Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Zimbabue aguarda en un ambiente de calma tensa los resultados de las elecciones presidenciales, que la Comisión Electoral ha prometido hacer públicos a última hora de este jueves, mientras las fuerzas del orden y el Ejército patrullan por Harare para impedir nuevos disturbios, después de que este miércoles murieran seis personas en las protestas de la oposición.

La calma de la jornada electoral en Zimbabue ha dado paso a la tensión tras el escrutinio: los partidarios de opositor Nelson Chamisa han salido a las calles y se han enfrentado a las fuerzas de seguridad tras la publicación de los resultados provisionales de las elecciones legislativas, que otorgan una amplia victoria al partido gobernante, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), ante la sospecha de un fraude para evitar que su candidato, al que daban por ganador, se lleve los comicios presidenciales.

Las principales protestas se han registrado en la capital, Harare, donde cientos de simpatizantes del Movimiento por el Cambio Democrático (MDC) de Chamisa se han congregado ante la sede de la Comisión Electoral y han bloqueado varias calles, erigiendo barricadas y encendiendo hogueras en las que han quemado imágenes del líder de la ZANU-PF y presidente del país, Emmerson Mnangagwa.

Las autoridades han respondido con el despliegue de policías antidisturbios y soldados, que han utilizado gases lacrimógenos y cañones de agua para intentar dispersar a los manifestantes, para acabar recurriendo a fuego real. Los disparos han causado la muerte de al menos una persona, alcanzada en el abdomen cerca de una para da de autobús.

Mnangagwa, por su parte, ha apelado a la responsabilidad de los líderes políticos para intentar calmar las protestas: "En este momento crucial, pido a todo el mundo que deje de hacer declaraciones provocadoras. Debemos demostrar paciencia y madurez, y actuar de forma que lo primero sea la seguridad de la gente", ha escrito en un mensaje de Twitter, en el que apostilla: "Es la hora de la responsabilidad y, sobre todo, de la paz".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reúne este lunes en Washington con un grupo de congresistas tras la cumbre con su homólogo ruso, Vladímir PutinRepublicanos y Demócratas han criticado a Trump por aceptar la negación de Putin sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones presidenciales. Para algunos republicanos, es una de las apariciones más deshonrosas de un presidente, una señal de debilidad y uno de los errores más graves de Trump. Para el director de la Inteligencia Nacional (NSA), los hechos -la Fiscalía de EE.UU. imputó el pasado viernes a 12 agentes rusos por interferir en el proceso electoral- dejan claro que la injerencia rusa fue continua y generalizada.

Andrés Manuel López Obradorcandidato del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ha ganado las elecciones en México, según las primeras estimaciones oficiales.

Los rivales de López Obrador no han tardado en reconocer su victoria al cierre de los colegios electorales y a la vista de los sondeos. Tanto el candidato del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, como el conservador Ricardo Anaya, del Partido de Acción Nacional (PAN) y el independiente Jaime Rodríguez han felicitado al candidato de Morena.

El reconocimiento tan rápido de la victoria de un adversarios constituye un hecho sin precedentes en las elecciones mexicanas.

México afronta la recta final de la campaña para las elecciones presidenciales del próximo domingo, en las que el máximo favorito es el candidato de la izquierda, López Obrador. La campaña ha estado marcada por la fuerte oleada de violencia que desde hace meses sacude el país. En total han sido asesinados 130 políticos, otros 400 han sido agredidos y otros 180 han recibido amenazas. Decenas de candidatos han renunciado a presentarse a los comicios por miedo a los asesinatos, que se suelen atribuir al crimen organizado pero muy pocos quedan resueltos. Con 93 asesinatos diarios, mayo fue el mes más violento en México desde que se tienen registros.