Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

De los millones de niñas y niños que en el mundo están obligados a trabajar para subsistir, una gran mayoría vive en Asia. Zapatillas, bolsos, telas con incrustaciones. Muchos de los productos que se compran en almacenes europeos llegan del continente asiático y han sido fabricados por niñas y niños. A menudo de Bangladesh, segundo exportador mundial de textil. Según la Organización Internacional del Trabajo en este país trabajan más de 6 millones de menores de 14 años. Visitamos algunas de las escuelas donde se compagina trabajo y estudios. Acceder a la educación es la única salida para romper el círculo de pobreza. 

 

 La milicia radical islamista Boko Haram ha reivindicado el secuestro de las 200 niñas que permanecen desaparecidas en Nigeria desde mediados de abril, mientras que el presidente, Goodluck Jonathan, ha reconocido que el Gobierno federal desconoce su paradero. Por otra parte, una mujer que lideró una protesta ante la primera dama por el secuestro de las niñas ha sido detenida por orden de la mujer del presidente.

Las sanciones de la FIFA al FC Barcelona por incumplir la normativa con una decena de menores extranjeros ha hecho aflorar la situación de miles de niños africanos y latinoamericanos traídos a Europa con la promesa de que serán estrellas de futbol y cuando no superan las expectativas son abandonados.

Se calcula que en Europa hay 20.000 menores africanos en estas circunstancias. Alassane, ha sido uno de ellos, ahora lidera una campaña para denunciarlo y pedir a la UEFA un código de conducta contra el trafico de menores en el fútbol.

El mayor protagonismo en los últimos años de los fondos de inversión en la compraventa de futbolistas con una actividad opaca y sin regular contribuye a favorecer el comercio y la explotación de menores en esta industria global de ganancias incomensurables.

Las ONG' s alertan de la enorme cantidad de niños que trabajan para los cárteles de la droga. Calculan que son unos 75.000 menores. Son reclutados para asesinar, secuestrar, traficar o, simplemente, como informantes. La mayoría de esos chavales lo hacen forzados por las propias bandas o por la situación que viven y que les obliga a buscar una salida, por ejemplo, a la pobreza. Los criminales, por su parte, saben que hay un vacío legal en torno a los menores que delinquen.

Según datos de la OIT, la Organización internacional del Trabajo, hay 168 millones de niños que trabajan. Es una cifra elevadísima, pero un 32% inferior a la de hace 10 años. Hasta el cinco de enero, se puede visitar en Madrid una exposición que muestra qué se está haciendo para erradicar esta lacra.

Un grupo de unos 150 niños y niñas trabajadores se enfrentaron este miércoles con la policía boliviana en La Paz. Intentaban acceder a la plaza de la Asamblea Nacional para protestar contra un proyecto de ley que pretende prohibir el trabajo a los menores de 14 años. Los críticos del proyecto exigen a los diputados que supriman ese artículo o que al menos no lo prohíban si el trabajo es "voluntario".

250 millones de menores viven en la calle. 300 mil niños tienen que empuñar un arma y combatir como soldados, y la mitad de las víctimas de las agresiones sexuales son niñas menores de dieciocho años. Incluso en los países desarrollados existen problemas crecientes a los que deben enfrentarse los niños. 

  • La indignación por el indulto a un español refleja una sociedad cambiante
  • Las denuncias se multiplican en los últimos años ante las miles de agresiones
  • RTVE.es habla con las asociaciones marroquíes que trabajan en este campo
  • Marrakech o Tánger atraen a muchos extranjeros que buscan sexo con menores
  • Las mafias captan a niñas para prostituirse principalmente en países del Golfo