Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Más de medio millar de personas disfrazadas de muertos vivientes, vampiros y momias han tomado este viernes por la noche el centro de Sitges (Barcelona), en la cuarta entrega de la Zombies Walk, que este año ha sido apadrinada por el equipo de la película 'Juan de los muertos', con Alejandro Brugués a la cabeza.

Niños, jóvenes y mayores han desatado su imaginación y se han vestido de novias cadáver, enfermeras diabólicas, camareros que servían cabezas de bebés, siniestros soldados de la Segunda Guerra Mundial e, incluso, muertos vivientes con barretina y espardeñas.

Con un ambiente festivo y a la vez tenebroso, habitantes de la población y asistentes al Festival de Cine Fantástico de Sitges, han disfrutado de este desfile, que ha contado con la colaboración del Hotel Melià, donde todo el mundo que quisiera podía ser maquillado gratuitamente: disparos de bala, arañazos, ojeras, camisetas rotas y pantalones desgastados han sido el disfraz más habitual.

Más de medio millar de personas disfrazadas de muertos vivientes, vampiros y momias han tomado este viernes por la noche el centro de Sitges (Barcelona), en la cuarta entrega de la Zombies Walk, que este año ha sido apadrinada por el equipo de la película 'Juan de los muertos', con Alejandro Brugués a la cabeza.

Niños, jóvenes y mayores han desatado su imaginación y se han vestido de novias cadáver, enfermeras diabólicas, camareros que servían cabezas de bebés, siniestros soldados de la Segunda Guerra Mundial e, incluso, muertos vivientes con barretina y espardeñas.

Con un ambiente festivo y a la vez tenebroso, habitantes de la población y asistentes al Festival de Cine Fantástico de Sitges, han disfrutado de este desfile, que ha contado con la colaboración del Hotel Meli, donde todo el mundo que quisiera podía ser maquillado gratuitamente: disparos de bala, arañazos, ojeras, camisetas rotas y pantalones desgastados han sido el disfraz más habitual.