arriba Ir arriba

Mensaje del Jefe del Estado el miércoles ante los medallistas olímpicos en Río a donde el monarca no pudo trasladarse por la situación de interinidad política en nuestro país. Una situación que todavía se mantiene y a la que el Rey dedica toda su atención. A ello y a la evolución de la situación en Cataluña, donde el President de la Generalitat dio un paso más hacia la independencia anunciando referéndum en un año. Un referéndum que se aleja para el gobierno de la realidad y la legalidad.
Entretanto, viaje relámpago del Rey a Jerusalem para asistir al multitudinario funeral del nobel de la Paz, ex- presidente y dos veces Primer Ministro de Israel, Simón Peres.

El Rey presenta a España ante la Asamblea General de Naciones Unidas, que el martes abrió su sesión anual, como un país que supera coyunturas complejas. Sin citar la situación política, pidió diálogo y sentido del deber para que las diferencias se resuelvan con voluntad de acuerdo. En este foro internacional, desgranó las prioridades de España y reivindicó la soberanía de Gibraltar, última colonia europea. En la Cumbre previa, se puso el foco en los refugiados. El monarca pidió compromiso internacional con esos 65 millones de personas que huyen de las guerras o el terrorismo.

En paralelo, el presidente norteamericano, organizó también una cumbre de líderes mundiales sobre refugiados para un acuerdo global de acogida de 360 mil desplazados.

El Rey mantuvo, además, varias reuniones bilaterales y la Reina se reunió con responsables de agencias de la ONU.

El rey Felipe ha pedido "diálogo" y apela al "sentido del deber" para resolver las diferencias que hacen que se lleven ya nueve meses de bloque político. Los partidos políticos coinciden con el monarca. En el PSOE muestran respeto y reivindican su disposición al dialogo. Desde Ciudadanos, Rivera asegura que es el único que ha buscado el acuerdo. Podemos ha dicho que poco más pueden hacer salvo seguir pidiendo a Sánchez que se decida. Desde Galicia, Mariano Rajoy respalda el llamamiento del rey y culpa de la falta de entendimiento al líder socialista.

Felipe VI ha lanzado este martes en la Asamblea General de la ONU un mensaje de confianza en la capacidad de España y de sus ciudadanos de superar "tiempos difíciles" y "coyunturas complejas", como la que representan en la actualidad la incapacidad de los partidos para formar Gobierno.

Momentos antes, el rey ha participado en la cumbre de líderes sobre refugiados de la ONU, en la que ha afirmado que España "seguirá dando prueba de solidaridad y generosidad" los próximos años, pero todos los "remedios paliativos" son "insuficientes" si no se pone fin a los conflictos y actos terroristas que provocan los desplazamientos.

En el ámbito internacional, el monarca se ha referido a la situación de Gibraltar y ha invitado al Reino Unido a "poner fin" al "anacronismo" colonial y a pactar una solución que "restablezca la integridad territorial de España" y "resulte beneficiosa" para la población del Peñón y del área española del Campo de Gibraltar.

El rey de España ha pedido este lunes en su intervención en la reunión de alto nivel de la ONU sobre la crisis de los refugiados, responder con generosidad a los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes. Ante más de una veintena de mandatarios de distintos continentes, el monarca ha recordado que a las puertas de Europa llaman muchas de las 65 millones de personas refugiadas y desplazadas internas que "huyen de los conflictos, del terrorismo o de la persecución", sobre las que ha afirmado: "Nuestra responsabilidad es acogerlasen la medida de nuestras capacidades, para que puedan llevar una vida digna". En su tercera visita anual a Nueva York como rey, acompañado por la reina Letizia, Felipe VI ha abierto su participación en las sesiones de trabajo de la ONU con una intervención en la reunión de alto nivel convocada por el secretario general, Ban Ki-moon, para abordar la situación de los migrantes, en la que participan casi un centenar de jefes de Estado y de Gobierno.

El rey Felipe VI ha recordado desde la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, que a las puertas de Europa llaman muchas de las 65 millones de personas refugiadas y desplazadas internas que "huyen de los conflictos, del terrorismo o de la persecución", sobre las que ha afirmado: "Nuestra responsabilidad es acogerlas, en la medida de nuestras capacidades, para que puedan llevar una vida digna".

El monarca representa a España en la cumbre sobre acogida de refugiados que se lleva a cabo en la sede de la ONU, en la ciudad neoyorquina, desde donde ha asegurado que "quienes han sido expulsados de su hogar por la fuerza tienen que saber que cuentan con nuestro apoyo para atender sus necesidades" y poder ejercer su derecho al regreso, "a volver a su tierra".

Don Felipe ha precisado que ese retorno "pasa necesariamente por el fin de los conflictos, la derrota del terrorismo y el establecimiento de sociedades inclusivas y democráticas donde se respeten los derechos fundamentales, la vida y la libertad".

