Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La líder del movimiento feminista Femen, Laura Alcázar, ha declarado este martes en el juicio por irrumpir semidesnuda en una marcha "provida" el 17 de noviembre de 2013 en Madrid que los manifestantes 'provida' las golpearon con paraguas, las zarandearon y las rociaron con espray.
Así lo ha señalado en la vista oral que se ha celebrado en el Juzgado de lo Penal número 19 de Madrid por la causa abierta a Alcázar y a otras cuatro activistas de Femen, detenidas en 2013 por exhibicionismo en una manifestación antiabortista en la que proclamaron mensajes favorables al aborto con sus torsos desnudos.
"En ningún momento agredíamos ni a las personas allí presentes ni a la Policía. Queríamos protegernos a nosotras mismas porque fuimos atacadas", ha explicado Alcázar al juez.

Cinco activistas de la organización Femen, con el torso desnudo, han abordado al presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela cuando se disponía a entrar en una parroquia de la capital. El incidente se ha producido en torno a las ocho de la tarde durante el breve recorrido entre el vehículo del cardenal y la entrada del templo.

Las dos activistas extranjeras de FEMEN detenidas este miércoles en el Congreso de los Diputados por interrumpir el Pleno semidesnudas en defensa del aborto han quedado en libertad tras declarar ante el juez. A su salida de los Juzgados de Plaza de Castilla han dicho que se encuentran "satisfechas" por su acción y han advertido que España "debe entender que FEMEN está aquí" y que van a llevar a cabo más acciones.

Así se han expresado las dos activistas, de nacionalidad ucraniana y francesa, que quedaron en libertad en torno a las ocho y media de la tarde después de que el juez únicamente les haya impuesto la obligación de fijar un domicilio en España, "a efectos de notificaciones y citaciones".

El Gobierno y el PP han censurado en los pasillos del Congreso el comportamiento de las tres activistas de Femen que esta mañana han interrumpido el pleno con el torso desnudo al grito de "¡aborto es sagrado!", mientras que el grupo de la Izquierda Plural ha aplaudido su actuación. Para el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, lo ocurrido en el hemiciclo ha sido una "falta de respeto a la soberanía popular".

Un grupo de mujeres protestó hoy contra el presidente ruso, Vladimir Putin, y su sistema político al mostrar en sus torsos desnudos inscripciones como "fuck dictator" en la Feria Industrial de Hannover (norte de Alemania) de la que Rusia es el país invitado en esta edición.

Las activistas del movimiento Femen aprovecharon la visita inaugural a la Feria de Putin y la canciller federal, Angela Merkel, para desnudarse de cintura para arriba ante los dos mandatarios y su séquito, que se vieron sorprendidos ante la acción de protesta.

Las mujeres fueron inmediatamente detenidas por los guardaespaldas de Merkel y Putin cuando estos acababan de visitar el recinto del fabricante germano de automóviles Volkswagen.