arriba Ir arriba

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para mañana, viernes, lluvias centradas en el noroeste peninsular y en Canarias, que pueden ser localmente fuertes o persistentes en Galicia y zonas próximas. De forma débil y dispersa, podrían llegar a afectar a puntos de la cordillera Ibérica, Pirineo oriental, meseta sur y Extremadura. Estará nuboso en las islas Canarias occidentales, con precipitaciones ocasionales que, al final del día, podrían ser fuertes localmente en La Palma y El Hierro. En el resto del país, intervalos de nubes medias y altas pero sin precipitaciones. La cota de nieve se sitúa entre 2000 y 2200 metros en el extremo norte peninsular, aunque a última hora del día bajará a 1600 o 1800 metros en la Cantábrica. Las temperaturas en descenso en buena parte de la mitad noroeste peninsular, más acusado en Galicia y Cantábrico. Pocos cambios en el resto. Valores superiores a los normales en la mitad sureste peninsular y Baleares. Predominará el viento de componente sur en buena parte del país, aunque en el noroeste de la Península y Cantábrico irá girando a componente norte hacia a partir de la tarde.

Lluvias en Canarias y el oeste peninsular, que este viernes irá a más. Han subido las temperaturas este viernes (21º en Bilbao), con viento sur sobre todo en el oeste peninsular, pero reduciendo su fuerza. El frente frío se aleja y entra uno cálido en el noroeste, al que seguirá otro frío, lo que provoca abundancia de nubes.

Para hoy se esperan chubascos en Canarias en las islas del Hierro y La Palma. En la Península las tormentas llegarán a Galicia, Extremadura,

Las temperaturas máximas bajan en el oeste y suben en el Mediterráneo (26º en Valencia, 27 en Murcia, 17 en Madrid, 20 en Santander).

Mañana viernes la lluvi irá a más, el frente frío barrerá el noroeste peninsular y la cota de nive bajará a los 1.600 metros. En Canarias, las lluvias irán a más por el oeste y se espera que aumenten para el sábado.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para mañana, jueves, viento fuerte en Galicia y cordillera cantábrica, con probables precipitaciones, localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia. De forma más débil y dispersa, también son probables en la cordillera cantábrica, cabecera del Ebro, meseta norte y oeste del sistema central. No se descartan tampoco algunas lluvias en Extremadura, oeste de Andalucía e incluso zona centro, aunque ya con baja probabilidad. En las Canarias más occidentales también se esperan chubascos. En el resto del país predominará el tiempo estable, con cielos poco nubosos o con nubes medias y altas. Las temperaturas máximas en ascenso en el área mediterránea y valle del Ebro, y en descenso en la meseta norte. Se alcanzarán valores superiores a los normales en buena parte del país. Las mínimas en ascenso, localmente notable en el interior norte peninsular. Heladas débiles en Pirineos. El viento de componente sur en la mayor parte del país, con intervalos de fuerte en el litoral gallego y rachas en la cordillera cantábrica, que tenderán a disminuir.

Las lluvias continuarán en Galicia, donde habrá probabilidad de precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el oeste esta comunidad, en una jornada en la que las temperaturas serán superiores a lo normal en la vertiente atlántica y cantábrica. Así, este miércoles la entrada de un frente atlántico por el noroeste peninsular dejará precipitaciones en Galicia, que pueden ser localmente fuertes o persistentes en el oeste, principalmente a partir de mediodía. La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha alertado por temporal a las costas de Galicia y por vientos en tierra en el interior de la comunidad gallega así como en la cordillera Cantábrica. Así, se espera que este miércoles, el temporal sea "especialmente" intenso en el litoral de La Coruña, donde se esperan olas de cinco a seis metros de altura por lo que Protección Civil aconseja alejarse de la playa, espigones y de otros lugares bajos que puedan verse afectados por las mareas y el oleaje. Además, ha alertado también por vientos en tierra, que podrían alcanzar rachas de hasta 100 kilómetros por hora en el interior de Galicia y en la cordillera Cantábrica. La nubosidad se extenderá durante el día por el noroeste peninsular y el Cantábrico, esperándose lluvias que afectarán al extremo noroeste de Asturias y de Castilla y León. Asturias y Cantabria estarán en situación de riesgo importante por los fuertes vientos, mientras que en Burgos, León y Palencia el riesgo será amarillo. La isla de La Palma estará también en riesgo por las lluvias y Guadalajara por bajas temperaturas.

