arriba Ir arriba

Las autoridades financieras europeas se han planteado cambiar el cálculo del euríbor para que sea más transparente. En la actualidad, se calcula con la información que ofrecen los bancos sobre el interés al que se prestan entre ellos, algo que permite la manipulación del índice. De hecho, ya ha habido sentencias judiciales que han condenado a grandes bancos por manipular el euríbor y el líbor. El cambio sería utilizar los datos reales de los intereses que se cobran entre las entidades y no unas estimaciones como se hacía hasta ahora. Hasta el momento se usa la información que proporcionan 23 bancos, pero llegaron a ser 44, todavía no se ha fijado el número definitivo de entidades para calcular el índice. Hay varias posibilidades, si el nuevo índice se denomina euríbor plus se necesitaría un desarrollo normativo para poder aplicarlo, en el caso de que solo se cambie el modo de calcularlo los consumidores no verían ninguna diferencia en sus contratos hipotecarios que seguirían siendo válidos.

El euríbor a doce meses, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, ha cerrado el mes de febrero en negativo por primera vez en la historia. En concreto, la tasa mensual se ha establecido en el -0,008%, frente al 0,042% que marcó en enero. Hace un año, se situaba en el 0,255%. Para una hipoteca de 120.000 euros a 25 años y con un diferencial del 1%, la rebaja en la cuota mensual ascendería a algo más de 14 euros, lo que significaría un ahorro de unos 173 euros anuales.

La cotización diaria del euríbor a 12 meses ha caído hasta el -0'002%. Se veía venir porque, ya en enero, el índice cerró por debajo del precio oficial del dinero. La explicación es que el BCE mantiene los tipos de interés en el 0'05% desde hace más de un año. Los principales beneficiados son los casi seis millones de hipotecados que hay en España, porque sus cuotas seguirán revisándose a la baja.