La Fiscalía General del Estado actuará si los independentistas no cumplen con la ley. Lo ha dicho en su discurso Consuelo Madrigal, que ha defendido la sentencia del Tribunal Constitucional que anula la resolución soberanista del Parlamento de Cataluña.

Arranca un año judicial con un otoño intenso. La primera gran cita será el juicio de las tarjetas black, que comienza a final de mes. En octubre comienza el juicio de la trama Gürtel y más tarde, el juicio del caso de los ERE, la trama Púnica, la supuesta contabilidad B del PP y el caso Bankia.

El rey Felipe VI ha hecho este lunes un llamamiento a los partidos en favor del "diálogo, la concertación y el compromiso" después de la investidura fallida de Mariano Rajoy la semana pasada y ha descartado por ahora convocar una nueva ronda de consultas con los partidos políticos para proponer de nuevo candidato como establece la Constitución. Así se lo ha hecho saber el monarca a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor.

El curso político comienza -si es que alguna vez acabó- complejo para el Jefe del Estado que deberá decidir ahora si propone un candidato -aunque sea el mismo- o espera dos meses para convocar terceras elecciones.
Previsiblemente el lunes, tras recibir en Zarzuela a Ana Pastor, fije nueva ronda de consultas con los partidos. El Rey no oculta su preocupación por los efectos negativos de esta situación.
No por previsto el actual escenario político es menos complejo. El Estado que debe decidir ahora si propone nuevo candidato o convoca terceras elecciones. Hay varias posibilidades y un calendario.

Varios temas han ocupado especialmente al monarca en este verano atípico. La situación política y las negociaciones para formar gobierno, su propia actividad institucional y la participación española en las Olimpiadas de Rio.

El rey Felipe VI se reunirá este lunes con la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, tras la sesión de investidura fallida de Mariano Rajoy de este viernes. La Constitución establece un plazo de dos meses y una nueva ronda de contactos por parte del rey para presentar el mismo u otro candidato a una investidura como presidente del Gobierno.

El Jefe del Estado ha propuesto a Mariano Rajoy como candidato a ser investido Presidente del Gobierno por el Congreso de los Diputados. Lo hizo tras una nueva semana de consultas -la cuarta en apenas siete meses- con los partidos con representación parlamentaria, Unas consultas que ocuparon prácticamente toda su actividad oficial y en las que los líderes políticos destacaron la seriedad y preocupación del monarca por la situación y la necesidad de formar gobierno cuanto antes. Una preocupación que explicitó su padre, el Rey Juan Carlos en Perú, donde asistió a la toma de posesión de su nuevo Presidente
El monarca tomó su decisión después de una ronda de consultas en Zarzuela que cerró el jueves por la tarde con Mariano Rajoy. Comprobó quienes apoyarían o se abstendrían en una posible investidura del líder del PP. Socialistas, Podemos y nacionalistas trasladaron al Rey que votarán no en la investidura de Mariano Rajoy como Presidente del Gobierno. Si ninguno de ellos cambia el sentido de su voto no habrá gobierno.

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maillo, ha restado importancia al hecho de que Mariano Rajoy no haya asegurado que se vaya a presentar a la votación de investidura tras aceptar el encargo del rey, ya que considera que antes hay que hablar de "contenidos" y ha señalado que el presidente del Gobierno en funciones "no ha dicho que no vaya a ir al acto formal de la investidura", sino que va a "intentar formar todos los apoyos y que apela también a la responsabilidad de los demás".

En relación con las negociaciones que, según Rajoy, comienzan desde mañana, ha pedido a Ciudadanos que tenga "la misma actitud de diálogo que tuvo con Pedro Sánchez" tras las elecciones del 20D porque "la abstención no vale" para nombrar a un presidente del Gobierno. La ronda de consultas del rey con los representantes parlamentarios ha terminado este jueves con  las audiencias al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al de Podemos, Pablo Iglesias, al del PSOE, Pedro Sánchez y al del PP, Mariano Rajoy.

Maillo ha criticado el hecho de que el PSOE diga al mismo tiempo 'no' a Rajoy, que no quiere terceras elecciones, y que quiere estar en la oposición, una decisión que considera "razonable", pero considera que tendrá que desdecirse de alguna de las tres afirmaciones porque sino tendrán que celebrarse nuevas elecciones. El vicesecretario de Organización del PP ve posible el acuerdo para una investidura porque "hay margen para el cambio, para cambiar la voluntad de los demás partidos" y sino no hubieran "aceptado la investidura".

El candidato del PP y presidente del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, ha aceptado este jueves el encargo del rey para formar Gobierno pero ha dejado la puerta abierta a no presentarse a la investidura si no logra los apoyos suficientes "en un plazo razonable de tiempo" para superarla. "El rey me ha encargado que intente la investidura, le he explicado que hasta el momento no cuento con los apoyos, pero que acepto el encargo, buscaré esos apoyos", ha anunciado Rajoy en una comparecencia desde la Moncloa tras reunirse con Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela después de que en enero, tras las elecciones del 20 de diciembre, declinara la propuesta del monarca.