arriba Ir arriba

La situación en Cataluña ante el desafío independentista centró una semana más la atención del Jefe del Estado, pendiente del aumento de la tensión y el creciente deterioro en las relaciones institucionales y sociales. De su evolución estuvo puntualmente informado y, aunque en público no se refirió directamente al tema, sí alertó de los riesgos sobre la economía.
Una semana en la que el Rey viajó de nuevo a Asturias, a Somiedo, para el centenario de la Central Hidráulica de la Malva y, en Madrid, recibió credenciales de seis nuevos embajadores. La Reina Letizia inauguró en Tenerife el curso escolar y en Madrid el Día Mundial de la Investigación en cáncer.

Explícito ha sido en su mensaje el Rey. La Constitución Española prevalecerá, advierte, frente al desafío independentista. Felipe VI dice estar seguro de que los derechos que pertenecen a los españoles serán preservados ante cualquier quiebra de la convivencia en democracia. El Gobierno mantiene firme su llamamiento a cumplir la ley en Cataluña y ha pedido a los ciudadanos que no atiendan a las citaciones para participar en el pretendido referéndum. Ante las llamadas al diálogo de Puigdemont, Mariano Rajoy ha rechazado negociar cualquier propuesta que pretenda ir en contra de la Constitución y el Estatuto. El jefe del Ejecutivo ha reiterado su convicción en que no habrá referéndum porque se va a cumplir la ley.

El Jefe del Estado comienza el curso como lo terminó, preocupado por la amenaza independentista en Cataluña, aunque todavía confiado en que la Constitución prevalecerá. Preocupación agravada tras la tormentosa aprobación por el Parlamento catalán de las llamadas leyes de ruptura, inmediatamente recurridas por el gobierno.
La ley del referéndum fue suspendida por el Tribunal Constitucional. De todo ello y de las demás acciones del gobierno en defensa de la legalidad constitucional Rajoy informó personalmente al monarca con quien estuvo en permanente contacto.

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha garantizado una actuación firme y enérgica en defensa de la unidad de España cuando queda menos de un mes para la celebración del referéndum independentista previsto por el Govern catalán. Mientras, el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha calificado de "inaceptables" las pretensiones independentistas.

El ministro de Asuntos Exteriores viaja a La Habana y con su visita Alfonso Dastis podría allanar el camino para un viaje oficial del rey a la isla. De conseguirlo sería el primero para Felipe VI, que tiene a Cuba como único país de la región que aún no ha visitado. Una visita que de ser sería histórica y debería llevarse a cabo antes de febrero cuando Raúl Castro debería abandonar su cargo.

El rey asistirá a la manifestación contra el terrorismo convocada el próximo sábado en Barcelona en rechazo a los atentados cometidos hace una semana en la capital catalana y en Cambrils (Tarragona). La marcha, convocada por el Ayuntamiento de la capital catalana y la Generalitat, discurrirá hasta la plaza de Catalunya bajo el lema "No tinc for (No tengo miedo)" en apoyo a las víctimas de los dos ataques yihadistas, que han dejado 15 muertos y más de 120 heridos. Casa Real ha confirmado la presencia de Felipe VI horas después de que Moncloa haya informado también de la participación del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de otros miembros del Ejecutivo en el acto del sábado.

Cataluña no olvida a los 15 muertos y más de 100 heridos en los atentados de la semana pasada. Si este jueves ha sido Rubí una de las localidades que se ha echado a la calle para recordar a las víctimas, esta tarde será Cambrils la que movilizará a sus vecinos para condenar el terrorismo. La convocatoria en el mismo sitio del atentado, será una previa de la gran manifestación prevista para mañana en Barcelona. El manifiesto de la convocatoria en la capital catalana se va a conocer a partir de las 11 de la mañana. En esa marcha de la capital catalana bajo el lema "No tinc por" -no tengo miedo- se espera que miles de ciudadanos llenen el recorrido desde los Jardinets de Gràcia hasta la Plaza de Cataluña. El rey ha confirmado su asistencia a la manifestación. Será la primera vez que un monarca acuda a un acto de este tipo en la historia de la democracia.

La líder del PSC en el Congreso, Meritxell Batet, considera un "buen gesto" la imagen de todos los partidos del Parlamento, excepto Bildu, sentados en la misma mesa en la reunión de la comisión de seguimiento del pacto antiyihadista. Sin embargo, pide a los partidos que acudieron como observadores, entre ellos Unidos Podemos, PDeCAT, ERC y PNV, que se sumen al acuerdo.

"El pacto responde a unos valores compartidos, y creo que no hay mucho matiz ahí. Preferiría que todos los que se sentaran en la mesa se sentaran como parte del pacto y no como meros observadores, porque yo creo que no hay que quedarse en la observación, sino que hay que implicarse, involucrarse y aportar".

Sobre la manifestación convocada para el próximo sábado en Barcelona en condena por estos ataques, Batet ha pedido que sea una condena de toda la sociedad y ve "fuera de lugar" que la CUP no quiera que el rey acuda.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado que, si la Mesa del Parlament admite a trámite la proposición de ley de referéndum registrada por Junts pel Sí (JxSí) y la CUP, el Ejecutivo la recurrirá inmediatamente, porque representa "una nueva patada al sistema democrático".
Así lo ha avanzado Rajoy tras reunirse con el Rey en el Palacio de Marivent, en Mallorca, en un encuentro en el que la cuestión catalana ha sido uno de los temas tratados.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido este lunes de que si la Mesa del Parlamento catalán califica favorablemente la proposición de ley de referéndum registrada por Junt pel Sí y la CUP el Ejecutivo lo recurrirá inmediatamente, porque es "una nueva patada al sistema democrático". Así lo ha asegurado tras el encuentro que ha mantenido con el rey en el Palacio de Marivent, en su tradicional despacho veraniego.