuatro víctimas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha cancelado la reunión que tenía previsto mantener este martes con su homólogo de Filipinas, Rodrigo Dutertedespués de que este le llamara "hijo de puta" por cuestionar su política de lucha contra el narcotráfico.

El incidente diplomático que debilita la postura estadounidense ante China en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), en la que la soberanía sobre el Mar de China meridional será uno de los asuntos clave.

"Soy el presidente de un Estado soberano y hace mucho que dejamos de ser una colonia", ha remarcado Duterte ante los medios, antes de proclamar: "No tengo ningún amo salvo el pueblo filipino. Hay que ser respetuoso, no lanzar preguntas y comunicados. Hijo de puta, te voy a maldecir en ese foro".

"Es un tipo pintoresco", se ha limitado decir el presidente de Estados Unidos desde China, donde participaba en la cumbre del G20, sobre el exabrupto de Duterte, muy alejado de los modos diplomáticos habituales. En cualquier caso, Obama se ha reafirmado en que pensaba abordar el asunto de las ejecuciones extrajudiciales en el marco de la lucha contra el narcotráfico en Filipinas, por lo que emplazó al Gobierno filipino a confirmar que podría mantener con Duterte una reunión "productiva" y "constructiva".

Los candidatos a la presidencia de Filipinas han acudido este lunes a votar en una jornada electoral que se desarrolla con incidentes aislados y problemas en varios colegios debido a fallos en la maquinaria del recuento de los sufragios.

A punto de llegar a la mitad de la jornada, el único candidato que aun no ha votado es el principal favorito, el controvertido alcalde de Davao, Rodrigo Duterte, que se espera que lo haga a última hora del plazo de votación.

El más madrugador a la hora de depositar su sufragio fue el actual vicepresidente, Jejomar Binay, que ha acudido a su colegio electoral en Makati, uno de los distritos de la capital, a las 06.00 hora local (00,00 hora española), justo cuando los centros de voto abrieron sus puertas.