Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La gripe ha alcanzado ya el nivel de epidemia nacional. Según el último informe del Instituto de Salud Carlos III hay 109 casos por cada 100.000 habitantes. Para prevenir esta enfermedad que no se trata con antibióticos, aparte de la vacuna, dicen los médicos que nada mejor que lavarnos las manos, taparnos la boca con un pañuelo de papel si tosemos y ventilar las habitaciones 15 minutos al día.

Las víctimas de la talidomida, el fármaco que, entre los 50 y los 80, causó malformaciones corporales a miles de recién nacidos, llevan cerca de 15 años luchando por sus derechos. Un camino difícil, en el que han visto cómo desde la política se asumían compromisos que siguen sin cumplirse.

Este miércoles se reúnen con la secretaria de Estado de Hacienda. Pero antes queremos conocer cuáles son sus peticiones, cuáles sus necesidades. A las puertas del Ministerio de Hacienda, con miembros de la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España está Noemí Martínez. Con ella, Rafael Basterrechea, vicepresidente de la Asociación. Hablamos también con Ignacio Martínez, abogado de la Asociación, Ana Isabel Castillo y Manuel Bioque, afectados.

Más de 40.000 niños viven en España bajo el sistema de protección de la infancia. Menos de la mitad consiguen un hogar y esta tendencia aumenta cuando se trata de niños con enfermedades raras o discapacidad. Por este motivo, se hace un llamamiento especial al personal sanitario para que se convierta en familia de acogida o adopción de estos niños. Este tipo de profesionales, no sólo pueden proporcionar a los pequeños el afecto que necesitan, sino también cuidados médicos especializados. 

El estrés emocional durante la infancia provoca una madurez excesiva del cerebro que puede desembocar en una psicopatía. Es una de las conclusiones de un estudio internacional liderado por investigadores del Hospital del Mar, en Barcelona, que ha realizado resonancias magnéticas a tres mil psicópatas de todo el mundo que están en la cácel por delitos criminales.

Se estima que más de 300.000 personas en España tienen parkinson, una enfermedad que va más allá del temblor, entre sus síntomas están también la parálisis muscular, la pérdida de olfato o la depresión, síntomas que se pueden aliviar con música. Es lo que revela un cortometraje titulado ¿Bailas, papá? dirigido por Miguel Monteagudo y protagonizado por Esther Molina que también es coguionista. En la sala Círculo de Baile de Madrid, donde se han rodado algunas escenas ha estado nuestra compañera Noemí Martínez.