Probabilidad de precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia, y rachas de viento muy fuertes en Galicia y Cordillera Cantábrica. Se espera la entrada de un frente atlántico por el noroeste peninsular con precipitaciones en Galicia, que pueden ser localmente fuertes o persistentes en el oeste, principalmente a partir de mediodía. La nubosidad se extenderá durante el día por el noroeste peninsular y el Cantábrico, esperándose lluvias que afectarán al extremo noroeste de Asturias y de Castilla y León. Habrá probabilidad de chubascos ocasionales en las Islas Canarias occidentales, que podrán ser puntualmente fuertes en La Palma. En el resto del país predominará el tiempo estable, con cielos poco nubosos o con intervalos de nubes medias y altas, y probabilidad de calimas en las Canarias orientales. Las temperaturas máximas estarán en descenso, excepto en la meseta norte, litoral cantábrico y depresiones del noreste donde habrá un ascenso. Se esperan valores superiores a los normales en las vertientes atlántica y cantábrica. Las mínimas estarán en ascenso en el noroeste, y se esperan heladas débiles en la Meseta Norte, Sistema Ibérico y Pirineos. El viento será del sur y suroeste en el tercio norte peninsular y Baleares, fuerte con rachas muy fuertes en zonas de la Cordillera Cantábrica y de Galicia, especialmente en el oeste, y de componentes este y sur en Canarias.

Vendrá con rachas muy fuertes de viento de hasta 110 km/h y olas de hasta seis metros de altura. El temporal marítimo será especialmente intenso en el litoral de A Coruña, donde podrían producirse olas de cinco a seis metros. Los vientos en tierra podrían ser muy fuertes en toda Galicia y en otros puntos del norte peninsular. Las rachas más intensas, de en torno a 100 km/h, podrían registrarse en puntos de A Coruña y de Lugo, así como en zonas de la Cordillera Cantábrica. Lo más significativo serán las rachas muy fuertes de viento en Galicia y la Cordillera Cantábrica, y la probabilidad de precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el oeste de la comunidad gallega. La nubosidad se extenderá durante el día por el noroeste peninsular y el Cantábrico, y se esperan lluvias que afectarán al extremo noroeste de Asturias y de Castilla y León. Meteorología ha activado aviso en nueve provincias del noroeste peninsular. Lo peor se espera en A Coruña, con el aviso naranja (riesgo importante) por rachas de viento de 100 km/h en el oeste y el suroeste, y por mar combinada con olas de cinco a seis metros en el noroeste.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este martes que continúe la situación estable sobre la mayor parte del país, con predominio de cielos poco nubosos o despejados. A última hora, la aproximación de un frente por el oeste de Galicia puede producir algún intervalo nuboso, con una ligera posibilidad de lluvias débiles a última hora en su litoral atlántico.

En Canarias habrá nubosidad media y alta, que será más abundante en islas occidentales, con probabilidad de algún chubasco a partir de la tarde, y posible calima.

Temperaturas sin grandes cambios, con un ascenso de las máximas en el noreste peninsular, y un descenso en las islas canarias orientales; valores superiores a los normales en el interior peninsular y en zonas de Canarias.

Heladas débiles en la meseta Norte, Sistema Ibérico y Pirineos.

Viento de componentes este y sur en Canarias. Algún intervalo de levante fuerte en el Estrecho, e intervalos de suroeste fuerte al final del día en la Galicia atlántica.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que continúe la situación estable sobre la mayor parte del país, con predominio de cielos poco nubosos o despejados. A última hora, la aproximación de un frente por el oeste de Galicia puede producir algún intervalo nuboso, con una ligera posibilidad de lluvias débiles a última hora en su litoral atlántico. En Canarias habrá nubosidad media y alta, que será más abundante en islas occidentales, con probabilidad de algún chubasco a partir de la tarde, y posible calima. Temperaturas sin grandes cambios, con un ascenso de las máximas en el noreste peninsular, y un descenso en las islas canarias orientales; valores superiores a los normales en el interior peninsular y en zonas de Canarias. Heladas débiles en la meseta Norte, Sistema Ibérico y Pirineos. Viento de componentes este y sur en Canarias. Algún intervalo de levante fuerte en el Estrecho, e intervalos de suroeste fuerte al final del día en la Galicia atlántica.

