arriba Ir arriba

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este sábado cielo cubierto en el área mediterránea, con precipitaciones en la franja litoral peninsular, Baleares y Melilla, localmente fuertes en el sur de Valencia, norte de Alicante y Baleares y con la cota de nieve a partir de 1.000 metros.

Nevará a partir de los 1.000/1.200 metros en Baleares y sierras prelitorales mediterráneas, y la cota de nieve ascenderá de los 800/1.000 metros a los 1.000/1.200 metros en el resto de la península.

Las lluvias podrán extenderse de forma más débil al interior de las comunidades levantinas y, ya con carácter más disperso, a puntos de la mitad oriental peninsular.

Las temperaturas diurnas tendrán un ligero ascenso en buena parte del país, si bien habrá heladas todavía en el interior peninsular, que podrán ser localmente fuertes en Pirineos.

En Canarias, el cielo permanecerá nuboso en el norte de las islas de mayor relieve, con algunas lluvias débiles, e intervalos nubosos en el resto de las islas.

Viento flojo variable, aunque soplará fuerte de dirección noreste en el área mediterránea, incluso muy fuerte en Baleares y en cabos montañosos del litoral valenciano, si bien rolará a componente oeste en el Estrecho y Melilla y virará a componente norte en el resto de la mitad sureste peninsular y en Canarias.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé cielo cubierto en el área mediterránea, con precipitaciones en la franja litoral peninsular, Baleares y Melilla, localmente fuertes en el sur de Valencia, norte de Alicante y Baleares y con la cota de nieve a partir de 1.000 metros. Nevará a partir de los 1.000/1.200 metros en Baleares y sierras prelitorales mediterráneas, y la cota de nieve ascenderá de los 800/1.000 metros a los 1.000/1.200 metros en el resto de la península. Las lluvias podrán extenderse de forma más débil al interior de las comunidades levantinas y, ya con carácter más disperso, a puntos de la mitad oriental peninsular. Las temperaturas diurnas tendrán un ligero ascenso en buena parte del país, si bien habrá heladas todavía en el interior peninsular, que podrán ser localmente fuertes en Pirineos. En Canarias, el cielo permanecerá nuboso en el norte de las islas de mayor relieve, con algunas lluvias débiles, e intervalos nubosos en el resto de las islas. Viento flojo variable, aunque soplará fuerte de dirección noreste en el área mediterránea, incluso muy fuerte en Baleares y en cabos montañosos del litoral valenciano, si bien rolará a componente oeste en el Estrecho y Melilla y virará a componente norte en el resto de la mitad sureste peninsular y en Canarias.

El Gobierno ha pedido disculpas a las personas que quedaron atrapadas en carreteras y trenes como consecuencia de las nevadas de las últimas 48 horas sobre todo en zonas de Levante y Castilla La-Mancha. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el titular de Fomento, Íñigo de la Serna, ha explicado que la situación ha sido "excepcional" y que la población fue informada por diferentes organismos a lo largo de la semana y desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Además, ha asegurado que el ministro del Interior y él mismo pedirán comparecer en el Congreso para explicar las actuaciones llevadas a cabo por el temporal. La Aemet ha hablado de "datos históricos" y de "una situación excepcional", ha dicho De la Serna, porque ha afectado a una zona donde desde hace 30 años no se conocían fenómenos similares. La previsión, según el ministro, es que la situación "remite ligeramente", pero hay que tener precauciones porque "hay problemas en numerosos lugares" y que del viernes al sábado el temporal se trasladará a la zona costera del Levante, donde se esperan olas de hasta seis metros que irán remitiendo durante el fin de semana. De la Serna ha señalado que se "ha activado el protocolo de vialidad" en coordinación con la DGT y las fuerzas de seguridad del Estado y desde el pasado 13 de enero "hay 1.359 máquinas quitanieves en las carreteras". "Ha habido un seguimiento exhaustivo" a lo largo de toda la noche y madrugada", ha manifestado De la Serna, quien ha comentado que la UME ha suministrado alimento y abrigo a las personas que han quedado atrapadas.

