Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Las autoridades iraníes han negado que uno de sus drones fuera abatido por un buque estadounidense y han asegurado que protegen el golfo Pérsico, en medio del tira y afloja que mantienen con Estados Unidos en esta estratégica región. El desmentido iraní ha llegado horas después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara que un proyectil disparado desde el buque de asalto anfibio USS Boxer derribó un dron iraní y acusara a Teherán de "acciones hostiles" contra la navegación en agua internacionales.

El año que viene Estados Unidos celebra elecciones, pero hay quienes han empezado ya a calentar motores elevando el tono en sus intervenciones y no sólo por parte de los dirigentes políticos, también por parte del público. En un mitin electoral de Donald Trump, miles de seguidores comenzaron a corear cánticos racistas, muchos de ellos, incluso con el puño en alto y apuntando contra una congresista musulmana nacida en Somalia. Corresponsal en Estados Unidos, Fran Sevilla

En 1992, Donald Trump y Jeffrey Epstein, el multimillonario financiero acusado de tráfico sexual con menores, habían organizado un concurso de chicas para un calendario. Una década después, en la revista New York Magazine, Trump aseguró que Epstein era un hombre genial, al que le gustaban las mujeres tanto como él y, algunas, muy jóvenes.

Pero tras la detención del multimillonario, la semana pasada Trump dijo no ser fan de Epstein y que nunca fue a la isla que este posee en Palm Beach.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, continúa en su campaña contra las congresistas demócratas que pertenecen a minorías étnicas, y en su último acto público ha encontrado el apoyo de sus seguidores.

El presidente dedicó buena parte de su discurso del miércoles en Greenville, (Carolina del Norte) a cargar contra las cuatro congresistas a las que ha elegido como objetivo y a las que ya se conoce como "el escuadrón": Alexandria Ocasio-Cortez, Rashida Tlaib, Ayanna Pressley e Ilhan Omar. Durante el fin de semana, Trump sugirió en Twitter que las congresistas debían "volverse a su país" si no le gustaban las políticas de su administración sobre temas como inmigración o las relaciones con Israel.

Cuando hablaba de Omar, quien nació en Somalia y es musulmana, el público empezó a gritar "¡Envíala de vuelta [a su país]!".