Un frente atlántico se aproxima por el oeste a la Península Ibérica y se extenderá el miércoles y jueves al oeste de la Península y a Pirineos. Los cielos estarán poco nubosos o despejados en la mayor parte del país y que el frente llegará a últimas horas de la mañana a Galicia, donde irá aumentando la nubosidad, sobre todo en el litoral y dejará alguna lluvia débil. Al mismo tiempo, en Canarias espera que haya calimas y algunos chubascos durante la tarde en las islas occidentales del archipiélago. En cuanto a las temperaturas, no variarán demasiado y que las heladas nocturnas afectarán a la meseta, a Pirineos, al sistema Ibérico. Las temperaturas diurnas estarán por encima de lo normal para esta época del año en casi toda España, con valores de 5 a 10 grados centígrados por encima. Incluso, señala que en Pirineos, cordillera cantábrica y puntos del Sistema Central esta anomalía positiva es de 10 grados centígrados o más. Mientras, las mínimas están siendo normales para la época e incluso 3 grados centígrados más frías en la meseta norte.

Lunes marcado por las altas presiones, con tiempo estable y despejado. Durante la madrugada ha habido localidades con 6-10 grados bajo cero en las provincias de Cuenca, Soria, Segovia y Teruel. A estas horas hay nieblas densas y nubes en interior de la cordillera cantábrica, en Valencia, Ceuta, e intervalos de nubes en las islas orientales de Canarias.

A lo largo de la jornada se esperan intervalos de nubes en Baleares y el Estrecho; en Canarias el viento Este arrastra calima que empezará a llegar desde el Sáhara

Las temperaturas máximas suben en el norte y en Canarias. Se esperan 20º en Bilbao, Oviedo y Ourense y Ciudad Real; 18º en Madrid y Barcelona, 25º en Sevilla y 26º en las Palmas.

El martes continuará despejado, salvo quizá en el norte de Canarias, y el miércoles lloverá en Galicia.

La situación anticiclónica continuará en toda España, con predominio del tiempo estable y cielo poco nuboso o despejado y temperaturas que serán superiores a las normales en las vertientes atlántica y cantábrica, informa hoy la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La Aemet prevé tan solo algunos intervalos de nubes bajas en el área del Estrecho y Baleares. En Canarias se producirán intervalos nubosos, con baja probabilidad de precipitaciones en las islas más occidentales. En puntos del litoral sureste y de Baleares habrá posibilidad de brumas matinales; no se descartan calimas en islas orientales de Canarias. Las temperaturas máximas irán en ascenso, que localmente será notable en el Cantábrico, alto Ebro y Pirineos, y también en Canarias, zonas de Castilla y León y del interior este peninsular. En el resto, habrá pocos cambios o irán en ascenso, siendo superiores a los valores normales en las vertientes atlántica y cantábrica. Se producirán heladas en los Pirineos y en el centro de Castilla y León. El viento soplará de componente este en Canarias, de Levante en el Estrecho con intervalos de fuerte y del norte al principio en Ampurdán y Menorca. En el resto del país será flojo en general, algo más intenso en los litorales y con predominio de la componente sur en el Cantábrico.
La situación anticiclónica continuará en toda España, con predominio del tiempo estable y cielo poco nuboso o despejado y temperaturas que serán superiores a las normales en las vertientes atlántica y cantábrica, informa hoy la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La Aemet prevé tan solo algunos intervalos de nubes bajas en el área del Estrecho y Baleares. En Canarias se producirán intervalos nubosos, con baja probabilidad de precipitaciones en las islas más occidentales. En puntos del litoral sureste y de Baleares habrá posibilidad de brumas matinales; no se descartan calimas en islas orientales de Canarias. Las temperaturas máximas irán en ascenso, que localmente será notable en el Cantábrico, alto Ebro y Pirineos, y también en Canarias, zonas de Castilla y León y del interior este peninsular. En el resto, habrá pocos cambios o irán en ascenso, siendo superiores a los valores normales en las vertientes atlántica y cantábrica. Se producirán heladas en los Pirineos y en el centro de Castilla y León. El viento soplará de componente este en Canarias, de Levante en el Estrecho con intervalos de fuerte y del norte al principio en Ampurdán y Menorca. En el resto del país será flojo en general, algo más intenso en los litorales y con predominio de la componente sur en el Cantábrico.