El frío y la nieve son los protagonistas de este viernes. Una veintena de provincias amanecen en alerta. Preocupa sobre todo la situación en la Comunidad Valenciana. La A3 continúa cortada en algunos tramos y, según la Guardia Civil, casi 2.000 personas han estado atrapadas durante la noche. Se maniene la alerta roja en el interior norte de la provincia de Valencia y en todo el interior de Castellón.

Las fuertes precipitaciones, sobre todo en forma de nieve, continuarán este viernes en la Comunidad Valenciana y en Baleares, ha anunciado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Como fenómenos más significativos para este viernes, la Aemet ha anunciado además que nevará en el interior del cuadrante sureste peninsular y que se volverán a registrar heladas, sobre todo en el tercio norte peninsular.

El cielo estará nuboso o cubierto en la meseta sur, en el este peninsular y Baleares, con precipitaciones, ocasionalmente acompañadas de alguna tormenta, y que podrían ser localmente fuertes o persistentes en la Comunidad Valenciana y mitad oeste de Baleares.

Las precipitaciones podrían extenderse, de forma más débil y dispersa, a otras zonas de la Península, salvo el tercio noroeste peninsular y oeste de Andalucía, donde sólo habrá intervalos nubosos, y pudiendo estar incluso poco nuboso en Galicia, Cantábrico, Navarra y mitad oeste de Pirineos.

En Canarias, nuboso en el norte de las islas de mayor relieve, con probabilidad de algunas lluvias débiles, e intervalos nubosos en el resto.
La cota de nieve se situará en unos 1000 metros en la comunidad Valenciana y Baleares, y entre 600 y 900 metros en el resto de la península.

Las temperaturas diurnas en ascenso en el tercio norte y sureste de la península, así como en Baleares, y con pocos cambios en el resto; las nocturnas en ascenso en buena parte de la península, con heladas todavía en buena parte del interior peninsular, que podrán ser localmente fuertes en Pirineos y en zonas de las Cordilleras Cantábrica e Ibérica.

Vientos del oeste en el Estrecho y Melilla, y del noreste en el resto del país, con intervalos de fuerte en el litoral noreste de la Península y Baleares.

Las fuertes precipitaciones, sobre todo en forma de nieve, continuarán en la Comunidad Valenciana y en Baleares, ha anunciado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Como fenómenos más significativos para mañana, la Aemet ha anunciado además que nevará en el interior del cuadrante sureste peninsular y que se volverán a registrar heladas, sobre todo en el tercio norte peninsular. El cielo estará nuboso o cubierto en la meseta sur, en el este peninsular y Baleares, con precipitaciones, ocasionalmente acompañadas de alguna tormenta, y que podrían ser localmente fuertes o persistentes en la comunidad Valenciana y mitad oeste de Baleares. Las precipitaciones podrían extenderse, de forma más débil y dispersa, a otras zonas de la Península, salvo el tercio noroeste peninsular y oeste de Andalucía, donde sólo habrá intervalos nubosos, y pudiendo estar incluso poco nuboso en Galicia, Cantábrico, Navarra y mitad oeste de Pirineos. En Canarias, nuboso en el norte de las islas de mayor relieve, con probabilidad de algunas lluvias débiles, e intervalos nubosos en el resto. La cota de nieve se situará en unos 1000 metros en la comunidad Valenciana y Baleares, y entre 600 y 900 metros en el resto de la península. Las temperaturas diurnas en ascenso en el tercio norte y sureste de la península, así como en Baleares, y con pocos cambios en el resto; las nocturnas en ascenso en buena parte de la península, con heladas todavía en buena parte del interior peninsular, que podrán ser localmente fuertes en Pirineos y en zonas de las Cordilleras Cantábrica e Ibérica. Vientos del oeste en el Estrecho y Melilla, y del noreste en el resto del país, con intervalos de fuerte en el litoral noreste de la Península y Baleares.

