Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Crear un mapa del cerebro humano para poder curar enfermedades mentales. Este es el proyecto que va a poner en marcha EE.UU. y que lidera el científico español Rafael Yuste. Se trata de uno de los retos más ambiciosos para el mundo de la ciencia porque el cerebro sigue siendo el órgano humano más complejo y desconocido.

La Noche Temática nos aproxima a la enfermedad mental a través de dos documentales: Los olvidados de los olvidados, un trabajo que retrata la situación de los enfermos mentales en África, donde la falta de políticas y las supersticiones les hace vivir en condiciones inhumanas; y El legado del Dr. Heinz Lehman, una producción sobre la búsqueda de tratamientos nuevos y más humanos en un momento en el que imperaba la práctica del electrosock y la lobotomía.

Las imágenes de pequeños atados a sus camas por falta de personal para vigilarlos han conmovido al país. En Rumania recuerdan a los orfanatos de los tiempos de Ceausescu. Niños atados a las cunas en un hospital de la localidad de Buzau. El centro justifica la medida porque no tiene personal suficiente para vigilar a los niños. Aseguran que lo hacen solo con los pequeños huérfanos con enfermedades mentales.

Y una de cada cuatro lo sufrirá a lo largo de su vida. Factores biológicos y genéticos influyen en la aparición de estas patologías. Hoy día mundial de la Salud Mental asociaciones de enfermos recuerdan la importancia de integrar a estos enfermos en la sociedad y eliminar estigmas.

Potenciando las emociones los enfermos de alzhéimer son capaces de rescatar recuerdos que se creían perdidos. Es un novedoso proyecto denominado Arte y Cultura como terapia contra el Alzhéimer que se desarrolla en el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia.

Son más de un millón, las personas que en España, padecen un trastorno mental. Esquizofrenia, trastorno bipolar. Pacientes que no solo luchan contra su enfermedad, también, son muchos los casos, que tienen que pelear contra el rechazo social que provocan. Por eso, algunas asociaciones dispuestas a cambiar la imagen que tenemos de estos enfermos, los preparan para que un mensaje de normalidad llegue a la calle.