Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El sacerdote de la orden de San Juan de Dios, Miguel Pajares, de 75 años, lleva desde el viernes aislado en un hospital de Monrovia (Liberia). Se ha confirmado la peor hipótesis: tiene el ébola.

España repatriará su cuerpo,  según han informado a Efe fuentes del Ministerio de Sanidad, que han insistido en que los riesgos de un posible contagio son "muy bajos". La repatriación se hará, según las mismas fuentes, de acuerdo con los protocolos de máxima seguridad estipulados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

También han contraído la enfermedad dos hermanas de la Inmaculada Concepción, una de ellas la congoleña Chantal Mutwamene.

La misionera norteamericana infectada por el virus del Ébola en Liberia, Nancy Writebol, ha llegado a Atlanta (EE.UU) para combatir la enfermedad.  La estadounidense será tratada en la unidad de infecciones del Hospital Universitario de Emory, donde ya se encuentra el otro infectado norteamericano, el médico Kent Brantly.

La gravedad de la situación también se ha introducido irremediablemente en la agenda de la cumbre Estados Unidos-África.

El brote más mortífero de la historia del virus ébola se ha cobrado la vida ya de casi 900 personas en África Occidental. Además, hay casi 1.600 infectados, entre ellos dos religiosos españoles que permanecen aislados en un hospital de Liberia. Se trata de Miguel Ángel Pajares y Juliana Bohi, que permanecen en cuarentena en Monrovia con síntomas de la enfermedad. Hemos hablado con una religiosa, Chantal, que los acompaña en el hospital, y nos ha contado que Pajares se encuentra bastante mal. Esperan con gran incertidumbre los resultados de los análisis que se les han practicado (05/08/14).

El virus del ébola, uno de los más infecciosos y letales para los seres humanos, tiene una mortalidad del 70%. En el último brote detectado en África Occidental hay ya 844 afectados y 518 muertos. Por países, en Guinea hay 408 enfermos; en Liberia 131 y en Sierra Leona 305. La Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que con cooperación y financiación se podría frenar la enfermedad. Este viernes, estados africanos y la ONU se reúnen para acordar un plan de acción. 

La catástrofe del tifón Haiyan o Yolanda es la más grave de Filipinas en los últimos 30 años. La Organización Mundial de Salud (OMS) ha calificado el desastre con categoría 3, el nivel más elevado. La organización ha equiparado la devastación causada por 'Haiyan' a la del tsunami del Índico en 2004 o el terremoto que asoló Haití en 2010.

La propagación de enfermedades como la gripe y la aparición del cólera u otras epidemias es una de las máximas preocupaciones de las autoridades locales.

Desde Tacloban, capital de la isla de Leyte y uno de los lugares más afectados, la enviada especial de TVE, Marían Serén, informa que la prioridad de los equipos de ayuda es atender a los heridos e instalar plantas potabilizadoras precisamente para evitar enfermedades.