Las fuertes precipitaciones, sobre todo en forma de nieve, continuarán mañana en la Comunidad Valenciana y en Baleares, ha anunciado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Como fenómenos más significativos para mañana, la Aemet ha anunciado además que nevará en el interior del cuadrante sureste peninsular y que se volverán a registrar heladas, sobre todo en el tercio norte peninsular. El cielo estará nuboso o cubierto en la meseta sur, en el este peninsular y Baleares, con precipitaciones, ocasionalmente acompañadas de alguna tormenta, y que podrían ser localmente fuertes o persistentes en la comunidad Valenciana y mitad oeste de Baleares. Las precipitaciones podrían extenderse, de forma más débil y dispersa, a otras zonas de la Península, salvo el tercio noroeste peninsular y oeste de Andalucía, donde sólo habrá intervalos nubosos, y pudiendo estar incluso poco nuboso en Galicia, Cantábrico, Navarra y mitad oeste de Pirineos. En Canarias, nuboso en el norte de las islas de mayor relieve, con probabilidad de algunas lluvias débiles, e intervalos nubosos en el resto. La cota de nieve se situará en unos 1000 metros en la comunidad Valenciana y Baleares, y entre 600 y 900 metros en el resto de la península. Las temperaturas diurnas en ascenso en el tercio norte y sureste de la península, así como en Baleares, y con pocos cambios en el resto; las nocturnas en ascenso en buena parte de la península, con heladas todavía en buena parte del interior peninsular, que podrán ser localmente fuertes en Pirineos y en zonas de las Cordilleras Cantábrica e Ibérica. Vientos del oeste en el Estrecho y Melilla, y del noreste en el resto del país, con intervalos de fuerte en el litoral noreste de la Península y Baleares.

La ola de frío que afecta a toda la Península y a las Islas Baleares dejará temperaturas muy bajas en el centro y norte peninsular de hasta 11 grados bajo cero, y copiosas nevadas en las provincias de Alicante y Valencia con una acumulación de nieve entre 15 y 25 centímetros de espesor. Ante esta situación, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activada para mañana la alerta roja (riesgo extremo) en Alicante por nevadas en zonas del interior y en el litoral norte en una cota de nieve que inicialmente estará situada entre los 330/400 metros. En la provincia de Valencia también se mantiene activada mañana la alerta roja por nevadas de 15 centímetros de espesor en áreas del interior sur, mientras que en Murcia se ha activado la alerta naranja (riesgo importante), por nieve en áreas del noroeste y del altiplano que dejarán entre 15/17 centímetros de espesor. En las Islas Baleares se espera cielo nuboso o cubierto con precipitaciones, con probabilidad de ser localmente fuertes o persistentes en el extremo sudeste y en Ibiza y de forma más débil, es probable que afecten al resto del sudeste de la Península, litoral cantábrico y al norte de Canarias. En cuanto a las temperaturas, la Aemet advierte de que seguirán muy bajas con heladas generalizadas en el interior peninsular, más intensas en ambas mesetas y en zonas de montaña y localmente fuertes en Pirineos y en zonas de las cordilleras Cantábrica e Ibérica. Las comunidades de Aragón, Castilla y León, Cataluña, Navarra, La Rioja y Asturias mantienen activada para mañana la alerta naranja por mínimas que descenderán hasta los 10/11 grados bajo cero en puntos de la cordillera. El viento soplará del nordeste en casi todo el país y será fuerte o con intervalos de fuerte en la mayor parte del área mediterránea donde se espera viento del nordeste con fuerza 7 a 8 y olas de hasta 4 metros.

