arriba Ir arriba

La polaca Justyna Kowalczyc se proclamó campeona olímpica de la prueba reina del esquí de fondo femenino, la de 30 kms. estilo clásico, tras superar en el sprint final y por sólo tres décimas a la noruega Marit Bjoergen, que se colgó su quinta medalla en los Juegos de invierno de Vancouver 2010.

El combinado noruego se proclamó campeón olímpico en los relevos de biatlón 4x7,5 kilómetros de los Juegos de Invierno de Vancouver, que finalizan este próximo domingo, en una prueba en la que Austria se colgó la plata y Rusia el bronce. El equipo noruego contó con la mejor versión de Ole Einar Bjoerndalen, principal responsable del oro. El considerado mejor biatleta de todos los tiempos consiguió además, su undécima medalla olímpica tras la plata que ya certificó en los 20 kilómetros.

Sorpresa en el esquí alpino femenino, con la sorprendente victoria en el gigante de la alemana Viktoria Rebensburg, bicampeona del mundo junior en esta modalidad y en supergigante, tras una extraordinaria segunda manga que le permitió superar a la eslovena Tina Maze, plata, y a la austriaca Elisabeth Goergl, bronce.

El sueco Marcus Hellner llevó a su país a proclamarse campeón olímpico del relevo 4x10, consiguiendo también su segunda medalla de oro en el certamen canadiense. Hellner celebró la victoria tras un gran duelo final con el noruego Petter Northug, que comenzó la prueba con 37,5 segundos de ventaja, pero que se tuvo que conformar con la plata, mientras que la República Checa se llegó el bronce.

La esquiadora española tuvo un par de cómicos tropiezos en los octavos de final de esquí cross y terminó atravesando la meta sin esquíes, sin bastones y en plancha, para asombro de sus rivales. La granadina se despidió de los Juegos con una marca de la casa: el 'chiofish'. "Estaba cabreada porque no bajé bien, así que por lo menos intenté dar espectáculo y disfrutar de la entrada en meta, y por eso me tiré en la última bañera para entrar nadando como un pez".

Los octavos de final de la prueba de esquí-cross femenino de los Juegos de Vancouver tuvieron que interrumpirse debido a un fuerte accidente sufrido por la rusa Yulia Livinskaya. Livinskaya, que ya en la clasificatoria tuvo que recorrer la mitad del trazado sin los bastones, que perdió en una caída, sufrió otro accidente, esta vez más fuerte, en la primera carrera de la ronda de octavos. La rusa perdió el control de sus esquíes tras un salto y aterrizó fuertemente con la espalda. Fue atendida enseguida por los servicios médicos, que la inmovilizaron antes de trasladarla en camilla a un centro médico.

La esquiadora española Rocío Delgado consiguió clasificarse para los octavos de final de la prueba de 'ski cross' de esquí artístico, que se estrenó este año en el programa olímpico de los Juegos de Invierno de Vancouver. La granadina certificó su pase a la ronda venidera gracias a su 31º puesto en la fase de calificación, entre las 32 clasificadas. Delgado estableció un cronómetro de 1:22:67, lejos de la sueca Anna Holmlund, ganadora de la serie (1:17.15).