La situación anticiclónica continúa en todo el país, con predominio del tiempo estable y cielo poco nuboso o despejado: solo se esperan intervalos nubosos en Baleares, Estrecho y, por la mañana, en la cornisa cantábrica oriental, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En el oeste de Canarias no se descarta algún chubasco o tormenta ocasional, sobre todo por la tarde.
En el interior peninsular y en puntos del área mediterránea y litoral cantábrico, se podrían producir bancos de niebla matinales, que serán más probables y abundantes en Castilla y León, y depresiones del nordeste e interior sudeste peninsular. No se esperan grandes cambios en las temperaturas.
El viento soplará de componente este en el litoral cantábrico, Estrecho y Alborán, norte en el nordeste peninsular, norte y oeste en el este de Baleares. En Canarias habrá alisios y viento variable flojo. En el resto, predominando la dirección variable y algunos intervalos de fuerte en Ampurdán y Estrecho.

La situación anticiclónica continuará sobre el país, con predominio del tiempo estable y cielo poco nuboso o despejado, y solo se esperan intervalos nubosos en Baleares, Estrecho y en la cornisa cantábrica oriental, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En el oeste de Canarias no se descarta algún chubasco o tormenta ocasional, sobre todo por la tarde. En el interior peninsular y en puntos del área mediterránea y litoral cantábrico, se producirán probables banco de niebla matinales, que serán más probables y abundantes en Castilla y León, y depresiones del nordeste e interior sudeste peninsular. No se esperan grandes cambios en las temperaturas, si acaso un ligero descenso de las nocturnas en la mitad norte peninsular. En la vertiente atlántica se alcanzarán valores superiores a los normales y habrá heladas débiles en zonas de la mitad norte, especialmente en los Pirineos. El viento soplará de componente este en el litoral cantábrico, Estrecho y Alborán, norte en el nordeste peninsular, norte y oeste en el este de Baleares. En Canarias habrá alisios y viento variable flojo. En el resto, predominando la dirección variable y algunos intervalos de fuerte en Ampurdán y Estrecho.
La situación anticiclónica continuará sobre el país, con predominio del tiempo estable y cielo poco nuboso o despejado, y solo se esperan intervalos nubosos en Baleares, Estrecho y en la cornisa cantábrica oriental, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En el oeste de Canarias no se descarta algún chubasco o tormenta ocasional, sobre todo por la tarde. En el interior peninsular y en puntos del área mediterránea y litoral cantábrico, se producirán probables banco de niebla matinales, que serán más probables y abundantes en Castilla y León, y depresiones del nordeste e interior sudeste peninsular. No se esperan grandes cambios en las temperaturas, si acaso un ligero descenso de las nocturnas en la mitad norte peninsular. En la vertiente atlántica se alcanzarán valores superiores a los normales y habrá heladas débiles en zonas de la mitad norte, especialmente en los Pirineos. El viento soplará de componente este en el litoral cantábrico, Estrecho y Alborán, norte en el nordeste peninsular, norte y oeste en el este de Baleares. En Canarias habrá alisios y viento variable flojo. En el resto, predominando la dirección variable y algunos intervalos de fuerte en Ampurdán y Estrecho.

El tiempo continuará estable y el cielo despejado en la mayor parte de la geografía. Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), tan solo se esperan algunos intervalos nubosos en el Cantábrico y en el área mediterránea. También puede haber chubascos o tormentas en las islas occidentales del archipiélago canario y bancos de niebla en valles de la mitad norte peninsular. Las temperaturas irán en descenso en la mitad norte peninsular y seguirán sin cambios en el resto. El viento soplará de levante en el Estrecho y de componente este en el litoral norte de Galicia y Canarias; del noroeste en el valle del Ebro y flojo en el resto, con predominio de la componente este.

Un centro de altas presiones situado sobre la península, que "actúa de barrera y bloquea la entrada de borrascas", garantizará este fin de semana estabilidad atmosférica en casi toda España, sin lluvias y con temperaturas diurnas más altas de lo habitual para la época del año. Así, el fin de semana viene marcado por la estabilidad generalizada y la ausencia de precipitaciones, salvo en el oeste de Canarias, donde puede registrarse algún chubasco o tormenta. Se podrían formar bancos de niebla matinales poco persistentes en el interior peninsular, área mediterránea y litoral cantábrico, los vientos serán flojos en general y las temperaturas no experimentarán cambios apreciables. Los termómetros "reflejarán valores más altos de lo normal en las horas centrales del día y más frescos por la noche, con una amplitud térmica muy marcada".