La ola de frío que afecta a toda la Península y a las Islas Baleares dejará temperaturas muy bajas en el centro y norte peninsular de hasta 11 grados bajo cero, y copiosas nevadas en las provincias de Alicante y Valencia con una acumulación de nieve entre 15 y 25 centímetros de espesor. Ante esta situación, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activada la alerta roja (riesgo extremo) en Alicante por nevadas en zonas del interior y en el litoral norte en una cota de nieve que inicialmente estará situada entre los 330/400 metros. En la provincia de Valencia también se mantiene activada mañana la alerta roja por nevadas de 15 centímetros de espesor en áreas del interior sur, mientras que en Murcia se ha activado la alerta naranja (riesgo importante), por nieve en áreas del noroeste y del altiplano que dejarán entre 15/17 centímetros de espesor. En las Islas Baleares se espera cielo nuboso o cubierto con precipitaciones, con probabilidad de ser localmente fuertes o persistentes en el extremo sudeste y en Ibiza y de forma más débil, es probable que afecten al resto del sudeste de la Península, litoral cantábrico y al norte de Canarias. En cuanto a las temperaturas, la Aemet advierte de que seguirán muy bajas con heladas generalizadas en el interior peninsular, más intensas en ambas mesetas y en zonas de montaña y localmente fuertes en Pirineos y en zonas de las cordilleras Cantábrica e Ibérica. Las comunidades de Aragón, Castilla y León, Cataluña, Navarra, La Rioja y Asturias mantienen activada para mañana la alerta naranja por mínimas que descenderán hasta lo 10/11 grados bajo cero en puntos de la cordillera. El viento soplará del nordeste en casi todo el país y será fuerte o con intervalos de fuerte en la mayor parte del área mediterránea donde se espera viento del nordeste con fuerza 7 a 8 y olas de hasta 4 metros

La primera ola de frío de los dos últimos años en España mantiene este miércoles 18 de enero en alerta a la mayor parte de la península, ya que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado el aviso naranja o amarillo en zonas de 35 provincias por temperaturas gélidas, mientras que se libran de esta situación el litoral, el oeste de Andalucía, Castilla-La Mancha, Madrid y parte del valle del Ebro.

La masa de aire frío de origen polar continental abarca ya prácticamente toda la Península y Baleares. Descenso general de temperaturas: -7ºC en Teruel, -6ºC en Ávila o -5ºC en Pamplona. La sensación térmica, por el viento, es incluso inferior. Activados avisos en gran parte de la Península: por aludes en Pirineos; por oleaje en Girona y Baleares; por nieve en el sudeste (Almería, valle de los Vélez, y noroeste de Murcia), con posibilidad de que se acumulen 10cm. Este aviso se extenderá el jueves a Alicante y Valencia.

A lo largo de este miércoles, aumento de nubosidad en el sudeste, la cota de nieve ascenderá de los cero a los 600 metros, y todavía podrémos tener nevadas en la Sierra de Tramontana, en Baleares. En el Cantábrico se espera nieve en cota de 0-100 metros; en el Estrecho, viento de Levante, y en Canarias chubascos y viento del este.

Las mínimas bajarán por debajo de los cinco grados en muchos lugares.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé descenso notable de las temperaturas en amplias zonas del interior peninsular, fuertes heladas en zonas de montaña y nevadas en cotas bajas del sur y sureste. En Baleares y en el entorno de los litorales de Alborán y del sureste peninsular, estará nuboso o cubierto con precipitaciones, más intensas en el área del Estrecho, Melilla y entorno del Cabo de Palos, donde podrían ser fuertes e ir acompañadas de tormentas. De forma más débil y ocasional, podrían afectar a otras zonas del tercio sureste peninsular, Cantábrico oriental y central y Alto Ebro, donde serán en forma de nieve en cotas bastante bajas. Habrá intervalos nubosos en el resto del área mediterránea y parte del resto del tercio norte y estará poco nuboso o despejado en el resto de la península, mientras que en Canarias estará nuboso en el norte con lluvias débiles ocasionales, más probables en las islas de más relieve, e intervalos nubosos en el sur. La cota de nieve se situará desde el nivel del mar hasta los 200 metros en el Cantábrico y Alto Ebro, desde cota 0 a 300 metros y en el sur y sureste peninsular, donde subirá hasta los 400-600 metros y entre 300 y 500 en Baleares, donde subirá hasta los 800-900 metros. Subirán las temperaturas diurnas en Cataluña, norte de Aragón y Baleares y bajarán en el resto del país, con caídas más acusadas en buena parte del interior oeste peninsular, mientras que las nocturnas subirán en Baleares y bajarán en el resto de España, con heladas generalizadas en el interior peninsular, fuertes en áreas de montaña. Soplará viento del nordeste en casi todo el país, fuerte con rachas muy fuertes en el Ampurdán y este de Baleares, con intervalos de intensidad fuerte en los litorales gallego y del sureste peninsular y fuerte al principio en zonas altas de montaña del centro y mitad norte de la península.

