Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Millones de personas se desplazan estos días para reunirse con los suyos y celebrar las fiestas. Algunos vienen de lejos, algunos tuvieron que marcharse del país en busca de un futuro mejor...Pero, los que pueden, vuelven a casa por Navidad. Hay madres como Consuelo, que llevaba sin ver a su hijo año y medio, o hermanas como Gloria, que no abraza a su hermana desde hace cuatro años. En el aeropuerto estos días hay idas y venidas y todo, al menos durante un rato, suena a felicidad.

El bebé británico Charlie Gard, en estado terminal por una rara enfermedad congénita, será desconectado de las máquinas que le mantienen con vida tan pronto ingrese en un hospital especializado en cuidados paliativos, según ha dispuesto este jueves el juez Nicholas Francis en contra del deseo de los padres, que querían mantenerle con vida algunos días más.