Un centro de altas presiones situado sobre la península, que "actúa de barrera y bloquea la entrada de borrascas", garantizará este fin de semana estabilidad atmosférica en casi toda España, sin lluvias y con temperaturas diurnas más altas de lo habitual para la época del año. "Las borrascas no llegan porque al encontrarse con un anticiclón de bloqueo tienen que desviarse hacia el norte, hacia las islas británicas o hacia el continente europeo por Centroeuropa", ha explicado a Efe Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El resultado es "tiempo estable y muy pocas lluvias y no parece que nada vaya a cambiar la próxima semana ni en lo que resta de mes de noviembre", ha pronosticado. Así, el fin de semana viene marcado por la estabilidad generalizada y la ausencia de precipitaciones, salvo en el oeste de Canarias, donde puede registrarse algún chubasco o tormenta. Se podrían formar bancos de niebla matinales poco persistentes en el interior peninsular, área mediterránea y litoral cantábrico, los vientos serán flojos en general y las temperaturas no experimentarán cambios apreciables.

Las temperaturas se mantendrán sin cambios en gran parte de la Península este viernes, 17 de noviembre, con valores que rondarán los 20 grados en gran parte de España y se superarán en algunas provincias del este y sur, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). En cambio, los termómetros experimentarán un descenso durante el día en el área cantábrica y zonas próximas, mientras que aumentarán en el noreste peninsular. Durante la noche, subirán en el noreste y extremo norte peninsular. Además, habrá heladas débiles en Pirineos y zonas de la meseta norte.

Durante la jornada, se producirá un aumento de la nubosidad por el día en el área cantábrica y no se descarta alguna lluvia débil y dispersa en el litoral. Además, habrá intervalos nubosos en las islas occidentales de Canarias, con baja probabilidad de algún chubasco débil y ocasional, así como intervalos nubosos en otros puntos del extremo norte peninsular y en el Estrecho. En el resto del país, habrá predominio de poco nuboso o despejado, con algunas nubes altas en la mitad norte peninsular.

Por último, el viento será del nordeste en el litoral de Galicia y Canarias; del noroeste en Pirineos, valle del Ebro y Baleares; de levante en el Estrecho; y flojo en el resto.

Las temperaturas se mantendrán sin cambios en gran parte de la Península, con valores que rondarán los 20 grados en gran parte de España y se superarán en algunas provincias del este y sur, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). En cambio, los termómetros experimentarán un descenso durante el día en el área cantábrica y zonas próximas, mientras que aumentarán en el noreste peninsular. Durante la noche, subirán en el noreste y extremo norte peninsular. Además, habrá heladas débiles en Pirineos y zonas de la meseta norte. Durante la jornada, se producirá un aumento de la nubosidad por el día en el área cantábrica y no se descarta alguna lluvia débil y dispersa en el litoral. Además, habrá intervalos nubosos en las islas occidentales de Canarias, con baja probabilidad de algún chubasco débil y ocasional, así como intervalos nubosos en otros puntos del extremo norte peninsular y en el Estrecho. En el resto del país, habrá predominio de poco nuboso o despejado, con algunas nubes altas en la mitad norte peninsular. Por último, el viento será del nordeste en el litoral de Galicia y Canarias; del noroeste en Pirineos, valle del Ebro y Baleares; de levante en el Estrecho; y flojo en el resto.

Predominio de la estabilidad, aumento de la nubosidad en el área cantábrica, sin descartar alguna lluvia débil y dispersa en el litoral. Intervalos nubosos en otros puntos del extremo norte peninsular y en el Estrecho. Predominio de poco nuboso o despejado en el resto del país, con algunas nubes altas en la mitad norte peninsular. En Canarias intervalos nubosos en las islas occidentales, con baja probabilidad de algún chubasco débil y ocasional. Las temperaturas diurnas en descenso en el área cantábrica y zonas próximas y en aumento en el noreste peninsular. Las nocturnas en ascenso en el noreste y extremo norte peninsular. Pocos cambios en el resto. Heladas débiles en Pirineos y zonas de la meseta norte. El viento del nordeste en el litoral de Galicia y Canarias, del noroeste en Pirineos, valle del Ebro y Baleares, y de levante en el Estrecho. Flojo en el resto.