La primera ola de frío polar del invierno alcanzará su pico máximo con mínimas que marcarán 12 grados bajo cero y una sensación térmica, determinada por el viento, de hasta 15/20 bajo cero en amplias zonas de España, según la Agencia de Meteorología (Aemet). El frío se ira notando progresivamente a lo largo del día de hoy -ha señalado Roa- y seguirá un recorrido del noreste al suroeste peninsular hasta alcanzar mañana amplias zonas del sur de España. Se mantiene la alerta naranja o amarilla en treinta provincias de doce comunidades por intensas nevadas, fuertes rachas de viento y por temperaturas mínimas que en puntos de Aragón, Navarra y Cataluña descenderán hasta los 10/12 grados bajo cero. En puntos de las provincias de Soria, Teruel, Cuenca, Burgos y Ávila las temperaturas serán también gélidas con mínimas que oscilarán entre los 6/8 grados bajo cero. Las predicciones meteorológicas señalan que será el día más frío de este episodio polar con una cota de nieve "muy baja" que se situará en el Cantábrico y en el alto Ebro entre 0/100 metros, en el sureste peninsular entre 0/200 metros subiendo a 0/500 metros y en las Baleares entre 0/200 metros subiendo a 0/500 metros. En las Islas Baleares y en el sureste peninsular se espera nieve en cotas muy bajas que incluso podrían llegar al nivel del mar. Por capitales de provincia, Cuenca y Segovia marcarán la mínima con 9 grados bajo cero seguidas de Ávila, Teruel y Huesca con 8 bajo cero y 7 grados bajo cero en Albacete, Burgos, Granada, Lleida, Pamplona y Soria. El termómetro descenderá hasta los 6 bajo cero en Vitoria mientras que en Zamora, Salamanca, Palencia y León marcará 5 bajo cero y en provincias del interior peninsular, como Toledo y Madrid, el frío también se notará de forma acusada con mínimas que descenderán hasta los 4 bajo cero.

Este martes será jornada de frío intenso, con precipitaciones en el norte y Baleares, donde la cota de nieve se va a desplomar.

Las mínimas, probablemente durante la tarde y la noche, podrían llegar a -20º en Pirineos. Riesgo de nevadas y alerta naranja por aludes en el rnorte y este. Avisos en Baleares por nevadas, viento y oleaje. En centro y sur la cota de nieve estará entre los 1.000 y 400 metros.

La sensación térmica, debido al viento, podría provocar sensaciones térmicas de -30º en el Pirineo, y -18º en el Sistema Ibérico, con -1º en capitales como Segovia, Vitoria, Pamplona o Burgos.

La masa de aire frío entra por el noreste y se extenderá en las próximas horas afectando a gran parte de la Península. Para el miércoles, nieve en el sureste peninsular, incluso llegando en la costa. En el norte en cualquier cota también: podrá nevar en cualquier lugar.

Entre el jueves y el viernes las nevadas podría extenderse al centro peninsular.

De acuerdo con las predicciones de la Aemet, se espera un "importante descenso" de las temperaturas, que será más notable en las zonas altas de montaña y en la mitad oriental peninsular. La nieve afectará al Pirineo y este martes a las islas Baleares, donde puede acumularse cinco centímetros de espesor en cotas de 100 metros. El frío hará que la nieve caída perdure y se produzcan placas de hielo. Las heladas afectarán, prácticamente, a toda la península. Además, señala que las rachas de viento que podrían alcanzar 120 kilómetros por hora en el interior de Huesca, Lérida y Gerona, donde también se prevé viento en la costa, al igual que en el litoral balear. Se prevé un importante descenso de las temperaturas para el martes 17, que será más notable en las zonas altas de montaña y en la mitad oriental peninsular.

Puede nevar por primera vez en Ceuta desde hace 24 años y la sensación térmica puede ser de hasta -30º C en zonas de montaña. La primera ola de frío del invierno que registrará España desde hace dos años comenzará a partir de este martes 17 de enero y no terminará, al menos, hasta el jueves, unos días en los que nevará en cotas bajas, incluso en algunos puntos de la costa, y las heladas serán generalizadas, con mínimas de unos -15 grados centígrados en puntos de montaña y máximas que no superarán los 5 grados centígrados en buena parte del interior peninsular,

TIEMPO TD1 LUNES.xfer

Este lunes continuará el temporal por precipitaciones, bajas temperaturas, viento y fenómenos costeros, sobre todo en el extremo norte peninsular, con nevadas en cotas relativamente bajas y que serán copiosas en los Pirineos. Se prevén además precipitaciones persistentes en el Cantábrico, noroeste de Navarra y Pirineos. Viento fuerte o con intervalos de fuerte en el este y nordeste peninsular y Baleares.

La cota de nieve estará en el área pirenaica, Sistema Ibérico, y Baleares entre los 500/1.100 metros, mientras en el Cantábrico y Sistema Central llegará a los 900/1.200 metros. La cota bajará al final del día en todas las zonas.

Temperaturas en ascenso en la península y con pocos cambios en el resto. Heladas en ambas mesetas y zonas de montaña, que serán fuertes en los Pirineos.

La nieve y el viento se intensificarán. 23 provincias se mantendrán bajo aviso a causa del mal tiempo, que será más notable en el noroeste de la Península, donde habrá probabilidad de aludes. Aunque el descenso de las temperaturas se relajará en la Península, incluso con una leve subida, continuarán las heladas en el interior, especialmente en ambas mesetas y en zonas de montaña, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). La cota de nieve bajará a lo largo de toda la jornada, llegando a nevar a cotas realmente bajas. La cota de nieve comenzará entre los 500 y los 1.100 metros en el área pirenaica, en el Sistema Ibérico y en Baleares. En el cantábrico y en el Sistema Central, se situará entre los 900 y los 1.200 metros. En Huesca se activarán los avisos de riesgo extremo por acumulaciones de nieve de hasta 40 centímetros de espesor y de riesgo importante por rachas de viento que alcanzarán los 120 kilómetros por hora, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). En Lleida también riesgo extremo por acumulación de nieve de hasta 50 centímetros de espesor. Rachas de viento de 100 kilómetros por hora, al igual que en Girona. Además, las temperaturas mínimas se situarán en los seis grados bajo cero en Huesca, en Girona y en Lleida. Navarra acusará acumulaciones de nieve de hasta 35 centímetros de espesor y rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora, como en Zaragoza, donde las acumulaciones por nieve serán de 4 centímetros de espesor. En Burgos, León, Palencia y La Rioja estas acumulaciones serán de entre 5 y 6 centímetros. En Barcelona, Mallorca y Menorca las olas llegarán a los 5 metros y el viento a los 80 kilómetros por hora. Riesgo también por olas, aunque de carácter más leve, en Guipúzcoa y Vizcaya.